Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

martes, 22 de octubre de 2013

Castillo de la Torre Grossa (Xixona, Alicante) CA-025


Localización:

 El Castillo de Jijona ( Xixona,  en valenciano), es conocido por el nombre de su vestigio más sobresaliente que ha llegado hasta el presente, la Torre Grossa, que no siendo su torre principal, le da nombre en la actualidad a la fortaleza. Esta torre  está situada el norte de la fortificación, que se encuentra en la zona más elevada de la ciudad alicantina de Jijona, famosa por la fabricación de turrones y helados, en la comarca de L´Alacantí.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta el castillo hay dos formas: si venimos desde la localidad de Tibi, nos encontramos la entrada a la fortaleza nada más llegar a la población. Si llegamos a Jijona desde Alicante, hay que seguir las indicaciones que hay en la población para llegar al castillo,o bien buscar la mencionada carretera comarcal hacia Tibi. En ambos casos nos dejará a la entrada. Hay una zona recientemente restaurada ante la fortaleza que merece la pena visitar.

Localización en el mapa topográfico

Entrada a la fortaleza


Historia:

Mural en la entrada de la fortaleza con su reconstrucción

 Los orígenes de la población de Jijona son inciertos y existe la posibilidad de que se remontasen a tiempos muy antiguos. No obstante, la primera confirmación de la existencia del asentamiento humano se debe al establecimiento de los límites del obispado de Denia, atribuido al rey Wamba, que cita la población y castillo de Xexona, topónimo que se identifica con la actual Jijona o Xixona.

 El origen del castillo, tal vez anterior a la ocupación árabe, se reconoce como almohade del siglo XII, por su semejanza con los de Tibi o Bañeres de Mariola.

 Jaime I el Conquistador recuperó el castillo y la ciudad en el año 1.258, participando sus habitantes posteriormente en la toma del castillo de Alicante.

 En 1.337 Jijona ya era una villa y tenía representación en las cortes valencianas de Pedro II. Sería esta rey quien realizaría importantes reformas y restauraciones en el castillo sobre el año 1.338.

 Pedro el Cruel lo conquistó en el año 1.364, siendo recuperado más tarde para la corona de Aragón mediante una cuantiosa tropa que en gran parte provenía de las poblaciones vecinas a esta comarca.

 Durante la Guerra de Sucesión, la villa se declaró partidaria del rey Felipe V. En octubre de 1.706 las fuerzas del archiduque Carlos sitiaron el castillo, obligando a sus moradores a la rendición. No obstante, con parte de las fuerzas fieles a Felipe V que habían huido de la fortaleza y algunos refuerzos procedentes de Villena, el castillo fue recuperado nuevamente para la causa borbónica.

 Al finalizar la guerra, y motivado por la fidelidad demostrada por la villa, el rey Felipe V le otorgó diversos privilegios y le dio el título de ciudad. Entre los privilegios se contó con la donación del castillo y sus propiedades al ayuntamiento de la localidad, efectuado en 1.706.

 A partir de aquí, el castillo fue cayendo en sucesivo deshuso, y los habitantes de Jijona aprovecharon sus materiales para la construcción de nuevas viviendas en el auge de la ciudad, quedando en el transcurso de los años en plena ruina.

La Torre Grossa



Escudo de la ciudad de Jijona

Estado actual:

 Su privilegiada situación, en orientación y altura,  le permitía vigilar toda la llanura que se extiende hacia Alicante capital, y hasta incluso, el cabo de Santa Pola.

 Es un castillo roquero de grandes dimensiones y planta alargada, ocupando la casi totalidad del cerro que se sitúa entre las sierras de Almadens y Peñarroya.

 Ha sido restaurado en muy diversas zonas y a lo largo de muy distintas épocas, acciones de las cuales se encuentran restos muy evidentes en la fábrica de la fortaleza.

 En la actualidad se distingue un doble recinto amurallado de mampostería en aparejo opus incertum, destacando, sobre todo la torre situada al norte de la fortaleza, la Torre Grossa, que aunque no lo parezca, no se trata de la torre del homenaje del castillo, sino de una torre de defensa más con la que contaba la construcción. En la foto superior podéis observar la disposición general de la fortificación en época medieval.

 De todas formas, lo que más destaca del estado actual es, como decimos, la Torre Grossa, de planta cuadrada y de imponente aspecto sólido, con unos dieciséis metros de altura, aunque con aspecto de semirruina.

 En todo el perímetro actual del castillo se observan diversos restos de lienzos de murallas así como de las antiguas torres de defensa, diseminados por todo el recinto amurallado.

 Sin duda, y dentro de su estado general de ruina, el Castillo de la Torre Grossa debió ser en sus tiempos una fortaleza de primer orden en la provincia de Alicante. A continuación os ofrecemos un extenso reportaje gráfico del mismo.

Galería fotográfica:







































No hay comentarios:

Publicar un comentario