Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

viernes, 26 de diciembre de 2014

Torre Árabe de Turballos (Muro de Alcoy) CA-377


Localización:

 La antigua Torre Árabe de Turballos se encuentra situada en las cercanías de la localidad de Muro de Alcoy, perteneciente a la comarca alicantina de El Comtat. Turballos es una pedanía de la citada localidad.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella no hay pérdida alguna, ya que se trata del actual campanario de la Iglesia de San Francisco de Paula, sita en esta pequeña pedanía, a la que se puede acceder desde Muro, estando muy cerca de la llamada Senda de la Vía Verde Alcoy-Agost. Se da la circunstancia de que el lugar es conocido como “ El ravalet “ , lo que ya indica su ascendencia musulmana.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Gran parte de la historia de la comarca se ha desarrollado alrededor del estratégicamente importante Castillo de Cocentaina, capital de la mencionada comarca.

 El condado allí creado acabaría por configurar todo el devenir de las fortificaciones adscritas al mismo, localizadas en las poblaciones moriscas de Agres, Alcolecha, Almudaina, Balones, Les Penelles, Lorcha, Millena, Planes, y por supuesto, la población de Muro de Alcoy.

 Fue éste un territorio que en los primeros tiempos de la conquista musulmana se creó una importante población diseminada por dichos lugares y, que con la reconquista y la posterior formación del condado de Cocentaina, llegó a tener una importancia muy grande tras la misma.

 La coexistencia en el territorio entre poblaciones musulmanas (moriscos) y los repobladores cristianos acabarían por ser escenario de cruentos conflictos entre ambas comunidades, materializados principalmente en las sublevaciones acaudilladas por Al-Azraq en el siglo XIII, y en las revueltas de principios del siglo XVII producidas tras el decreto de expulsión de los moriscos.

 La actual torre-campanario de la Iglesia de Turballos pertenece a una antigua fortificación construida como torre de vigía dependiente de la medina musulmana de Muro de Alcoy.

El Padre Vicente, en una de sus charlas ecuménicas

 Actualmente la iglesia es  utilizada por un grupo autodenominado “Comunidad ecuménica y no-violenta”, creado hace unos 40 años por el Padre Vicente, discípulo cristiano de Ghandi, que ha constituido un grupo de unas 11 personas que viven de su trabajo y del cultivo de la tierra, siendo casi autosuficientes.

Escudo de la población de Muro de Alcoy

 Estado actual:

  Reconquistado el territorio para Aragón por el rey Jaime I, en algunas alquerías en las que existieron algunas torres musulmanas para la defensa o vigía, se pasó a reconvertirlas en templos cristianos.

 Turballos no se escapó de esta normativa real, y sobre la torre sarracena se construyó el templo cristiano, aprovechando los materiales subyacentes de la antigua torre árabe.

 Fue convertida en una torre de arquitectura románica, siguiendo los cánones de la época, utilizando una sillería de buen porte para su construcción en las esquinas, estando el resto de ella en fábrica de mampostería. Tiene dos alturas y remate en forma de tejado a cuatro aguas.

 La primera planta se aloja en un pequeño plinto de medio metro de altura, que hace de base para la torre. La segunda planta queda destinada a alojar el companario, y tiene cuatro vanos a las cuatro caras de torre acabados en arco de medio punto. Ambas plantas están separadas por una austera  moldura de sillares cuadrangulares de unos 40 cm. de grosor.

 El acceso al campanario se hace por una tosca escalera de madera, dada la poca altura de la primera planta. La iglesia tiene la austeridad típica de un monumento románico, hasta tal extremo que no tiene luz eléctrica y sólo se sirve de la luz solar que penetra en ella por las escasas ventanas que posee.

Galería fotográfica:















No hay comentarios:

Publicar un comentario