Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 24 de abril de 2014

Ermita Fortificada del Ciprés (Alicante-San Juan) CA-255



Localización:

 La Ermita Fortificada del Ciprés, se encuentra ubicada en la población de San Juan, perteneciente a la comarca alicantina de L´Alacantí, y a tan sólo nueve kilómetros de la capital provincial.

Localización en Google Maps

 Su ubicación está muy cerca de la Torre del Ciprés, perteneciendo a su demarcación como construcción religioso-militar de los antiguos dueños de la citada torre.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

La partida de la Condomina se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

 Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

 En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

 Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona o la Torre Teresa.

 Dentro de las Torres de Defensa de San Juan se encuentra la única Ermita Fortificada representada en la Torre del Ciprés, que aquí os presentamos

 Su construcción data de mediados del siglo XVII.


Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:

  Se encuentra cercana a la Torre del Ciprés, en la huerta de San Juan (Alicante). Su datación, por los elementos que presenta su fábrica, es de época medieval, de mediados del siglo XVII.
 Es de planta rectangular y volumen prismático, presentando unas dimensiones exteriores de 4,00 x 8,00 m.

 Consta de solo una planta baja que hace de recinto religioso, con techo de teja a dos aguas. Pertenecía a los dueños de la torre y servía para sus oficios religiosos.

Es digno de mención su pórtico de entrada hecho en sillería en forma de arco de medio punto, formado por dovelas de gran tamaño, orientado al norte, que recaía frente al espacio abierto de la entrada a la primitiva casa, probablemente un ensanchamiento del antiguo camino.

 También destaca el ornamento de su entrada hecho con piedras redondas a modo de un mosaico muy hermoso y que seguramente servía para que los que entraban a la ermita no mancharan de barro la estancia en días de lluvia.

 El muro perimetral esta hecho en fábrica de mampostería y revoco, existiendo una inscripción en la clave, lo que le da una genealogía de construcción del año 1.661, cuando el peligro de incursiones berberiscas ya empezaba a remitir.

 El estado general de la ermita es malo, ya que se encuentra casi ruinosa.

Galería fotográfica:









No hay comentarios:

Publicar un comentario