Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

domingo, 3 de noviembre de 2013

Palacio Condal de Cocentaina (Alicante) CA-170



 Localización:

 El Palacio Condal de Cocentaina esta situado en el centro de la ciudad de Cocentaina, capital de la comarca de El Comtat, en el norte de la provincia y situada en las estribaciones orientales de la sierra de Mariola.


Localización en Google Maps

Vista del Palau Comtal en Google

 No hay problema alguno para llegar hasta él, ya que se encuentra ubicado en la Plaza de las Monjas, donde se encuentra su fachada principal. Algunas de  sus antiguas dependencias, hace mucho tiempo restauradas, sirven de actual convento de una congregación de las Monjas Clarisas. Además, está en el extremo SO del recinto amurallado de esta antigua villa medieval.


Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La villa de Cocentaina tuvo una gran importancia durante el período de dominación musulmana, siendo su elemento fortificado más importante su castillo, cuya silueta majestuosa destaca sobre la población.

 Sería conquistado por las tropas del rey Jaime I el Conquistador en el año 1.248, y más tarde, durante las sublevaciones moriscas de Al-Azraq de los años 1.252, 1.258 y 1.275, se convirtió en el primer objetivo militar de los sublevados.

 El rey Pedro el Grande designaría a Roger de Lauria para la defensa de la fortificación. Éste recibiría la villa en feudo a manos de Jaime II en el año 1.291 y fue patrimonio de su familia hasta el siglo XV.

 El castillo volvería a ser objetivo militar para las revueltas musulmanas a principios del siglo XIV, y en esta ocasión fue incendiado por los sublevados en el año 1.303, quedando casi completamente destruido.Por esta efeméride, los habitantes actuales de Cocentaina, además de por su gentilicio, Contestanos, son conocidos con el nombre de "socarrats" (quemados).

 Fue incorporado de nuevo al patrimonio real en el siglo XV, después de haber pertenecido todo este tiempo por los sucesores de Roger de Lauria, quien fue el primero que levantó los cimientos de este palacio sobre unas antiguas edificaciones existentes en el casco antiguo de la ciudad.

 Durante el reinado de Alfonso el Magnánimo se sentarían las bases de lo que sería la futura comarca de El Comtat, ya que el rey vendió el castillo y villa a Ximén Pérez de Corella, nombrándolo más tarde conde, creando así el condado de Cocentaina, que abarcaba además las localidades de L´Alcudia del Comtat, Alcocer de Planes, la Alquería de Ferris, Gayanes, Muro, Turballos y Les Penelles.

  Este primer conde de Cocentaina transformó las instalaciones de la vivienda noble de los sucesores de Roger de Lauria en su Palacio Condal, dándole el aspecto que presenta aproximadamente en la  actualidad.

 Precisamente en la localidad de Penella, en la actualidad pedanía de Cocentaina, existía un antiguo castillo del siglo XIII, que fue incorporado a los territorios del condado y remozado por Ximén Pérez de Corella, para reforzar la defensa de los territorios de su nuevo condado.

 A principios del siglo XIX el Castillo de Cocentaina, el Palacio Condal y el castillo de Penella, pasarían a pertenecer a la familia Fernández de Córdoba, duques de Medinaceli, y grandes nobles desde los tiempos de los Reyes Católicos.

 En la actualidad estos monumentos son propiedad del Excmo. Ayuntamiento de Cocentaina, a excepción de las dependencias que corresponden al actual convento.



Vista aérea del Palau Comtal desde varios ángulos




Escudo de la ciudad condal de Cocentaina

Estado actual:


El Palacio Condal, antes de su reconstrucción

El Palacio Condal, hoy


 Si excepcionales son los restos de la Torre Gótica (Castell de Cocentaina), más aún lo son los del imponente Palau Comtal de la ciudad, que ocupa el sector suroeste dominando lo que hoy conocemos como la Plaça del Pla, y sirviendo parte de su estructura como muralla exterior de la villa. Los estudios sobre esta obra se acumulan apoyándose en las mismas referencias documentales que se utilizan para explicar el recinto amurallado de Cocentaina, o para establecer el origen medieval de la vila contestana (Azuar Ruiz, 1995), o bien, para atender a las diferentes fases de una restauración que, aún hoy en dia, están por finalizar. (Martínez, 2003).

