Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 16 de octubre de 2013

Castillo de Ayala ( Cox) CA-008



Localización:

 El castillo de Ayala, también conocido como Castillo de Santa Bárbara, se encuentra ubicado en la ciudad de Cox, en la Vega Baja alicantina, comarca del Baix Segura, en lo alto de un espolón rocoso denominado “El Portichuelo” de las estribaciones del  norte de la Sierra de Callosa de Segura.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta él, nos dirigiremos a la plaza de la iglesia parroquial de la ciudad y aparcaremos nuestro vehículo en las inmediaciones de ésta, ya que el acceso a la fortaleza sólo se puede hacer a pie. Situados en la fachada de la iglesia, a nuestra izquierda hay una calle peatonal que cogeremos a nuestra derecha y a unos 30 metros veremos una verja metálica azul a nuestra izquierda. Ésta es la entrada al castillo de Ayala, por una rampa sin escaleras que acompaña el recorrido de un via crucis hasta el templete situado en las inmediaciones del castillo. Los últimos metros hasta la entrada están salvados por unos escalones en roca que nos dejan al pie de la fortaleza.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 El origen del castillo es netamente musulmán, fabricado en los albores del siglo XII, como sistema defensivo de la alquería islámica de la villa de Cox.


Vista nocturna del Castillo de Ayala

 El territorio fue conquistado por Alfonso X de Castilla en fecha muy temprana de la reconquista, ya que consta en los archivos que en año 1.226 sería cedido, tras su recuperación cristiana, a Aben Hudiel Damoch, quedando adscrito a la territorialidad de Orihuela.

 En el año 1.304 sería incorporado al Reino de Valencia y, dieciséis años más tarde, en 1.320, Jaime II cedería su propiedad a Arardo de Mur.

 En el siglo XV pertenecía a la familia Ruiz Dávalos, y un señor de esta familia, Juan Ruiz Dávalos, acometería labores de restauración a mediados de ese siglo, sobre 1.446, dotándolo de una casa señorial fortificada.

 En el año 1.572, el municipio de Cox y su territorio obtendría la independencia de Orihuela. El castillo dejó de ser habitado por sus dueños y cayó en un sucesivo abandono, ya que no tuvo que soportar hechos históricos de relevancia.



Escudo de la población de Cox

Estado actual:

Vista aérea del castillo

 Después de la restauración a que ha sido sometido hace unos años, dejándolo aproximadamente con su aspecto original, el Castillo de Ayala presenta un inmejorable estado de conservación para admirar en volumen el aspecto de una construcción palatina bajomedieval.

 Su ingreso se emplaza en la fachada de levante, antigua puerta de arco apainelado en sillería, defendido por dos cubos de planta rectangular en saliente, realizados, como el conjunto, en fábrica de tapial sobre basamento de mampostería.

 Una vez dentro de la fortaleza, nos encontramos con un recinto dividido en dos cuerpos: el palacio y el recinto amurallado. Este último es de planta poligonal con cubos rectangulares en saliente y cierra, al NE, con el palacio.

 A la izquierda de la entrada se halla la ermita, de tres crujías, y a la derecha se levanta el palacio propiamente dicho. Éste es de forma prismática, planta rectangular y de dos pisos; se accede por un vano central con arco de medio punto y balcón amatacanado. En su interior se distribuye el espacio en dos naves o salas por planta, comunicadas por medio de una escalera de caracol, que se construyó en el interior de la torre del flanco oriental del palacio.

 Estas espaciosas e iluminadas salas se comunican por medio de puertas y ventanas de arcos conopiales o mixtilíneos, modelados en yeso. La sala principal de la primera planta debió de lucir un refinado zócalo de azulejería valenciana, muy al gusto de la época.

 La fundación de este mal llamado castillo, en la actualidad desprovisto de almenas o matacanes, hay que retrotraerla a época cristiana y en concreto a la baja edad media; ya que hasta esa fecha, Cox era una alquería islámica que, con la conquista cristiana de la zona en la segunda mitad del siglo XIII, paso a depender del señorío musulmán del Ra´ís de Crevillente, hasta su extinción a principios del siglo XIV.

  En resumen, nos encontramos con una construcción musulmana que, posteriormente a su reconquista, fue reconvertida en castillo-palacio para residencia feudal en el Medievo alicantino.




Galería fotográfica:





























No hay comentarios:

Publicar un comentario