Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 5 de diciembre de 2013

Torre de Santa Faz (Alicante) CA-111



Localización:

 Entre los confines de los términos municipales de Alicante y San Juan, existe una zona denominada la Partida de la Condomina, zona de huerta antigua que en la actualidad ha sido en la mayoría de su extensión absorbida por las modernas urbanizaciones de la Playa de San Juan, y en las que existen una veintena de torres vigía y de defensa, muchas de ellas abaluartadas, en muy distintos grados de conservación. Algunas desaparecidas por completo, otras en estado de semirruina y las más, afortunadamente, en un excepcional estado de conservación. Son las llamadas “Torres de la Huerta”, con un alto interés cultural e histórico de la provincia de Alicante. De todas ellas, destaca con diferencia la presente Torre de la Santa Faz, por ser la mejor documentada de todas las que forman el conjunto monumental de las torres de La Condomina, y se encuentra en el término municipal de Alicante.


Localización en Google Maps

Vista de la Torre de Santa Faz en Google

 Su ubicación exacta es la pedanía alicantina de la Santa Faz, donde, adosada a la torre, está el convento de monjas clarisas que custodian la reliquia más querida por los alicantinos, y que es motivo de una romería anual a la misma. La torre se encuentra en un patio lateral de dicho convento.


Localización en el mapa topográfico

  Actualmente existe un proyecto auspiciado por diversos estamentos públicos y privados, tales como el Excmo. Ayuntamiento de Alicante y algunos colectivos ciudadanos, entre los que destaca el Grupo por la Recuperación de las Torres de la Huerta, que pretende realizar un recorrido a la veintena de torres, realizando un carril bici/peatonal para poder visitarlas y que durará entre las 2 horas en bicicleta y las 4 horas haciéndolo a pie. Precisamente este itinerario comenzará en la Torre de la Santa Faz, por lo que está incluida en el mismo.


Itinerario de las Torres de Huerta de San Juan

Ubicación de la Torre de Santa Faz en el itinerario

Historia:

 La partida de la Condomina-San Juan se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

 Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

 En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

 Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona, la Torre Teresa o la Torre de Rizo.

 Su construcción, efectuada por el arquitecto italiano Antonelli il Vecchio, es de finales del siglo XVI, y según los documentos se data en el año 1.575.

 La torre de Santa Faz está ligada históricamente con la Familia de los Pascual de Bonanza, y más concretamente con D. Guillem Pascual de la Verónica, por haber sido el artífice de la construcción del conjunto del Monasterio de la Santa Faz a raíz del milagro de ocurrido con el trozo de lienzo que, supuestamente se usó para limpiar el rostro de Cristo por la Santa Verónica, y que fue traído por un cura de la parroquia de San Juan desde Jerusalen. Si queréis conocer la historia de este suceso os remito a la lectura en este blog del post de la Ref: CA-095 Torre de Bonanza, donde se explican los pormenores de dicho suceso milagroso.



Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:


 Es, sin duda alguna, una de las más hermosas torres, de las más de treinta que posee, la huerta de Alicante, adosada al Monasterio de la Santa Faz en las cercanías de la población de San Juan de Alicante, en la misma carretera general Alicante-Benidorm, que ha sido objeto de una reciente rehabilitación promovida por el Ayuntamiento de Alicante y llevada a cabo por el arquitecto alicantino Marius Beviá García. La torre se haya en la zona privada del convento de clausura, que no hace mucho se ha visto envuelto en una polémica al querer las autoridades eclesiásticas cerrar el convento, lo que ha provocado multitud de quejas por los alicantinos.

 Se trata de una defensa de planta rectangular y morfología troncopiramidal con la base alamborada. Está construida con muros de carga de mampostería con sillería labrada y encadenada en las esquinas, ambas aparejadas con mortero de cal y cuyas juntas salientes conforman pseudocircunferencias tangentes entre sí, solución formal muy frecuente en los siglos XV y parte del XVI. La torre presenta una altura de 17,16 metros, pudiendo ser de mayor altura, dado que sabemos que, como mínimo, el nivel actual del suelo se encuentra 0,83 metros sobre el nivel original. Todas las aperturas originales son troneras, y están situadas en la planta baja en todos sus frentes, seis visibles y posiblemente otras dos más ocultas por los muros del convento. En las alturas superiores también las encontramos, pero parcialmente cegadas, siendo sólo tres visibles. Una cornisa remata el edificio, donde se disponen cuatro escaragüaitas amatacanadas en cada esquina. El acceso se encuentra situado en altura en el frente norte y es de pequeño tamaño, realizado en sillería con arco de medio punto, teniendo sobre él en la última planta una ladronera apoyada sobre tres modillones de sillería labrada.

 Interiormente, la torre presenta cuatro alturas resueltas con forjados leñosos, comunicadas por una escalera de caracol, que se prolonga hacia el subsuelo del edificio. Estas plantas no son las originarias, dado que el primitivo acceso hoy está convertido en una ventana y las modificaciones se realizaron a finales del siglo XVII para dar continuidad a los forjados del nuevo dormitorio de las monjas que proyectó el maestro de obras Vicent Soler. Se aprecia este cambio en el trazado de la escalera que es de planta circular en las áreas no modificadas y de planta cuadrada en los niveles transformados. En este mismo momento es cuando se procede a la apertura de los grandes huecos en las salas de la torre para que sirvan de habitación y se condenan la mayoría de los huecos defensivos.

 Por las trazas de la torre, parece claro que su construcción debió de realizarse con anterioridad a la mitad del siglo XVI, dentro de un modelo constructivo propio de las defensas pre-abaluartadas, aquellas que aún conservan elementos propios de las fortificaciones medievales, como las defensas verticales, pero que van incoporando las nuevas soluciones renacentistas como son la base alamborada o las troneras de buzón, La primera noticia que tenemos de la torre nos la ofrece la visita del Oidor del rey Felipe II, Jerónimo Arrufat, quien en el año 1.553 redacta un informe que se conserva en el Archivo Municipal de Alicante en el que se insta a que “...se apareje la falsa cubierta que está sobre el dormitorio de las monjas de la Verónica enfrente de la torre, para que quede como señora y con defensa y no se pueda escalar...” . En este mismo documento se hace referencia a una segunda torre que existía en el convento, llamada Torre de los Frailes (Menéndez Fueyo, 2014). Esta segunda torre debió alargar el tiempo de su construcción, habiendo constancia en los años 1.582 y 1.587 de inversiones de la ciudad para ser construida.

 La torre que pervive actualmente es sin duda alguna la Torre de las Monjas, ya que la descripción que se hace de la Torre de los Frailes es una construcción de mampostería en su base, con relleno de tierra en su interior, y muros de tapial en el resto de su altura, que son características totalmente distintas a la torre de las monjas, toda ella en sillería y cantería. Esta torre estaría ubicada en la parte posterior del convento, opuesta diagonalmente con la Torre de las Monjas, y no quedando en la actualidad ningún vestigio visible de ella. La fecha de 1.580 ha inducido a varios autores a atribuir la torre de las monjas de la Santa Faz esta cronología, pensando que sólo se edificó una, incluso atribuyendo las obras a Antonelli il Vecchio, ingeniero militar italiano que estuvo trabajando en esas fechas en Alicante.

 En resumen, se trata de una torre barbacana muy singular, de estética poco habitual, que presenta en líneas generales un aspecto impecable y ciertamente hermoso en su concepción global.

Galería fotográfica:



















Visita al Monasterio y Torre de la Santa Faz el día 29-01-19:




















No hay comentarios:

Publicar un comentario