 Como se ha comentado, parecen existir pruebas de la existencia de algún tipo de estructura bajo la actual planta del edificio, identificándola con restos del recinto defensivo que servía de protección a un hipotético palacio residencial del gobernador del “amal de Qustantaniya” islámica (Catalá Ferrer, 2009), del que no tenemos la más mínima referencia documental ni arqueológica.

 A falta de la necesaria confirmación que sólo puede ofrecer el registro arqueológico, planteamos que el antiguo alcázar respondería a la tipología característica de los edificios fortificados de primera época feudal en el ámbito rural de la zona alicantina conocidos como “domus maior” o casa grande (Menéndez Fueyo, 2010), y cuya estructura constructiva se define por tener una planta cuadrangular dotada de patio central, que hace las veces de patio de armas, que está delimitado por cuatro torres defensivas situadas en los extremos del edificio. La técnica constructiva coincide con la desarrollada en la Torre Gótica, con el uso de tapial de mampostería en los paramentos centrales y la sillería encadenada en las esquinas y elementos de paso, aperturas y elementos defensivos.

 Los resultados arqueológicos ofrecidos por las actuaciones del año 1.995 (Torregrosa Jiménez, 1995) y de 2.002 (Domenech Faus, 2003) en la fachada principal del edificio son decepcionantes y nada clarificadoras acerca del origen de la construcción, pudiendo sólo documentarse un muro de contención de 45 metros de longitud y 3 metros de profundidad que fue construido como cimentación del edificio dentro de las reformas realizadas por la familia de los Corella a mediados del siglo XV (Torrecillas Segura, 2012).

 El gran momento de esplendor del Palau Comtal será a partir del año 1.448, cuando el rey Alfonso V el Magnánimo formaliza la venta de Cocentaina al caballero Ximén Roiç Pereç de Corella i Santacoloma, quien convertirá el edificio en un palacio de aspecto renacentista en el que destaca la Sala de Embajadores, construida durante el siglo XVI, representando el más puro estilo geométrico empleado en el Renacimiento. La antesala está presidida por una chimenea de mármol con el escudo de armas del emperador Carlos I. Además, está la imponente Sala Daurada, ubicada en la primera planta de la torre del homenaje, donde se construyó una bóveda de crucería de forma estrellada a terceletes, decorada con el más importante conjunto de pintura mural genealógica que podemos encontrar en la Comunidad Valenciana. Las pinturas narran la gestación y desarrollo del linaje de los Corella, siendo encargadas por el IX Conde de Cocentaina, Jeroni Roiç de Corella entre 1.613 y 1.623 al pintor Jerónimo Rodríguez de Espinosa, quien trabajó junto a su hijo Jerónimo Jacinto de Espinosa en la confección de las mismas.

 El Palacio Condal comenzó a construirse a finales del siglo XV, posiblemente sobre los restos de un antiguo alcázar islámico de finales del siglo XII. Se continuó la obra a lo largo del siglo XVI y ya en el siglo XVII se construyó la galería de columnas toscanas del patio porticado.

 Su planta es la de un rectángulo con torres en saliente en sus extremos, encerrando un gran patio, en su día porticado, del que sólo se conservan los frentes de mediodía y de poniente.

 Se accede al palacio por una gran puerta emplazada en el extremo de su muro de mediodía, de arco de medio punto en sillería, con matacán, rastrillo y el escudo de los Corella, señores del Palacio. Los cuerpos del palacio son de tras plantas, en donde se ubican entre otras, la Gran Sala Dorada, muy rica en ornamentaciones de la época, y situada en la planta baja de una de las torres a la que se accede por la Plaza del Mercat. También se ubica la capilla de la casa señorial.

 Las torres cuadradas son, al igual que el resto de la construcción, de mampostería con refuerzos de sillería en las esquinas, rematándose con un cuerpo en saledizo con matacanes y almenas con troneras de cruz y con las cubiertas a cuatro vertientes.

 En la actualidad, sus salas albergan distintas dependencias municipales, como la biblioteca, el archivo de la ciudad condal y otros espacios dedicados a la cultura contestana.


 Galería fotográfica:





















Visita efectuada el 01-11-2016:





















No hay comentarios:

Publicar un comentario