Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 19 de diciembre de 2013

Castillo de Benissili (Vall de Gallinera, Alicante) CA-071


Localización:

 El Castillo de Benisili, también conocido como Castillo de Alcalá , se encuentra situado en la localidad de la Vall de Gallinera, localidad situada en el valle del mismo nombre y perteneciente a la comarca de la Marina Alta.

Localización en Google Maps

 Su ubicación exacta se encuentra en una atalaya rocosa llamada Penya Grossa, en la ladera de la sierra de La Aforadá, en una ligera meseta meseta defendida por dos barrancos, cerrando el valle de Gallinera por occidente, a la vez que controla el paso hacia Cocentaina ( El Comtat). Es necesario subir hasta él a pie por una senda que existe al efecto, siendo bastante penosa la subida.


Mapa de la ruta de subida al Castillo de Benissili

Cartel indicador del sendero

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La historia de la Vall de Gallinera viene dictada por la existencia de los castillos de Benisili y Benirrama, pues si el primero corta el paso hacia el Comtat, el de Benirrama lo hace hacia el valle de Pego, por la parte oriental.

 El Castillo de Benissili, también conocido como Castillo de al- Q´alá, fue la morada del caudillo árabe Al-Azraq, el Blau, quien se enfrentó a la conquista de Jaime I de estos territorios de la montaña alicantina.

 Ambas fortalezas fueron construidas para este fin: el control de gentes y tropas enemigas por el Vall de Gallinera.

 Históricamente han participado en los mismos hechos de armas relacionados con los pueblos de este valle, especialmente con las sublevaciones musulmanas y el posterior hecho de ser los últimos reductos de los moriscos después del decreto de expulsión de 1.609.

 En 1.396 se produjo un gran terremoto en el valle, y mientras que el castillo de Benisili casi no tuvo daños considerables, no sucedió lo mismo con el de Benirrama, que prácticamente quedó casi en ruinas, por lo que tuvo que ser reconstruido en el siglo XV, quedando en su actual aspecto.

 Con el problema morisco resulto tras su expulsión, ambos castillos fueron paulatinamente siendo abandonados, pasando sus moradores al valle, con la consiguiente entrada en desuso de ambos y su posterior desmantelamiento.

Un posterior terremoto acaecido en el año 1.644 le hizo sufrir una gran devastación de la que no se llegó a recuperar, llegando sus ruinas hasta nuestros días.



Escudo de La Vall de Gallinera

 Estado actual:


Plano del Castillo de Benissili

 En la actualidad el castillo presenta todavía su complejidad en su planta defensiva, en la que se pueden distinguir tres estructuras cerradas y comunicadas: la “celoquía”, y dos “albacares”. Su emplazamiento es sumamente espectacular.

 A la celoquía, en la parte más alta de la peña, se accede por medio de un ingreso en codo emplazado en el flanco de poniente y defendido por una torre de planta rectangular. La factura de los muros y torres suele ser tapial de distintos tamaños, encontrando con frecuencia obra de mampostería en “opus incertum” en las cimentaciones.

 El albacar se extiende hacia levante en una meseta de grandes dimensiones definida por muros de tapial de 0,95 m. de altura y 0,45 m. de espesor, con un ingreso defendido por un antemural en recodo. Esta superficie parece albergar restos de construcciones de posibles viviendas. El tercer recinto alberga un aljibe y presenta las mismas características que el anterior.

 Este castillo, posiblemente, no se destruyó con el terremoto de 1.396 y por tanto, a pesar de las lógicas reformas bajo-medievales, podemos considerarlo intacto.

 El sistema de construcción de muros con la disposición en “cremallera”, las puertas en recodo, etc., nos sugieren un origen para la fortificación de principios del siglo XII. Segura es su existencia a inicios del siglo XIII, pues aparece mencionado en el “Pacto de Pouet” (1.244), directamente relacionado con la figura de Al-Azraq, señor de Alcalá y la tregua firmada con Jaime I, rey de Aragón.

Galería fotográfica:




















































2 comentarios:

  1. Impresionante fortificación, el emplazamiento es realmente espectacular. Muy buena entrada y excelente blog, enhorabuena al autor.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante fortificación, el emplazamiento es realmente espectacular. Muy buena entrada y excelente blog, enhorabuena al autor.

    ResponderEliminar