Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 6 de noviembre de 2014

Iglesia Fortificada de Santa María (Alicante) CA-362


Localización:

 La Iglesia Fortificada de Santa María se encuentra localizada en la ciudad de Alicante, capital provincial y de la comarca de L´Alacantí.

Localización en Google Maps

 Está ubicada en la Plaza de Santa María, en pleno casco histórico, junto a la del Paseíto Ramiro, frente a la playa del Postiguet y junto al pié del monte Benacantil, donde se encuentra el Castillo de Santa Bárbara. Fue erigida en Basílica de Santa María a petición del Excmo. Ayuntamiento de Alicante a la Santa Sede en el año 2.007.

Localización en el mapa topográfico

Visitas:

Todos los días del año: De 10:30 a 13:00 h y de 18:00 a 19:30 h.

Historia:

 La Basílica de Santa María es la iglesia cristiana más antigua de la ciudad, construida en estilo gótico mediterráneo tardío entre los siglos XIV y XVI sobre los restos de lo que fuera la mezquita mayor o aljama de Al-Laquant (Alicante) durante la dominación almohade.

 Según la crónica de Bendicho (1.640), el rey Alfonso X el Sabio consagró en el año 1.248 la antigua mezquita aljama a la advocación de la Virgen María, en lo que se llamaba “purificar el lugar infiel”, tras la conquista de la ciudad y su “hisn” (castillo)  a los almohades.

 Hacia el año 1.280 dio comienzo la construcción de la primitiva iglesia cristiana, cuya fábrica finalizaría hacia el año 1.308, dotándola de elementos defensivos para así convertirla en iglesia fortificada para atajar los ataques sarracenos. Este templo inicial fue destruido en un ataque e incendiado a finales del siglo XIV o comienzos del siglo XV, según se ha constatado por los restos en los rellenos de bóvedas. De inmediato se acometió la reconstrucción de la fortificación, dado su interés estratégico como punto defensivo de la ciudad.

 En recientes excavaciones (2.003) se han localizado restos de las antiguas murallas árabes, tanto en la plaza de la iglesia como en el cercano Paseíto de Ramiro, realizadas en tapial, así como un segundo tramo de muralla adosado al anterior de época bajomedieval, levantado en sillarejo. Posteriormente fue descubierto otro tercer tramo de muralla alineado con la fachada principal del edificio, construido en sillería. Tanto los cimientos de los muros de la antigua mezquita mayor, así como los rellenos de las bóvedas, se han podido datar a la perfección.

 El relleno de los riñones de las mismas estaba compuesto por un singular conjunto de recipientes cerámicos, además de algunos elementos constructivos procedentes del templo cristiano del siglo XIV.

Relleno de los riñones con vasijas de diversos tamaños

 Alrededor del año 1.417 comenzó la construcción del templo tal y como lo vemos en la actualidad a cargo de los maestros Vicent Cubelles y Rufes, que poco tiempo antes trabajaron en la Iglesia de Santiago en Orihuela. La construcción se prolongaría con varias etapas claramente diferenciables.

 La presencia de un escudo de los Reyes Católicos en la bóveda de la cabecera ha permitido datarla en el año 1.480, aunque la ejecución de la nave se prolongaría varios años más.



Bóvedas de cabecera

 Se han localizado unas 42 criptas de enterramiento, conservando cada una de ellas numerosos individuos en número indeterminado. La mayor de dichas criptas se encuentra bajo la Capilla de la Inmaculada, que cuenta con una gran acumulación de cuerpos y cuya altura excede de los tres metros de altura, todos ellos apilados, que está datado en el siglo XVI.

Cripta bajo la Capilla de la Inmaculada

 La valiosa pila bautismal, de mármol blanco de Carrara, pertenece a la escuela del famoso Miguel Ángel Buonarotti, pintor de la Capilla Sixtina en el Vaticano. Se labró en la segunda mitad del siglo XVI. También el órgano de la basílica data del siglo XVII, y es todo un lujo escucharlo.

 Como anécdota diremos que, en la fachada que da al mar, todavía queda incrustada en uno de los sillares una bomba y diversas marcas de artillería de uno de los muchos ataques berberiscos que sufrió la ciudad de Alicante.


Bomba incrustada en un sillar de la fechada Este


Estado actual y partes del templo:

 La construcción gótica mediterránea tardía de la actual Iglesia Fortificada de Santa María tuvo lugar, como hemos apuntado, entre finales del siglo XV y primeros del XVI. A pesar de ello llama la atención la homogeneidad de su fábrica, mantenida incluso en la remodelación barroca, que respetaría la obra medieval.

 Su situación junto a la costa le dio un valor añadido al edificio, ya que permitió el traslado por mar de los sillares para su construcción desde las canteras hasta la propia obra, cosa que ha sucedido en otros templos mediterráneos.


Plano de la planta de la Basílica de Santa María

 El templo gótico se configura como un espacio de nave única, de ábside poligonal de cinco tramos y con capillas entre los contrafuertes, que en el siglo XVI se enlazarían a través de arcos de medio punto, buscando el efecto de dos naves laterales.

 A los pies de la nave se edificó una sola torre, de carácter claramente defensivo e integrada en la estructura de la antigua muralla, con una curiosa forma en “L”, a la que se accede a través de un pequeño vano o puerta y una escalera de caracol.


Puerta de acceso a la torre 

 La bóveda heráldica se construyó hacia 1.480 y este hecho concordaría con la estancia en Alicante del pintor Rodrigo de Osona, autor del retablo mayor de la basílica.

 La nave central estaba cubierta por seis bóvedas de arco apuntado, entre sus correspondientes arcos fajones. Éstos arrancan de sendas pilastras adosadas a las caras interiores de los contrafuertes, así como los arcos cruceros de las bóvedas.





Detalles constructivos de las pilastras, arcos y bóvedas de la Basílica

 Juanto a la puerta de la torre se conserva una bella capilla sepulcral formada por un arco solio flamígero a modo de portada, enmarcado por dos pináculos que se apoyan sobre ménsulas con figuras de león. El arco trilobado conopial se remata con un florión, estando recorrido desde sus arranques por una cenefa a modo de parras.


Acceso a la Capilla Sepulcral

 La fachada de la iglesia presentaba originariamente la torre sur y una portada gótica, que se conservó hasta el siglo XVIII. En esta época se sustituiría por un excelente ejemplo de arquitectura barroca, siendo el conjunto obra de Juan Bautista Borja, que le añadió la torre norte hacia el año 1.713.


Fachada actual de la Basílica de Santa María

Galería fotográfica:
























No hay comentarios:

Publicar un comentario