Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 13 de noviembre de 2013

La Torreta de Agres (Alicante) CA-171


Localización:

 La Torreta de Agres se encuentra en la población homónima, situada en la parte septentrional de la Sierra de Mariola, y muy cerca de la frontera con la provincia de Valencia. Se ubica al Oeste de la población, a un kilómetro de ésta.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella, tenemos que dirigirnos desde la población a la carretera que lleva hasta el cruce de Alfafara y la antigua estación de Agres. A aproximadamente un kilómetro de salir de la población, a nuestra izquierda, encontraremos la torreta en lo alto de un pequeño montículo.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La población de Agres fue una antigua alquería musulmana, y en sus inmediaciones se construyó la fortaleza islámica a finales del siglo XII. En la parte occidental de la población, fue construida la  torre de vigilancia fortificada conocida como La Torreta de Agres, de la misma época . Además, en la misma población existía otra torre, sólo de vigilancia, que estaba situada en la misma alquería, entre el castillo y la torreta occidental, que se denominaba Torreta Alta, de la cual no queda ningún resto y sólo se conoce por documentos de la época. Estaba situada en una calle de la población que precisamente lleva su nombre: calle Torreta Alta. Se supone que su construcción fue coetánea a las otras dos fortificaciones.

 En el año 1.248 las tropas de Jaime I el Conquistador tomaron la población y su castillo, siendo ambos cedidos a Don Ximén Pérez de Arenós en el año 1.255.

 Un año más tarde, éste le otorgó a Agres la carta puebla a sus moradores. También consta en los documentos de la época que el término de Agres y su castillo fueron propiedad de la corona de Aragón, pues el propio rey nombraba a los alcaides del castillo.

 La fortaleza sufrió directamente los conflictos bélicos derivados de las sublevaciones moriscas capitaneadas por Al-Azraq.
 Castillo y torreta fueron propiedad en 1.388 de Andreu Guillem Scribe, pasando a titularidad de Joan Roig de Corella en el siglo XV, y más tarde, durante el siglo XVI, formaría parte del patrimonio de la familia Calatayud, hasta que en 1.633 se anexionara al condado de Cirat.

 La fortaleza y torreta fueron paulatinamente dejadas de uso y a finales del siglo XVII cayeron en ruinas. No ha habido reseña histórica de ambas fortificaciones posteriores, ya que la población se mantuvo alejada de los conflictos bélicos relevantes en los años venideros a su abandono.



Escudo de la población de Agres

 Estado actual:

Alzada de la Torreta de Agres

 La Torreta de Agres es una construcción militar almohade cuya función consistía, junto a la desaparecida Torreta Alta dentro de la población, en la vigía y control defensivo del camino que conducía al castillo.

 Se trata de una torre cuadrangular, de fábrica de tapial sobre plataforma de mortero árabe, cuyo costado mayor alcanza los siete metros de largo.

 Dos de sus lados mantienen una altura aproximada de ocho metros, estando los otros dos lados casi desmochados en su totalidad, aunque uno de ellos llega casi a los tres metros de altura. El basamento de la torre, de mampostería en su mayor parte, se acopla a los salientes del terreno de la colina. Su acceso es en altura, por la parte septentrional, en la que todavía es visible el hueco de la puerta de entrada a la que se llegaría por medio de una escalera, previsiblemente abatible mediante matacán.

 Por su estado de deterioro no es posible saber cuál era la forma del remate de la misma, aunque presumiblemente contara con una terraza almenada.

 Las actuaciones arqueológicas efectuadas años atrás en el recinto de la torre han dado a la luz restos de cerámica y otros enseres de la época almohade, por lo que con toda probabilidad la edad de construcción de la fortaleza se aproxima al último cuarto del siglo XII, al igual que el castillo de la población.

 Como otras muchas fortificaciones de la provincia, la Torreta de Agres está muy necesitada de una actuación urgente para salvar los restos que quedan de ella. Además, por su privilegiada situación, en un hermoso y encantador entorno, es razón de más para que esta fortificación islámica no se pierda para siempre.

Galería fotográfica:






























No hay comentarios:

Publicar un comentario