Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

martes, 5 de febrero de 2019

Poblado Amurallado de Peña Negra (Crevillente) CA-402



Localización:

 El Poblado Amurallado Orientalizante de la Peña Negra se encuentra situado al Norte de la población de Crevillente en la comarca del Baix Vinalopó de la provincia de Alicante.


Localización en Google Maps

 Para llegar hasta él tenemos que llegar hasta el paraje conocido como Els Pontets, al Oeste de la población y desde aquí seguir la ruta que se acompaña en el croquis de Julio Asunción que también nos llevará hasta el Poblado Amurallado íbero del Castellar Colorat más al norte.

Localización en el mapa topográfico

Ruta hasta el yacimiento (Foto: Julio Asunción)

Historia:

 Crevillente es una de las poblaciones  que contiene restos arqueológicos de los más antiguos de la provincia, siendo Peña Negra una de las ciudades protohistóricas del primer milenio antes de Cristo del Sureste de la península ibérica, así como de la cultura íbera como lo demuestra el yacimiento del Castellar Colorat.

  El origen del castillo de Crevillente y su muralla con inequívocamente musulmanes. Los pocos documentos existentes demuestran lo expuesto, ya que en uno de ellos se dice explícitamente: “ la fábrica de dicho castillo se reconose manifiestamente que es del tiempo de los sarracenos en tant que sus primitivas paredes son de tapiá o de terra y mortero”.

 La población de Crevillente estuvo incluida en el llamado reino de Tudmir, que era una “autonomía” en los territorios del rey visigodo Teodosio en la península bajo el dominio musulmán.

 Quedó esta comarca en el área de expansión castellana según el Tratado de Almizra, razón ésta por la que las tropas del infante Don Alfonso las conquistaron en el año 1.245. Como sucedió en otras comarcas limítrofes, Jaime I tuvo que intervenir para sofocar la rebelión islámica y en el año 1.265 el monarca aragonés las tornaría a reconquistar, entregándola al reino de Castilla.

 De esta época data la reconstrucción del castillo de Altamira y sus murallas, y en año 1.304, Crevillente pasaría a ser integrada en el reino de Valencia, como otros municipios de las comarcas cercanas. Las murallas, por su parte, debieron pertenecer al recinto fortificado del antiguo castillo, como construcción anexa al mismo, y rehechos sobre antiguos restos anteriores de fortificación.

 En el año 1.319, Pedro IV marca las normas de cómo debía guardarse y fortificarse el castillo de Crevillente, sufriendo nuevas reformas que, unos años después, fueron inspeccionadas por la reina Leonor, enviando un emisario para dar fe de las mismas, así como de las fortificaciones del Campo de Elche.

 En los años siguientes sería propiedad de diversos señores, pasando a titularidad de la corona en el año 1.469. En el año 1.520, siendo parte integrante del señorío de Cárdenas, sufriría los efectos de la Guerra de las Germanías. La población obtendría el título de villa, concedido por el rey Felipe V, por su apoyo a la causa borbónica en el transcurso de la Guerra de Sucesión.



Escudo de Crevillente


Estado actual:

 Peña Negra es un yacimiento excepcional por varios motivos. Por una parte es clave para documentar la transición desde la Edad del Bronce hasta la cultura ibérica siendo además clave fundamental para explicar el origen de esta última cultura. Esa importancia hizo que los colonizadores y comerciantes fenicios se fijaran en ella y bajo su influencia se convirtiera durante la primera Edad del Hierro en una ciudad. De hecho Peña Negra se identifica con la antigua ciudad fenicia de Herna, nombrada por el poeta latino Avieno en su obra Ora Marítima y la identificó como ciudad tartésica ubicada entre las desembocaduras de los ríos Vinalopó y Segura.

 La ciudad amurallada está datada entre los siglos IX y VI a.C. y comprendía una extensión de al menos 30 hectáreas, lo que la hace la ciudad más extensa de la Edad del Bronce y del periodo orientalizante de la provincia. Las excavaciones se están llevando a cabo bajo la  dirección de Alberto Lorrio, Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alicante y de Julio Trelis Arqueólogo Municipal del Ayuntamiento de Crevillente,  desde el año 2.014.

 En la Edad del Bronce, la ciudad se constituyó como una sociedad fuertemente jerarquizada y perfectamente organizada y que era un centro económico y metalúrgico de primer orden que exportaba buena parte de su producción. La ciudad seguramente tuvo un barrio habitado por comerciantes fenicios llegados, probablemente, desde la ciudad de La Fonteta en Guardamar cercana a la desembocadura del río Segura. Se han encontrado restos de cerámica fenicia en la propia ciudad de Herna.

 Como es bien sabido, las influencias orientales de fenicios primero y griegos después conformaron la creación de la cultura íbera que en caso de Peña Negra queda patente de manera inequívoca.

 La existencia de mineral de cobre en la sierra de Crevillente fue fundamental para la creación de un gran centro metalúrgico en Peña Negra que exportaba útiles y armas de este metal ya en la Edad de Bronce como lo atestigua la existencia de una vivienda en el sector II del yacimiento situada en la vaguada o collado entre Peña Negra y el Castellar Colorat, dedicada a la extracción de cobre y fabricación de dichos útiles y armas ya que se encontró un horno de fundición asi como una escombrera en su alrededor con más de 400 trozos de moldes de fundición para a fabricación de puntas de flecha, espadas y hachas por lo que queda demostrado que en Peña Negra se fabricaba bronce a partir de la riqueza en cobre del lugar aleándolo con Plomo y Arsénico. Este fue el motivo por el que los colonizadores fenicios se fijaran en Peña Negra, y que pasaran a formar parte de las élites de la ciudad de Herna. Desde la Fonteta se proveería a la ciudad de cerámica orientalizante así como artículos exóticos y de lujo.

 De las excavaciones y la importancia de la ciudad se han hallado restos de muchas casas así como la existencia de un recinto amurallado que probablemente circundara toda la ciudad. Según Gonzalez  Prats, la ciudad fue abandonada a mediados del siglo VI a.C. y quizás fue violentamente destruida como pueden acreditarlo los niveles de cenizas causados por un gran incendio. En caso de ser así, a día de hoy es una incógnita quien o quienes fueron los atacantes.


Galería Fotográfica:


Una casa del poblado









Otra de las viviendas del poblado

Vivienda taller metalurgico de Peña Negra




Tramo de la muralla del poblado


Pileta 1

Pileta 2

2 comentarios:

  1. https://vexilologiacvalenciana.wordpress.com/2013/12/21/crevillent/

    ResponderEliminar