Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 9 de octubre de 2013

Castillo de Busot (Alicante) CA-120



Localización:

 El Castillo de Busot se encuentra situado en un cerro próximo a esta población de L´Alacantí, en las estribaciones de la Sierra de Busot y al norte de la población.


Localización en Google Maps

Vista del Castillo de Busot en Google

 Para llegar hasta él, una vez en la población de Busot, tomaremos la carretera comarcal que nos lleva desde esta población hacia las Cuevas de Canalobre. Llegaremos a un desvío que nos dirige hacia el cementerio de la población, en donde en sus aledaños se encuentra el castillo.


Localización en el mapa topográfico

Historia:

  Aunque se han encontrado restos de cerámica de la Edad del Bronce e ibéricos, el Castillo de Busot es de origen musulmán y existe poca documentación acerca de su historia, aunque se estima que se edificó al mismo tiempo en que se fundaba la medina de Bisant, denominación árabe del actual Busot., del que toma su origen, en la ocupación almohade de estas tierras alicantinas.

 Tras la conquista cristiana de la plaza por el rey Jaime I el Conquistador, en 1.252 se incorporó al término de Alicante por decreto del rey Alfonso X el Sabio cuando este territorio pertenecía al reino de Castilla.

 Durante el reinado de los Reyes Católicos, el castillo y villa pertenecieron a la familia de nobles de Pedro Martínez de Vera. Con el devenir de los siglos, el castillo fue paulatinamente abandonado por sus dueños, hasta que quedó en ruinas, siendo totalmente inservible para los posteriores avatares de la historia de estas tierras, lo que le supuso no intervenir en los sucesos de relevancia acaecidos con posterioridad, especialmente en la Guerra de Sucesión.


 Las primeras noticias documentales arrancan de un documento fechado en el año 1.252, momento en que el castillo de Busot acaba integrándose en el territorio administrativo de la nueva villa castellana de Alicante (Navarro Poveda, 1992). La presencia de bases alamboradas y soluciones arquitectónicas propias de inicios del siglo XVI permiten plantear que fueran realizadas bajo el señorío de los Martínez de Vera, que fue lugarteniente del Baile General de Alicante y que mantuvo la tenencia de la fortaleza durante buena parte de los siglos XVI y XVII hasta que la población obtuvo su independencia de la ciudad de Alicante en el año 1.773. Con el paso del tiempo, el castillo fue paulatinamente abandonado hasta que quedó en ruinas, siendo prácticamente inservible en los conflictos políticos y bélicos acaecidos en siglos posteriores en el área alicantina. Hace pocos años se inició un proyecto de recuperación urgente, restaurando partes esenciales de la fortificación que se encontraban muy dañadas.




Escudo de la localidad de Busot

Estado actual:


 Esta fortificación está configurada por un doble recinto amurallado que se inicia con un antemural, construido en mampostería que arranca desde el frente noreste, siguiendo en línea recta hasta conectar con una torre con base alamborada, construida en mampostería en el relleno y sillería labrada en las esquinas. Desde aquí y hasta el extremo del ángulo noroeste, el antemural sirve de refuerzo para disponer un aljibe de planta rectangular, construido en mampostería que cuenta con una bóveda de medio cañón. El lienzo continua en dirección este hasta enlazar con dos torres. La primera parece levantarse en fábrica de tapial y la segunda con mampostería, para deslizarse hacia el frente sur en una sucesión de cortinas alternando con tres cubos en saliente.

 En el recinto superior se alza la llamada Torre Mocha, de planta cuadrada, construida en fábrica de tapial, con encofrados de 0,80 metros de altura, enlucida parcialmente al exterior y con refuerzos en mampostería. A esta torre se le añade un baluarte construido en mampostería y base alamborada ubicado en el frente norte, que cumple la misión de defender el ingreso, a modo de defensa adelantada. Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo por los arqueólogos Maria Luisa Escartín y Miguel Benito Iborra permitieron descubrir diversas estructuras de habitación, junto con una gran cantidad de material cerámico y faunístico, con unas cronologías que van desde el siglo XII al XIV (Navarro Poveda, 1992; Azuar Ruiz, 1995). Recientemente y gracias a un proyecto integral de puesta en valor de la fortaleza, las excavaciones efectuadas en la misma han podido confirmar el origen islámico de la fortificación, que parece situarse en época almohade, a finales del siglo XII y la primera mitad del siglo XIII.


 Los restos arqueológicos nos testimonian el origen islámico del castillo, y lo datan a finales del siglo XII o comienzos del siglo XIII. La primera noticia escrita esta en un documento del año 1.252, en el que se le menciona como integrante del territorio administrativo de la ciudad de Laqant (Alicante).

 No hace muchos años que se ha producido una urgente consolidación y reconstrucción parcial, restaurando sus partes esenciales, dejando la fortaleza en unas inmejorables condiciones para su disfrute de todos los amantes de los castillos.

Galería fotográfica:



































No hay comentarios:

Publicar un comentario