Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Poblado Amurallado de Mariola (Alfafara, Alicante) CA-370


Localización:

 El Poblado Amurallado Ibero del Cabeço de Mariola se encuentra situado en el municipio alicantino de Alfafara, en la comarca de El Comtat y cerca de la población de Agres.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta él se puede hacer de dos maneras:

1ª)  En la carretera Bañeres-Alfafara (CV-81), tomar el desvio de la CV-794 hacia Alcoy. A 5 km. llegaremos al Camping Mariola. Aparcamos y nos dirigimos al Mas del Collet, donde parte un camino a la derecha, que se convierte en senda, y nos lleva hasta el Poblado Ibero.

2ª) Utilizar el sendero PRV que desde Alfafara nos lleva a la Cueva Bolumini, y antes de llegar a la misma encontramos el Poblado Ibero. El mapa siguiente nos indica este recorrido senderista.

Ruta senderista al poblado de Mariola

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 El origen de Alfafara es sin duda antiquísimo, pues ya en su término municipal se han encontrado yacimientos del Calcolítico en la Cova Bolumini; asimismo, existen restos de la Edad del Bronce en el poblado de Monserraes, así como existencia de cultura íbera en el Cabeço de la Cova (o Cabeço de Mariola, lugar que nos ocupa en el presente post) y en el Cabeço de Mérida, en el Racó del Cirer. También se ha constatado presencia romana en el paraje de Els Recorrals, donde se han hallado cerámicas de época bajoimperial.

 El nombre de Alfafara proviene del vocablo árabe Al-Fawara ( “la fuente que brota con violencia”), tal vez porque en épocas lluviosas existe un gran salto de agua que cae en la cercana Peña del Xorro.

 Con la construcción de la aljama árabe, se procedió al levantamiento de una torre exenta, con carácter de vigía y defensa, o tal vez formando parte del alminar de una antigua mezquita, lo cual no está plenamente confirmado, toda vez que Alfafara no tiene en sus cercanías castillo o fortaleza alguna, siendo la más cercana la fortaleza de Agres, de la cual se supone dependería.

 Tras la reconquista de Biar en el año 1.245 por el rey Jaime I el Conquistador, sería incorporada la alquería de Alfawara a los territorios cristianos. Este lugar musulmán, se concede en señorío en el año 1.250 a Ximén Pérez d´Oriz. A este respecto, Sanchis y Sivera dicen: “ …en tiempos de árabes , Alfafara estaba reducido a una torre y unas pocas casas que se dieron a Gimén Perez de Oriz”. Posteriormente, en el año 1.292, fue vendida a Don Pedro de Artés.

 En el año 1.370, el rey Pedro IV el Ceremonioso lo incorporó a la villa de Bocairent (Valencia), de la cual se separa en el año 1.632, reinando Felipe IV, mediante la concesión del título de Universidad de Alfafara. De esta época datan las famosas “Coves de les Finestres”, conjunto de habitaciones talladas en la roca de un cortado cercano a la población y de finalidad incierta.

 La antigua torre árabe fue transformada en el año 1.437 en templo cristiano bajo los auspicios del arzobispo Fray Tomás de Villanueva, y ratificada por la bula papal de Pio V en el año 1.566.

 Hasta el año 1.707 la población quedaría incorporada a la Gobernación de Xátiva y más tarde, a partir del año 1.833, a la Gobernación de Montesa. A partir de entonces pasó a pertenecer a la provincia de Alicante, quedando adscrita al partido judicial de Alcoy.


Escudo de la población de Alfafara

 Estado actual:

 Las excavaciones que se están llevando a cabo en el yacimiento han revelado que el importante poblado íbero amurallado de este enclave alicantino fue destruido como consecuencia de un ataque romano. Los trabajos han sacado a la luz vestigios de destrozos e incendios que avalan esta conclusión.

 También han salido a la luz los restos de su muralla de unos 70 metros de longitud, así como numerosas casas adosadas a la misma, todas ellas arrasadas e incendiadas en el ataque romano citado.

 Bajo los auspicios del Museo Arqueológico de Alcoy, con la dirección de su responsable, José María Segura, y del profesor de la Universidad de Alicante, Ignacio Grau, se está trabajando para conocer los máximos aspectos posibles de este importante poblado que ocupaba unas 4,5 hectáreas de extensión, y que fue habitado durante casi cinco siglos, llegando a tener unos 700 habitantes.

 Se destaca de él la relevancia de su situación estratégica, al controlar el acceso a las actuales comarcas de El Comtat y L´Alcoiá, lo que le daba una importancia notable a nivel comercial y económico, lo que hizo que los romanos lo atacaran y arrasaran entre los siglos II y I antes de Cristo.

 Aparte de las zonas carbonizadas por el incendio de las casas, también se han encontrado algunos elementos evidentemente bélicos, como restos de flechas y proyectiles de plomo que eran lanzados con hondas. También se ha descubierto una moneda netamente íbera, así como cerámicas de la época.

 Queda constatado, asimismo, que la muralla, que se encontraba oculta por tierra al estar la zona utilizada para labores agrícolas, tenía una altura bastante considerable, y al tratarse de un muro circundante del poblado casi en su totalidad, evidencia que se trataba de una clara muralla defensiva del poblado.

 Está previsto continuar las campañas de excavaciones arqueológicas para conocer más detalles de este Poblado Amurallado Íbero de Mariola.

Galería fotográfica:












No hay comentarios:

Publicar un comentario