Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 2 de julio de 2014

Poblado Fortificado Portus Ilicitanus (Santa Pola) CA-326



Localización:

 El Poblado Fortificado de Portus Ilicitanus está situado en la localidad alicantina de Santa Pola, en la comarca del Baix Vinalopó.


Localizacion en Google Maps ( Poblado)


Localización en Google Maps ( Domus romana)

 Para llegar hasta las ruinas del mismo debemos llegar hasta Santa Pola, bien desde Elche o Alicante. Al entrar en la población hay una rotonda frente al Parque de El Palmeral, que nos dirige hacia el puerto y a unos 300 m. a nuestra derecha están los restos de la fortificación. Frente a ella, en el nombrado parque están el resto de las edificaciones de la antigua Portus Ilicitanus.

Localización en el mapa topográfico
Historia:

 Los orígenes del mismo se remontan a un asentamiento fenicio del siglo VII a.C. y, posteriormente a una ciudad ibera hasta la conquista romana de este territorio.

 Portus Ilicitanus (la actual Santa Pola) fue en tiempos de la dominación romana uno de los puertos comerciales más importantes del Mediterráneo occidental. Era el centro neurálgico de las importaciones y exportaciones de la ciudad romana de Illici (la antigua Elche), cuando se situaba en el actual Poblado Amurallado de La Alcudia ( ver en nuestro Blog).

 Mencionado desde la antigüedad por geógrafos, historiadores y cronistas, hubo un hecho, acaecido en el año 460 d.C, que tuvo mucho que ver con la decadencia de Illici: en su lucha contra los vándalos, el emperador Mayoriano perdió en este puerto gran parte de su flota. Al no poder defender el tráfico mercantil portuario, Illice fue perdiendo paulatinamente su gran prestigio de antaño.

 La ciudadela se formó siempre atendiendo primordialmente a sus necesidades portuarias y la actividad asociada a las mismas, formándose un entramado de edificaciones, siempre protegidas, dedicadas al almacenaje y distribución de las mercancías recibidas hacia Illice, así como para las exportaciones asociadas al tráfico marítimo incesante en este importante enclave romano en la Hispania de esa época.

 Se trataba, pues, de un poblado fortificado que algunos autores también han identificado con la histórica Alonai ó Alone, de ascendencia griega. Lo que si es seguro es que fue el lugar de contacto comercial griego y púnico con la entonces importante ciudad ibera de Illici hasta el siglo IV a.C., desarrollada entre los años 430 y 350 a.C, siendo abandonada hasta la ocupación romana, cuando pasó a convertirse en un importante centro pesquero y salazonero que tomó el nombre de Portus Illicitanus,

 Sin embargo, tras la invasión musulmana, la ciudadela no fue reconvertida, al menos por la inexistencia de restos árabes en ella, en medina árabe, lo cual hubiera sido lo lógico por la trascendencia de la ubicación de este territorio.

 Ya en la época medieval, Santa Pola resurgió como importante localidad con la llegada de familias cristianas que la repoblaron y, posteriormente, convertida en bastión importante ante los ataques berberiscos durante el siglo XVII, especialmente a raíz de la reconstrucción del Fortín del Aljub, el actual Castillo Fusilero de Santa Pola ( ver entrada en nuestro Blog).




Escudo de la población de Santa Pola

 Estado actual:

 El recinto de los restos arqueológicos está totalmente vallado tras su excavación y posterior actuación de reconstrucción, lo que no impide apreciar las estructuras actuales, entre las que destacan los lienzos de las antiguas murallas de la ciudadela, así como otros restos de edificaciones relacionadas con las industrias pesqueras y salazoneras de la antigüedad, de tal forma que los habitantes de Santa Pola aún hoy siguen manteniendo estas tradiciones comerciales, y no hay más que acercarse a los mercadillos tradicionales santapoleros para apreciar el alto grado de especialización en la industria salazonera que conservan en la actualidad.

 Aunque lo más destacable que se puede apreciar actualmente corresponde a fábrica eminentemente romana, también se encuentran adosadas a las estructuras otras arquitectónicamente iberas, en las que se ha encontrado abundante material correspondiente a esta época.

 La primera zona “habitada” se correspondería con el Oeste del Cementerio Municipal, entre éste y unos campos de futbol anexos al mismo. Sin embargo, sus estructuras hoy casi desaparecidas por la expansión de la ciudad moderna de Santa Pola, se extienden a la zona del Parque del Palmeral y dentro del mismo, ya que allí se encuentran los restos de una villa señorial romana (domus) de la época del Bajo Imperio, sobre el siglo IV d.C., distribuida alrededor de un gran patio-peristilo de unos 14 m. de lado, rodeadode un comedor con mosaicos conservados “in situ”. Destacan sus dos principales estancias: el salón de estar ( oecus) al NO. y el comedor principal ( triclinium), al NE. ,lugares donde a buen seguro se formalizaron innumerables transacciones comerciales en la época con los comerciantes invitados a ella.

 La otra zona, o tercer yacimiento, es un amplio recinto protegido y con los zócalos de numerosas estructuras arquitectónicas que debieron pertenecer a viviendas de los trabajadores y almacenes cuadrangulares, donde se guardarían los productos llegados al puerto o los destinados a la exportación a otras provincias del imperio.

 En resumen, digno lugar de visita si tenéis la oportunidad de acercaros a esta bella localidad marinera de la costa alicantina.


Galería fotográfica:













No hay comentarios:

Publicar un comentario