Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Poblado Amurallado Íbero de El Oral (San Fulgencio, Alicante) CA-374


Localización:

 El Poblado Amurallado Ibero de El Oral se encuentra en el término municipal de la localidad alicantina de San Fulgencio, en la comarca del  Baix Segura.



Localización en Google Maps

 Para llegar hasta él, nos dirigiremos hacia la localidad de San Fulgencio por la carretera local que une esta población con Guardamar del Segura, ya que se encuentra a unos 2 km. de Guardamar, en la margen izquierda del Rio Segura, en lo que antes era una pequeña albufera o laguna. Ubicado en un pequeño cerro al sur de la Sierra del Molar y a 40 m. de altitud. A un escaso kilómetro de él se encuentra el Poblado Ibero de La Escuera.

Localización del Yacimiento respecto de otros de la zona de Guardamar-San Fulgencio

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 El término municipal de San Fulgencio tiene sus antecedentes históricos en los asentamientos del pueblo íbero en su demarcación, primero en el poblado de El Oral que nos ocupa y, posteriormente, en el Poblado de La Escuera, que son los dos yacimientos de su término municipal.

Como localidad alicantina, la Historia comienza en el siglo XVIII cuando D. Antonio de Belluga y Moncada, obispo de Cartagena (Murcia) puso en marcha un proyecto para desecar una serie de terrenos pantanosos e insalubres próximos a la desembocadura del río Segura, para transformarlos en suelo fértil y apto para el aprovechamiento agrícola.

 A este prelado se le debe el nombre de San Fulgencio de la localidad así creada cuando los primeros pobladores, provenientes de la cuenca del río Segura (Murcia y su huerta), se establecieron en ella. Dispuso de categoría de Villa Real, concedida por el rey Felipe V desde el año 1.729, llegando a contar con unos 1.200 habitantes en el año 1.857.

 Anecdóticamente diremos que San Fulgencio fue llamado durante la Guerra Civil espeñola (1.936-1.939) como Ucrania del Segura.

 El poblado de El Oral ocupa poco más de una hectárea y fue fundada a finales del siglo VI a. C. y habitado hasta las últimas décadas del siglo IV a.C cuando sus habitantes de trasladaron al cercano Poblado de La Escuera.


Escudo de la población de San Fulgencio

 Estado actual:

 El Poblado Íbero de El Oral presenta una muralla, cuyo trazado contornea el borde del espolón donde se ubica. Aparece reforzado en su lienzo septentrional por dos torreones macizos de planta rectangular, estando la puerta del recinto defensivo abierta hacia el Oeste y protegida por el torreón occidental.

Planta del Poblado Íbero de El Oral

 El núcleo interior de la fortificación estaba organizado por medio de una trama viaria de calles más o menos perpendiculares, que delimitan una serie de manzanas, lo que indica una planificación consciente y previa antes de la construcción de los edificios que conforman el poblado.

 El conjunto de casas excavadas asciende a un total de 21, y permite afirmar la existencia de un modelo básico de construcción, constituido por dos habitaciones: una, la más grande, con hogar donde se desarrollaría la vida cotidiana de sus habitantes, y otra, más pequeña, al fondo de la vivienda que se utilizaría como almacén y área de reposo.

 Todas ellas, sin excepción, están provistas de un equipamiento doméstico ( hogares, bancos de trabajo, vasares, etc.) de enorme interés por su variedad y estado de conservación, apareciendo en todas ellas gran cantidad de ánforas, pithoi y lebetes, así como ollas, platos y fuentes.

 El poblado viviría fundamentalmente del comercio mediterráneo, como lo demuestra la existencia de ánforas púnicas, griegas y etruscas, contenedores de salazones de pescado y vino. Destaca la gran cantidad de vajilla fina ática de barniz negro hallada en el poblado.

 Sus habitantes es probable que se trasladaran al Poblado de La Escuera tras una gran inundación sufrida por el poblado por las crecidas de las marismas con los aportes del río Segura a principios del siglo IV a.C.

 Este yacimiento es, con toda seguridad, el mayor estudiado de toda la Contestanía, gracias a la meticulosa excavación efectuada por Lorenzo Abad y Feliciana Sellés, con una detallada publicación de sus resultados. De todos sus hallazgos destaca un gran “olpe” de bronce de origen etrusco.

 Galería fotográfica:


Vista aérea del yacimiento de El Oral






















El hallazgo del olpe de bronce griego

No hay comentarios:

Publicar un comentario