Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

lunes, 20 de agosto de 2018

Poblado Amurallado del Tossal de la Cala (Benidorm) CA-400




Localización:

El Poblado Amurallado del Tossal de la Cala, del que apenas quedan restos en la actualidad, debido principalmente a la especulación urbanística de la zona, se encuentra situado en un promontorio llamado Tossal de la Cala, del que toma su nombre, que separa la Playa de Poniente de Benidorm y la Cala de Finestrat. Alberga los restos de un antiguo poblado fundado por los iberos en el siglo IV a.C, por haber sido descubiertos restos de cerámica ática de este periodo, y que será ocupado y reformado por los romanos tras la conquista de Hispania.


Localización en el mapa topográfico

 Para llegar hasta él hay que entrar en la zona urbanizada del Tossal de la Cala y encontraremos las indicaciones oportunas para llegar a los restos visibles del yacimiento, en la parte sureste de la ciudad de Benidorm.


Localización en Google Maps

Historia:

 Dentro de los distintos yacimientos que se pueden encontrar en el término municipal de Benidorm, el Tossal de la Cala se corresponde con el más antiguo asentamiento humano que se conoce en la zona,correspondiente a un poblado íbero del siglo IV a.C., que posteriormente fue ocupado por los romanos durante la conquista del territorio de la provincia de Alicante, y convertido en una ciudad amurallada, desde donde utilizarían su embarcadero para las transacciones comerciales de la época, hasta bien entrado el siglo I d.C., cuando fue abandonado.

 El origen del Castillo de Benidorm es posterior a la fecha de concesión de la Carta Puebla de Benidorm el 8 de mayo de 1.325, en la que se documenta que no existía edificación alguna en la Punta de Alfalig (actual Canfali), y que el almirante Bernardo de Sarriá mandó construir en dicho punto un castillo y a su alrededor una villa, que formaría parte del señorío de dicha familia y dependiente de la baronía de Polop de la Marina.

 Se trataría, pues, de una fortificación y villa de fundación señorial de la segunda mitad del siglo XIV, creada por razones estratégico-políticas para la defensa de los continuos ataques costeros de los piratas sarracenos, y también para el aprovechamiento comercial y pesquero de la zona.

 Durante el siglo XVI se realizaron diversas reparaciones y ampliaciones de esta fortificación, pero a partir de ese momento este recinto fortificado se va deteriorando progresivamente, al no pertenecer a la Corona ni sus propietarios estar en condiciones económicas para hacerse cargo de las obras, por lo que el castillo fue paulatinamente abandonado y arruinado.

 En la Guerra de la Independencia, el castillo fue arrasado totalmente por un bombardeo realizado por la flota inglesa al retirarse las tropas napoleónicas, quedando tan solo unos pocos restos de la muralla original del mismo.



Escudo de la ciudad de Benidorm

Estado actual:


Foto antigua del Tossal de la Cala (Benidorm)

 Se trata de un poblado geomórfico levantado en la cumbre del Tossal de la Cala y en las laderas del mismo. Su ubicación hace que gozase de una defensa natural que le ofrecía los escarpados naturales del cerro, a lo que se unía la existencia de una doble muralla, descubierta por el arqueólogo E. Llobregat en el año 1.972 .

 Al Nordeste del promontorio se han descubierto los restos de un posible santuario íbero al aire libre dedicado probablemente a Tanit. Detrás de este supuesto santuario se encuentra en la cabecera del cerro el poblado de planta rectangular que se extiende hacia la vertiente derecha del mismo.

 Las primeras excavaciones dejaron bien claro que la estratigrafía del poblado constaba de tres capas: la más inferior correspondería a la cultura de la Edad del Bronce mediterráneo y Hierro I, siglos IV-III a.C; tras él, la segunda capa pertenecería al Hierro II ibérico hasta los siglos II-I a.C, y la tercera capa muestra el renacer del poblado durante la República Romana hasta su desocupación, sobre el siglo I d.C.

 Las excavaciones efectuadas en el poblado han dado a conocer que tenía dos niveles de viviendas: uno en la parte alta del cerro y otro en la ladera, estando ambas comunicadas mediante reducidas calles escalonadas ,siendo las callejuelas simples estrechas escaleras de una anchura de unos 85 cm.,con peldaños de piedras únicas sin labrar, que descendían perpendiculares a a muralla. La altura entre calles formaba las viviendas, que tenían su entrada por la parte superior, accediendo a la planta baja por el interior de la propia vivienda.

 Poco se conoce sobre su doble muralla, pero ésta protegia al poblado por su parte más vulnerable, al Oeste del mismo. Lo que si se ha puesto de manifiesto es el espesor de la misma, de casi 1 metro, así como que muchas de sus casas estaban adosadas a la misma. Se ha establecido por los arqueólogos un cierto paralelismo constructivo del Tossal de la Cala con el Poblado Amurallado de la Serreta.

 En conclusión, el poblado amurallado del Tossal de la Calafue fundado y ocupado por los íberos en el siglo IV a.C. y reordenado y habitado en época romana durante los siglos II y I a.C., siendo desocupado a los albores del siglo I de nuestra era, debido a la consolidación de otras ciudades romanas como Dianium (Denia), Allone (Villajoyosa) o Lucentum (Alicante).

 En la siguiente galería fotográfica podéis observar el estado de las excavaciones en la actualidad.

Galería fotográfica: