Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

lunes, 9 de diciembre de 2013

Torre Sena (Penáguila, Alicante) CA-137


Localización:

 La Torre Sena está situada en las cercanías  de la localidad de Penáguila, perteneciente a la comarca alicantina de L´Alcoiá, al norte de la provincia. Se tiene la absoluta certeza de que se trataba de una torre vigía exenta árabe que cumplía la misión de guardar la entrada a la población desde la comarca de El Comtat, en el camino que llevaba a la capital condal, Cocentaina.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella lo podemos hacer desde la localidad de Benifallim, o bien desde Benilloba, ya que la torre se encuentra a la salida de Penáguila hacia esta última localidad de Benilloba, a unos tres kilómetros en la carretera y a pie de la misma, tras una pronunciada curva y a escasos metros de un establecimiento hotelero.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

  Las primeras referencias documentales de Penáguila corresponden a una cita del historiador musulmán Abenalfag en su Historia del Cid. En la época islámica, desde quizás el siglo XI, Penáguila era una aljama (agrupación de caseríos hispano-musulmanes) y asociada al castillo árabe que dominaba la población desde su privilegiada posición.

 La conquista del castillo fue realizada por las tropas de Jaime I el Conquistador alrededor del año 1.245. En su toma la fortaleza fue casi enteramente arrasada, por lo que sus habitantes debieron de trasladarse a la alquería situada en la misma población, pasando la aljama o alquería árabe a manos cristianas, cuando el rey conquistó todos estos territorios, desde Biar hasta Denia.

 Fue entonces cuando se comenzó la construcción del castillo cristiano de la localidad, conocido hoy como el Castillo cristiano  de Penáguila, y de los que apenas quedan actualmente restos. Este castillo cristiano se componía de un recinto amurallado, con cuatro torres y las correspondientes entradas al mismo. De éstos elementos quedan claramente visibles al menos una torre ( la Torre Bernet) y dos puertas de entrada. Quedan asimismo restos de las otras tres torres, adosadas en la actualidad a viviendas del casco antiguo, en las que es posible observar algunos detalles de las mismas.

 Además, existen los citados restos de los lienzos de muralla, en el propio barranco.

 Cuando se produjo la cruenta sublevación morisca liderada por el caudillo musulmán Al-Azraq, sus fuerzas tomaron el castillo cristiano, haciéndose fuertes en él. Con el aplastamiento de la insurrección y el destierro de los sublevados, la población  de Penáguila quedó casi despoblada.

 En el año 1.258 la actual fortaleza cristiana fue entregada en pago de deuda del monarca a Pelegrí de Montagut. En el año 1.339, el rey Pedro IV el Ceremonioso mandó realizar varias reparaciones en el recinto, al tiempo que se abordó la construcción de sus murallas y torres.

 Posteriormente, la actividad de la fortificación fue decreciendo, al no participar de forma destacada en ninguna contienda que, en siglos posteriores se sucedieron, quedando asimismo relegada al olvido la fortificación árabe primitiva que nos ocupa.

 La última reconstrucción de la fortaleza cristiana de la que se tiene noticia data del siglo XVI, entrando a partir de entonces en total abandono y con las siguientes estructuraciones realizadas en el municipio, los restos de la fortificación presentan el estado actual que, por falta de interés a nivel autonómico y al emprendimiento de acciones restauradoras, están llevando al declive las pocas estructuras que todavía perduran en esta bella localidad alicantina de Penáguila.

 La Torre Sena desde siempre ha desempeñado el papel de torre vigía de la fortaleza árabe, primeramente, y de la fortaleza cristiana posteriormente. En ambos casos, se produjeron diversas mejoras para su función.

Antigua foto de Penáguila (Cortesía de Quique Brotons)



Escudo de la población de Penáguila

 Estado actual:

  La Torre Sena como torre vigía dependiente de la localidad y fortaleza de Penáguila ha estado inmersa en los diversos avatares de la población. De lo que no cabe duda es que se trata de una primitiva construcción militar musulmana dentro del esquema de las torres vigía árabes del momento, dependiente del primitivo castillo de Penaguila, controlando el paso de personas y tropas hacia él desde Cocentaina.

 Fue reconstruida en época medieval para seguir con su función tras la construcción del castillo cristiano. Su fábrica es de mampostería y sillarejo en las esquinas para darle mayor consistencia. Es una torre cuadrada con ligero talud para darle mayor soporte de carga dada la considerable altura que presenta.

 Está coronada por un almenado distribuido en cuatro parapetos , uno a cada lado de las esquinas. Se accede a ella por una puerta que queda en uno de los dos lados de la posterior vivienda que se le adosó, dando a la misma, por lo que se accede desde su interior.

Estamos pues ante una torre vigía medieval tipo, similar a las que se construyeron en la zona de La Condomina-San Juan y que estando exenta en su origen, se le incorporó la vivienda actual, construida posteriormente. Al conjunto se le añadió una pequeña ermita.

 Sus dueños actuales acometieron una importante reforma, que sigue en la actualidad, por lo que la torre presenta un estado de conservación inmejorable en estos momentos.

Galería fotográfica:















Última visita:  03-09-17






No hay comentarios:

Publicar un comentario