Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

sábado, 30 de agosto de 2014

Torre Árabe de Callosa de Segura (Alicante) CA-344


Localización:

 La Torre Árabe de Callosa del Segura se encuentra situada en la población homónima, perteneciente a la comarca alicantina del Baix Segura.

Localización en Google Maps

 Su situación no es más que la torre-campanario de la iglesia parroquial de San Martín de la localidad, por lo que nos dirigiremos a ella para conocer los antiguos restos de esta torre musulmana, probablemente de época califal del siglo X.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Callosa se consigna como Qalyosa en el siglo X y proviene de los términos árabes “ al-qal´a” (el castillo) y “lawsa” (roca),dados por el geógrafo andalusí Al-Udri.

 Los primeros asentamientos se encuentran en el yacimiento de las laderas del castillo, de Edad del Bronce y cultura argárica (1.800-1.200 a.C.).

 Los orígenes del castillo y de la torre, así como de la población, son inciertos en cuanto a su fundación se refiere, por la falta de documentación escrita, aunque se tiene la certeza que ambos se fundarían al mismo tiempo: la población como alquería árabe y el castillo como vigía y guardián de posibles ataques cristianos.

 Se cree, por los descubrimientos arqueológicos hallados en la población y en el propio castillo de trozos de cerámica califal, que la construcción se llevaría a cabo hacia mediados del siglo X. También  refuerza esta creencia la calidad  de los materiales usados en la fábrica del castillo.

  El visir Al-Saij al-Aslami de Qalyusa, perteneciente a la Cora de Tudmir, se sublevó contra el califa Abderramán III en el año 924. Callosa fue un “hisn” o ciudadela fortificada, con mezquita incluida, donde se refugiaban sus habitantes y los de alquerías cercanas.

 En el año 1.265, con la revuelta mudéjar del Reino de Taifa de Murcia, Callosa fue conquistada por el rey Jaime I el 11 de Noviembre de ese año, festividad de San Martín de Tours, a quien fue consagrada su antigua mezquita, actual iglesia parroquial de Callosa.

 Tras la ocupación cristiana de esta zona, en la que se incluye, además de ésta plaza, las de Cox y Guardamar, el castillo de Callosa y la alquería  pasaron a manos de la Orden de Santiago, siendo de su propiedad hasta finales del siglo XVI, en que se independizaría del municipio de Orihuela, al que estaba adscrito, por un privilegio otorgado por el rey Felipe II.

 Sería Felipe IV quien le concedería el título de villa en el año 1.638, con derecho a voto en las cortes valencianas, y finalmente, el rey Alfonso XIII le otorgaría el título de ciudad en 1.925.

 Se desconoce si tuvo relevancia durante el tiempo que medió entre su liberación de los musulmanes y los finales del siglo XVI, desde donde empieza ya  a haber reseñas históricas de la población, pero no así del castillo, que se supone fue abandonado a su suerte después de su reconquista a los árabes por Jaime I el Conquistador hacia el año 1.266. La Orden de Santiago a la que fue encomendada su custodia hizo muy poco uso de él por su dificultoso emplazamiento.

Escudo de la ciudad de Callosa de Segura

 Estado actual:

 Tras la construcción de la fortaleza que domina la población de Callosa del Segura, con toda seguridad fue construida una pequeña mezquita en la aljama para la oración y culto de los musulmanes residentes de la localidad, así como los de algunos rahals cercanos a la misma.

 El estudio de los basamentos de la torre-campanario de la actual iglesia parroquial han demostrado que se trataba de una construcción de época califal del siglo X, coetánea al propio castillo, en fábrica de mampostería irregular y del que apenas quedan restos.

 Es de planta cuadrada y carece de ataludamiento alguno, por lo que se supone que se trataría de una torre adosada a la nave principal de la antigua mezquita musulmana y que haría las veces de alminar, desde donde se llamaba a la oración a los fieles y de no demasiada altura.

 Esta estructura, tras la toma de la localidad por las tropas cristianas, fue aprovechada para levantar, como en tantos y tantos casos de la geografía alicantina, los cimientos del campanario de la iglesia cristiana.

 Se desconoce la altura real primitiva, pero la torre levantada a sus expensas tenía tres alturas, con un total de 37 m., que se separaban por una moldura en forma de cornisa.

 Tras el paso de los siglos, a finales del XVII le fue añadido un cuarto piso de fábrica clasicista, conformando lo que es la actual torre. Las obras de comienzo de la actual torre se realizaron en el año 1.696, y se remató con un cuarto cuerpo, con almohadillado externo con cuatro cariátides, que albergan las campanas, que fueron repuestas en 1.947 con motivo de la celebración del Congreso Eucarístico.

Galería fotográfica:
















No hay comentarios:

Publicar un comentario