Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

sábado, 5 de julio de 2014

Fortín Ibérico de El Campello (Alicante) CA-329



Localización:

 Los escasos restos del Fortín Ibérico de El Campello  están situado en la población homónima, en la comarca alicantina de L´Alacantí.


Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella, hay que tomar el camino hacia la playa de El Campello desde esta población hasta llegar a la Torre de la Isleta. Seguimos la carretera pegada a la costa en dirección Norte hasta llegar a la partida de Aigües de Baixes. En un solar aparcelado ,cerca de la línea de costa, se encuentran los restos actuales de ella, arrasados por una excavadora hace pocos meses.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La historia de la población de El Campello está íntimamente ligada a la de la ciudad de Alicante, de la que dista escasamente doce kilómetros. De hecho, fue partida rural de ella hasta el año 1.901, si bien a finales del siglo XIX había figurado como independiente durante algún tiempo.

 El Campello es un asentamiento humano desde antes de la Edad del Bronce, aunque son de  esta época los materiales hallados en las excavaciones, pero los arqueólogos creen que el asentamiento es anterior, posiblemente de hace  tres milenios antes de Cristo.

 Posteriormente, los íberos se asentaron en el lugar hacia el siglo V a.C.,  transformación de productos agrícolas y de la conservación de pescado. De esta época debe datar la construcción de este pequeño recinto militar al norte del asentamiento, como puesto vigía y de defensa de costa.

 El poblado ibero se abandonó en el siglo III a.C. y quedó despoblado durante, al menos, trescientos años, hasta la ocupación del mismo por los romanos. Éstos, sobre las ruinas ibéricas y prehistóricas, levantaron una colonia fortificada que incluso contaba con unas termas, como lo demuestran las excavaciones efectuadas.

 De esta época son también las balsas ( banyets) en el extremo meridional y al norte de la isleta, comunicadas con el mar e interpretadas como piscifactorías en las que criaban pescado, al igual que ocurría en el poblado de Los Baños de la Reina, en la localidad alicantina de Calpe ( ver nuestro Blog). Se da la circunstancia que a este yacimiento de la Illeta dels Banyets se le conoce también como Los Baños de la Reina, pues según el dicho popular eran los baños de una reina mora durante el tiempo de la ocupación musulmana de este enclave durante el siglo XI.

 Para la defensa y vigía de costa de este poblado ibero-romano fue construida en los albores del siglo IV a.C. esta torre al norte de la ubicación de la Illeta, dependiendo completamente de ella.



Escudo de la población de El Campello

Estado actual:


Recreación del original del fortín íbero de El Campello

 Esta construcción, atribuida a los íberos, era un pequeño recinto militar defensivo del siglo V a.C., dedicado a la vigilancia y defensa de la costa del entorno del poblado amurallado de la Illeta dels Banyets, situado más al sur de este enclave.

 Probablemente constituía el hábitat de un destacamento de soldados que tenían la misión de la vigilancia costera del territorio ante posibles ataques de pueblos púnicos, procedentes de Cartago. Se trata pues de un verdadero fortín de época ibero-púnica.

 Los restos fueron descubiertos en el año 2.003, y el pasado verano (2.013) un grupo de arqueólogos, capitaneados por la Dra. Feliciana Sala, profesora titular del Departamento de Arqueología de la Universidad de Alicante, realizaron diversos trabajos de excavación y catas para delimitar las dimensiones del recinto, que dio como resultado la planimetría del mismo, compuesto por tres habitaciones y una especie de “patio de armas”, todo ello amurallado. Fue declarado entonces Bien de Relevancia Local.

 Se trata, pues, de un pequeño recinto militar fortificado, de planta trapezoidal y de unos 350 metros cuadrados de superficie, formado por un patio de armas y tres estancias no comunicadas entre sí, que albergaría una pequeña guarnición de guerreros para la vigilancia y defensa contra los piratas entre los siglos V y IV antes de Cristo.

 Tenía un perímetro amurallado de piedra de aproximadamente 1 metro de anchura, y controlaba el tráfico marítimo del litoral comprendido entre el Cabo de Huertas (Alicante) y la Sierra Helada (Benidorm).

 Feliciana Sala, comentó que, pese a sus pequeñas dimensiones, es un "yacimiento único", por ser el primero en ser descubierto de estas características y cronología en el litoral mediterráneo español, lo que da a entender que debieron haber más recintos fortificados de este tipo, y todo apunta a una posible red de vigilancia costera mediterránea. El conocimiento de esta fortificación dará pie para facilitar el hallazgo de otras similares en el futuro.

 Fuentes del Excmo. Ayuntamiento de El Campello declararon el lugar , a falta de la constatación fidedigna de que los restos eran de época ibera, como lugar protegido, pese a encontrarse en una parcela cercana a la costa compartida por dos propietarios, siendo zona afectada por la Ley de Costas y, por tanto, no urbanizable.

 Hace unos meses, sin previo aviso al consistorio de ningún tipo, una pala excavadora destrozó “literalmente” el yacimiento, así como los restos de la muralla que lo protegía, por lo que se ha abierto una investigación para determinar los hechos, tras la demanda interpuesta, y abrir asimismo el expediente oportuno, pues el Ayuntamiento desconocía las intenciones de los propietarios.

 Desde el punto de vista científico, se trata de un “bombazo”, pues estos restos tenían toda la apariencia de ser la única torre vigía, como tal, levantada en la provincia por el pueblo ibero. Según la Dra. Sala, una de las firmantes de la denuncia interpuesta, “ se trata de un flagrante delito contra el patrimonio cultural alicantino”, pidiendo la rápida intervención de las autoridades ante este lamentable hecho.

 Se trata, pues, de uno de los muchos casos dados en la provincia del expolio sin sentido que sufren nuestras construcciones pretéritas provinciales.

 La Dra. Sala, por otro lado, afirma que desconoce todavía el alcance de los daños ocasionados por la pala excavadora, así como si se podrá recuperar el monumento, dado que “el objetivo fue arrasar con todo a conciencia”. La destrucción de la muralla que delimitaba el recinto de este fuerte va a ser, casi con toda seguridad, motivo de la irrecuperabilidad del monumento.

 Otro hecho lamentable más que añadir contra nuestras fortificaciones militares alicantinas, por la desidia de algunos y el afán de lucro de otros. Una pena...


Foto aérea del yacimiento arqueológico

Vista del yacimiento antes de la expoliación

Otra vista aérea del yacimiento expoliado

No hay comentarios:

Publicar un comentario