Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

martes, 29 de abril de 2014

Castillo y Murallas de Callosa de Ensarriá (Alicante) CA-261



Localización:

 El Castillo y las Murallas de Callosa de Ensarriá se hayan ubicadas en la localidad homónima, perteneciente a la comarca alicantina de la Maria Baixa.

Localización en Google Maps

 Sus escasos restos se encuentran localizados en el interior de la población, en la parte antigua de la misma, en la zona conocida como Plaza del Castillo y la actual calle San Antonio.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 La población fue originariamente una alquería musulmana fundada tras la ocupación árabe del territorio, con una probable fortaleza o torre de defensa. Sería conquistada por las tropas del rey Jaime I y posteriormente, en 1.268, sería donada por el monarca a Berenguela Alfonso, pasando de nuevo a ser propiedad de la corona a la muerte de ésta.

 En el año 1.290, el almirante Bernat de Sarriá compró la población y su territorio a la corona, siendo nombrado Señor de Callosa. De aquí el actual nombre de la población. Fue el mismo Bernat de Sarriá quien ordenó la reconstrucción de la plaza de Callosa entre los años 1.304 y 1.320. Posteriormente cedió la ciudad y su castillo al infante de Aragón Pedro de Ribagorza en el año 1.322, siendo de entonces las primeras noticias escritas en el documento de cesión en la que se habla del castillo y murallas de la población.

 La fortaleza acogió a los cristianos procedentes del Castillo de Tárbena y fue objeto de importantes obras de reforma y consolidación entre los años 1.375 y 1.378. Fue creada entonces la Baronía de Callosa a mediados del siglo XV.

 En este tiempo había caído la fortaleza en fuerte desuso, de tal forma que su estado era francamente ruinoso. Según documentos del año 1.445 se describe el estado de la edificación y ello permitió hacerse una idea bastante exacta de su morfología.

 Durante los siglos XV al XVI el ataque de los piratas berberiscos en la zona permitió a los habitantes de Callosa tener un seguro refugio, ya que dichos ataques fueron un auténtico azote para la misma y para su desarrollo.

 Sucesivamente el castillo fue ocupado por diferentes señoríos de Callosa, como los Moncada y los Bou, hasta finales del siglo XVII, momento en el que empieza a arruinarse, hasta desaparecer casi por completo, debido también a que se emplearon los materiales de su fábrica en la construcción de las nuevas viviendas del casco antiguo, al igual que ha sucedido en otras localidades, de tal forma que durante el siglo XVIII  desapareció casi enteramente.




Escudo de la población de Callosa d´Ensarriá

Estado actual:

 Se encuentran sus restos esparcidos por el casco antiguo de la localidad, en un pequeño montículo de cota 325 m. s.n.m. que sobresale del terreno circundante y que fue la base de su construcción sobre las primitivas ruinas árabes existentes.

 Se trataba de una cerca (muralla exterior) en el centro de dicho montículo, en cuya parte interior se alzaba una torre del homenaje, provista de un aljibe ó cisterna, reconvertida posteriormente en calabozo, en su base.

 En el ángulo inferior del recinto se ubicaba una pequeña capilla cristiana cubierta con bóveda. El resto de la superficie se distribuía entre las construcciones auxiliares, los espacios dedicados a plazas y corrales y viviendas de la población y soldados.

 El recinto era de planta rectangular, con torres cilíndricas en cada esquina. Alrededor de las murallas también se construyeron viviendas y se configuró la actual manzana. El patio principal del castillo (patio de armas) se convirtió en lo que actualmente ocupa la Plaza del Castillo dentro de callejero de Callosa de Ensarriá.

 Posee una puerta constituida por un arco rebajado que actúa como elemento de unión entre las casas pares e impares de la actual Calle Mayor. Únicamente se aprecia un lienzo de la muralla a lo largo de la calle San Antonio.

 El resto de muros están enmascarados bajo edificaciones más modernas y sólo se conserva un lienzo de la muralla exterior del castillo. De la muralla que protegía la ciudad quedan solamente algunos restos diseminados por el casco antiguo, así como pequeños vestigios de alguna de sus primitivas torres de defensa.

Galería fotográfica:

















No hay comentarios:

Publicar un comentario