Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

domingo, 14 de diciembre de 2014

Fortaleza Fenicia del Cabezo de Estany (Guardamar del Segura) CA-373


Localización:

 La Fortaleza Fenicia del Cabezo Pequeño de Estany se encuentra en el término municipal de la localidad alicantina de Guardamar del Segura, comarca del  Baix Segura.


Localización en Google Maps

El Cabezo de Estany respecto a otros yacimientos cercanos

 Está localizada al Este de la población, a unos 2 kilómetros, en la Partida de la Rinconada, sobre el margen derecho del río Segura, en un lugar llamado “Canyada dels Estanys”, cercano a la Urbanización El Edén, en lo que era una cantera de áridos ilegal abandonada a raíz de la excavación.

Historia:

 Aparte de los primeros asentamientos púnicos e ibero-romanos de Guardamar del Segura, la construcción de la medina árabe, preludio del desarrollo de la villa fortificada y castillo, el origen de esta fortaleza es puramente islámica, fabricada con mampostería, tapial y sillarejo árabes, de los que aun en la actualidad pueden verse algunos restos. Las excavaciones demuestran el origen almohade de la fortificación.

 Fue conquistada la fortaleza árabe en 1.264 por las tropas de Jaime I el Conquistador, siendo el origen de la ciudad amurallada de finales del siglo XIII, cuando en 1.271 Alfonso X el Sabio funda la ciudad como villa real de nueva planta. Jaime I llevó hasta ella repobladores catalanes para tal fin. En 1.287, Jaime II comunica al Rais de Crevillente, a quien pertenecía el castillo, la intención de establecer una población de musulmanes en Guardamar, con privilegio especial de un mercado semanal.

 La etapa de dominio castellano fue corta, ya que en el año 1.296 Jaime II anexiona Guardamar y su castillo a la corona de Aragón. Durante el siglo XIV, la villa de Guardamar se convierte en el puerto y plaza fuerte litoral de Orihuela. En 1.331 es saqueada e incendiada por Raduán y, en 1.359, durante la Guerra de los Dos Pedros, la villa emplazada en el interior de las murallas es asaltada, incendiada y saqueada por las tropas de Pedro el Cruel.

Finalmente, en 1.368, durante la guerra entre castellanos y aragoneses, fue reducida a la categoría de aldea bajo la jurisdicción de Orihuela, bajo el dominio del reino de Valencia, siendo llave y frontera con el reino de Murcia. Obtendría su independencia de Orihuela  a partir de principios del siglo XVII.

 Fue destruida la ciudadela y sus dependencias por el famoso terremoto de marzo de 1.829, que asoló esta región, destruyendo la mayoría de fortificaciones de la zona. Sus habitantes se instalaron a los pies de su emplazamiento actual y sus restos utilizados como cantera.

 De la primera época de asentamientos humanos corresponde este yacimiento, anterior al asentamiento íbero de la zona, especialmente el Poblado del Cabezo Lucero y su Necrópolis. 

Con la llegada a la costa alicantina del pueblo fenicio , éste instaló en La Fonteta un entramado urbanístico sensacional de su época colonial en la península, construyendo un formidable poblado fortificado y su puerto comercial, de los más importantes del mediterráneo español, junto con la Fortaleza Fenicia del Cabezo Pequeño del Estany, que nos ocupa en este post, construida con anterioridad, probablemente en el siglo VIII antes de Cristo, y ocupada hasta el siglo VI a.C., cuando fue abandonada y sus habitantes se trasladaron al Poblado Fortificado de La Fonteta.


Escudo de la población de Guardamar del Segura

Estado actual:

 Los trabajos de excavaciones arqueológicas efectuadas en esta fortaleza han documentado una fortificación de tipo militar construida en los albores de la llegada de los fenicios a las costas de Guardamar del Segura.

 El yacimiento, descubierto de forma casual en una cantera de áridos ilegal que destruyó parte de la misma, fue excavada de urgencia por Antonio García Menarguez, director del Museo Arqueológico de Guardamar a finales de los años 80.

 Las recientes labores de consolidación acometidas por el Ayuntamiento de Guardamar, coordinadas por el propio Antonio García, con el apoyo de la Universidad de Alicante, permiten hoy contemplar la parte conservada de la impresionante muralla, que presenta alzados superiores a los 2 metros de altura en buena parte de su extensión.

 Esta muralla, erigida durante la primera mitad del siglo VIII a.C., presenta una estructura de compartimientos de tipo oriental, perfectamente modulada siguiendo patrones fenicios.

 En las imágenes aéreas se observa con claridad la organización y el tamaño del enclave, propio de las primeras instalaciones coloniales fenicias, así como la tipología de su sistema defensivo, que tienen su paralelismo más cercano en el Próximo Oriente, en yacimientos como Hazor o Qeiyafa, en Israel.

 A tenor de los materiales localizados, su abandono “pacífico” se produjo posiblemente hacia el año 700 a.C. y, a la espera de profundizar en las investigaciones, pudo ser consecuencia de uno o varios factores: el crecimiento demográfico, la colmatación parcial del estuario navegable del río Segura a su paso por la fortaleza o la sucesión de diversos episodios sísmicos.

 Los datos apuntan a que la población de la fortaleza del Cabezo Pequeño de Estany se trasladó en esa fecha a un enclave de mayor tamaño, y fuera posiblemente al Poblado Fenicio de La Fonteta, cercano al Ribat califal.

 Este enclave, junto al de La Fonteta, hacen de Guardamar del Segura uno de los principales focos internacionales de atención para los estudiosos en el conocimiento de la colonización fenicia de nuestra provincia, e hizo posible la reunión científica de alto nivel en el VIII Congreso Internacional del Centro de Estudios Fenicios y Púnicos.

Galería fotográfica:















No hay comentarios:

Publicar un comentario