Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 19 de marzo de 2015

Poblado Amurallado de El Xarpolar (Vall de Gallinera, Alicante) CA-392



Localización:

 El Poblado Amurallado de El Xarpolar  se encuentra situado en la localidad de la Vall de Gallinera, localidad situada en el valle del mismo nombre y perteneciente a la comarca de la Marina Alta, en la meseta que forma el llamado Tossal de Xarpolar.

Localización en Google Maps

 Su ubicación exacta se encuentra en una ligera meseta defendida por dos barrancos, cerrando el valle de Gallinera por occidente, a la vez que controla el paso hacia Cocentaina ( El Comtat). Es necesario subir hasta él a pie por una senda que existe al efecto, siendo bastante penosa la subida, aunque el recorrido está señalizado como Sendero de Pequeño Recorrido Valenciano.

Ruta de llegada al poblado ( Según Julio Asunción)

Historia:

 Aparte de los primeros asentamientos humanos en diversas cuevas del entorno, pertenecientes a la Prehistoria del valle, este poblado representa la primera ocupación correspondiente al periodo íbero del mismo, como un oppidum correspondiente a la cultura ibérica plena y tardía, entre los siglos IV y  I a.C.

 La posterior romanización del  valle convirtió al poblado en un importante centro de comercio, pero la historia de la Vall de Gallinera viene dictada por la ocupación musulmana del territorio y la construcción de los  castillos de Benisili y Benirrama. Ambas fortalezas fueron construidas para este fin: el control de gentes y tropas enemigas por el Vall de Gallinera.

 Históricamente ambos castillos han participado en los mismos hechos de armas relacionados con los pueblos de este valle, especialmente con las sublevaciones musulmanas y el posterior hecho de ser los últimos reductos de los moriscos después del decreto de expulsión de 1.609.

 En 1.396 se produjo un gran terremoto en el valle, y mientras que el castillo de Benisili casi no tuvo daños considerables, no sucedió lo mismo con el de Benirrama, que prácticamente quedó casi en ruinas, por lo que tuvo que ser reconstruido en el siglo XV, quedando en su actual aspecto.

 Con el problema morisco resulto tras su expulsión, ambos castillos fueron paulatinamente siendo abandonados, pasando sus moradores al valle, con la consiguiente entrada en desuso de ambos y su posterior desmantelamiento.

Un posterior terremoto acaecido en el año 1.644 le hizo sufrir una gran devastación de la que no se llegó a recuperar, llegando sus ruinas hasta nuestros días.


Escudo de la Vall de Gallinera

 Estado actual:

 El Poblado de El Xarpolar es uno de los poblados ibéricos más importantes de la provincia de Alicante por su antigüedad y pervivencia, pues abarca prácticamente toda la duración de la cultura ibérica.

 Su descubridor fue Fernando Ponsell hacia el año 1.923 y con el permiso del propietario del terreno, D. Feliciano Luces, Ponsell acometió las primeras prospecciones y excavaciones en el poblado.

 El hallazgo de ánforas de importación fenicias y algunas fíbulas data el origen del poblado en la época orientalizante, aproximadamente en el Hierro antiguo (siglos VII-VI a.C.), lo que convierte a El Xarpolar en uno de los poblados íberos más antiguos de esta cultura en la provincia.

 También se han encontrado platos de cerámica gris y cerámicas áticas de figuras rojas y barniz negro, fechadas a finales del siglo V a.C. y comienzos del siglo IV a.C. Estas cerámicas del Xarpolar abarcan todo el recorrido de esta cultura hasta el siglo I a.C., en que aparecen cerámicas itálicas, propias de la romanización.

Cerámica íbera de El Xarpolar

 La ubicación de El Xarpolar es privilegiada, teniendo un extenso dominio visual de todo el territorio, controlando además los accesos desde el mar hacia las comarcas del interior de la Vall de Gallinera y Alcalá, lo que se tradujo en una importante via comercial en los siglos de apogeo de la cultura ibérica y como vía de penetración de las influencias orientalizantes (fenicios y griegos).

 El poblado tiene una superficie de unos 13.000 metros cuadrados, en forma arriñonada, midiendo sus lados 170 x 120 m. aproximadamente. Estas dimensiones lo convierten en uno de los poblados más importantes de todos los asentamientos ibéricos de la provincia de Alicante. Se trató, pues, de un oppidum, ciudad fortificada en altura fuertemente defendida.

 Por un lado, las defensas naturales al Norte y Noreste, con precipicios de decenas de metros de altura lo hacen inexpugnable. En el resto del perímetro, donde el acceso es más fácil, se construyeron potentes murallas que son lo más sobresaliente del poblado, destacando la muralla Este, cuyo derrumbe tiene más de una decena de metros de anchura. En el interior del poblado aparecen también restos de muros y algunas de las viviendas exhumadas tras las excavaciones.

 Entre los hallazgos más sobresalientes del poblado destaca una falcata, la famosa espada íbera; instrumentos agrícolas y destacable una llave y la hoja de unas tijeras, seguramente para el esquileo del ganado ovino, ya que la ganadería, junto a la agricultura, serían las bases económicas del poblado.

Falcata íbera

 Es un yacimiento de gran importancia en el estudio de los momentos finales de la cultura ibérica y los inicios de la dominación romana, pues pervive durante ésta última por actitudes permisivas a fin de controlar el espacio y facilityar el comercio. El oppidum de El Xarpolar mantuvo siempre una relativa autonomía, pero actuando como aliada de Roma, por lo que se revitalizó en época tardoibérica en el siglo II a.C.

 El final de la ocupación de El Xarpolar lo marcó la inexistencia de carámica sigillata, lo que indica que el poblado fue abandonado hacia la mitad del siglo I a.C.

 Los restos hallados se encuentran expuestos en el Museo de Prehistoria de Valencia y en Museo Camilo Vicedo de Alcoy.

 Galería fotográfica:












No hay comentarios:

Publicar un comentario