Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 13 de agosto de 2014

Torre Árabe de Ebo ( Vall de Ebo, Alicante) CA-339



Localización:

 La Torre Árabe de Ebo está localizada en la población homónima, localidad de la Vall de Ebo,comarca alicantina de la Marina Alta y núcleo poblacional importante del citado valle.

Localización en Google Maps

 Se sitúa en la actual Plaza de la Esglesia, ocupando lo que en la actualidad es la torre-campanario de la misma. No hay más que dirigirse a la misma para acceder a la antigua torre árabe.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 El origen de Vall de Ebo se supone claramente musulmán, aunque algunas prospecciones arqueológicas la sitúan con poblamientos humanos de la época del Paleolítico superior ( 18.000-15.000a.C.), como lo demuestran los restos arqueológicos de la Cova de Reinós.

 Su historia discurre paralela con la de los vecinos territorios, es decir, los marcados por las relaciones con las comunidades musulmanas y, en especial, con el correspondiente a la Vall de Alcalá, donde residió el caudillo árabe Al-Azraq, sobre todo desde el siglo XIII.

  Aquí es donde realmente comienza la historia de Ebo, es decir, cuando se fundaron los primeros núcleos agrícolas ( aljamas árabes) tras la conquista de este territorio. Aún hoy, si paseamos por cualquier sendero o camino del valle, encontraremos las ruinas de muchas masías moras.

 Fue en el año 1.234 cuando el rey Jaime I conquista las tierras al caudillo árabe, pasando a depender a partir de este momento de la Corona de Aragón.

 La ocupación fue inicialmente pacífica, pero los abusos de los conquistadores provocaron el alzamiento de los moriscos, y la derrota de los amotinados acaba con la conquista definitiva del territorio, que pasó a manos del Duque de Gandía.

 En el año 1.609 se produce el decreto de expulsión de sus habitantes, los cuales se reagruparon para luchar por las tierras que desde 500 años atrás habían trabajado. Una de las últimas batallas tuvo lugar en este término municipal.

 Tras la expulsión, la consecuencia inmediata fue el despoblamiento del valle y años más tarde sus nuevos pobladores fueron traídos, principalmente, de Mallorca. Ello se puede comprobar nada más que viendo los apellidos de sus descendientes habitantes de la Vall de Ebo: Mengual, Frau, Llodrá, Muntaner, etc. Algunos otros, provenientes de Cataluña, también se puede comprobar, pues algunos otros apellidos son claramente catalanes: Moll, Mas, etc.

 En el año 1.744, la Vall de Ebo tenís tres nucleos poblacionales: Villars, Benisual y Serra, y a partir del año 1.814 ya solo se habla de un solo pueblo: Ebo, el cual da nombre al valle donde se encuentra.

 Con la recuperación de la plaza, tras la expulsión de los moriscos, la torre fue acondicionada para servir de campanario a la nueva iglesia cristiana construida a finales del siglo XVI o comienzos del XVII.


Escudo de la Vall de Ebo

Estado actual:

 La torre se encuentra en la actualidad en perfecto estado tras su nueva reconstrucción sobre el basamento primitivo de la torre árabe, en la que la mampostería utilizada en la misma no deja lugar a dudas.

 La torre reconstruida presenta cuatro alturas, en una marcada disminución en cada una de las superiores respecto a la base. Se separan por molduras clasicistas, que pudieron ser los últimos elementos añadidos a la misma, así como el remate del campanario, en forma artística de arcos que convergen en la cúspide de la torre. En sus esquinas de rematan con pináculos circulares en piedra. Destaca asimismo algún vano con arco de medio punto.

  Su fábrica es de mampostería irregular, con las esquinas reforzadas por potentes sillares para darle mayor consistencia, y es un ejemplo más de las construcciones medievales de la época a partir de los elementos árabes sustituidos.

 Nada se sabe acerca de la apariencia original de la misma, aunque se supone que sería de planta cuadrada y probablemente rematada por almenado. Alguno de sus vanos recuerdan la procedencia de su fábrica.

 Por tanto, se trata de una fortificación inicialmente pensada para la defensa de Ebo por los musulmanes durante la ocupación del valle, y su posterior reconversión a monumento cristiano.

Galería fotográfica:










No hay comentarios:

Publicar un comentario