Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

sábado, 26 de octubre de 2013

Castillo de Callosa del Segura (Alicante) CA-079



Localización:

 El Castillo de Callosa del Segura se encuentra situado en la parte más elevada de un abrupto cerro que domina casi todo el núcleo urbano de esta población alicantina, perteneciente a la comarca del Baix Segura.


Localización en Google Maps

Vista del Castillo de Callosa de Segura en Google

 Dado su excelente posición dominante sobre la ciudad, para llegar hasta él nos internaremos en el casco urbano de la población, buscando las calles que nos acercan al mismo a la salida del pueblo, lo más cerca posible del cerro en cuestión. El último tramo para llegar hasta él hay que hacerlo enteramente a pie por una de las sendas que llegan hasta la cumbre. En caso necesario, preguntaremos a cualquier persona del pueblo que con seguridad nos indica el camino correcto.


Localización en el mapa topográfico

Historia:


 Los orígenes del castillo, así como de la población, son inciertos en cuanto a su fundación se refiere, por la falta de documentación escrita, aunque se tiene la certeza que ambos se fundarían al mismo tiempo: la población como alquería árabe y el castillo como vigía y guardián de posibles ataques cristianos. Se trata pues de un castillo de la época califal, con toda seguridad coetáneo del califa  Abd Al-Rahman III.

 Se cree, por los descubrimientos arqueológicos hallados en la población y en el propio castillo de trozos de cerámica almogávar, que la construcción se llevaría a cabo hacia mediados del siglo X. También  refuerza esta creencia la calidad  de los materiales usados en la fábrica del castillo. 


 El Castillo de Callosa del Segura parece que fue la residencia del linaje árabe de los Banu al-Sayh y en concreto de al-Sayh al-Aslamï, señor de “Qalyusa” y “Laqant” (Alicante), quien protagonizó un largo episodio de disidencia contra el poder califal de Abd Al-Rahman III entre los años 924 y 928 (Molina López, 1983). Sin embargo, los restos del castillo no sólo se circunscriben a lo existente en lo alto del cerro, ya que se conoce que existía un recinto amurallado que envolvía las casas que formaban parte de la villa de la Medina Qalyusa.

 El castillo quedaría integrado en la Cora de Tudmir, dependiendo de la jurisdicción de Orihuela hasta bien entrado el siglo XIII. Tras la conquista cristiana y por encontrarse en zona fronteriza con el Reino de Murcia, el rey Jaime I deseaba conservar el control directo sobre la plaza, cediendo su gestión a la Orden de Santiago, que extendió su dominio hasta finales del siglo XVI, momento en que la villa y el castillo se independizarán del municipio de Orihuela por un privilegio otorgado por el rey Felipe II. Será el rey Felipe IV quien le concederá el título de villa en el año 1.638, con derecho a voto en las Cortes Valencianas, y finalmente, el rey Alfonso XIII le otorgaría el título de ciudad en 1.925.


Mapa de la época califal de la provincia de Alicante


Escudo de la localidad de Callosa del Segura

 Estado actual:




 Los estudios que se han acercado a su realidad arqueológica (Azuar Ruiz, 1983), nos revelan que se trataba de un castillo de planta alargada, de unos 30 metros de longitud, con lienzos de muralla en zig-zag, adaptándose a la orografía del cerro y con una gran torre de planta rectangular realizada en tapial con basamento de mampostería.

 De su interior poco sabemos, sólo que contaba con un gran aljibe del que se conserva el enlucido y el arranque de la bóveda de medio cañón que lo cubría. Las excavaciones arqueológicas realizadas en los años 80 del siglo XX revelaron cerámicas pintadas, marmitas y restos de anafes fechables en el siglo X, lo que la convierte en una de las más antiguas fortalezas del territorio alicantino (Gutiérrez Lloret, Fernández Rojo, 1990).

 Tras una restauración efectuada hace unos años, el castillo se encuentra en la actualidad en un avanzado estado de abandono, ya que solamente se restauró parcialmente la torre del homenaje en su cara que da a la ciudad, en la que se observa un gran ventanal que tiene forma de medio arco de punto que probablemente sea su forma original. Esta es la parte que es visible desde la población y tal vez por este motivo se emprendió una intervención de socorro para salvar esta parte de la fortaleza de su desmoronamiento total.

 Sin embargo, hacia la parte de la sierra de Callosa, es decir, en su parte trasera se encuentran unos restos de lienzos de muralla que prácticamente no se han tocado y están en su estado anterior a la intervención. Y es aquí donde se observa con toda claridad la fábrica de su construcción, a base de mampostería y tapial árabe de los primeros invasores del norte de África, lo que le da la autenticidad de ser una construcción coetánea de los almogávares, primeros pueblos invasores de esta zona del Mediterráneo.

 Esta circunstancia hace especial a este castillo, roquero donde los haya, por ser una de las primeras fortalezas árabes construidas en la provincia de Alicante.

Galería fotográfica:

 (Agradecemos la aportación del Sr.Rodrigo Terrés, de Orihuela, en este apartado)






















No hay comentarios:

Publicar un comentario