Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

martes, 8 de abril de 2014

Torre de Carrús (Elche) CA-157



Localización:

La Torre de Carrús se encuentra en las proximidades de la ciudad de Elche, localidad de la comarca alicantina del Baix Vinalopó.


Localización en Google Maps

Vista de la Torre de Carrús en Google

 Su denominación actual es debida a que se encuentra en la partida ilicitana del mismo nombre, y está adosada a una vivienda particular que la ha incluido en su perímetro tras una remodelación de la misma. Se encuentra en el km. 6,700 de la carretera comarcal CV-84, en dirección a Aspe, y junto al Barranco de Los Arcos. Por la CV-84, dirección a Aspe, pasamos la 1ª rotonda (ITV) y después la 2ª rotonda (Cerámica). Al llegar a la 3ª rotonda, volvemos dirección a Elche, pero tomamos el camino de servicio paralelo a la carretera y antes de llegar al Tablao Flamenco El Polaco, giramos a la derecha, donde hay un cartel de Natural School. A 700 metros más adelante encontramos la torre.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Su origen, al igual que otras torres de la huerta ilicitana, se debe a que en el año 1.552 un bajel berberisco capitaneado por Salah Rais, llega a la costa ilicitana, en las cercanías de la playa del Pinet escasamente defendida por algunos vigías de guardia, para evitar que los contrabandistas cruzaran la albufera al amparo de la noche y  los controles impuestos por el marqués de Elche, y se percatan de la poca presencia defensiva. Toman tierra y rápidamente se adentran hasta la villa ilicitana donde, después  de intentar su asalto, capturaron importante botín en enseres y personas.

 Esto provoca que las autoridades  y las clases altas crearan el conocido como Resguardo de la Costa, institución encargada de crear una tupida red de alerta y prevención de ataques de enclaves de costa y de recintos urbanos, ya que en 1.550 el pirata Dragut, mercenario a sueldo de los turcos, castigaba las costas de la huerta de Alicante allí donde las defensas se relajaban.

 Por ello, las autoridades decidieron dotar a la costa ilicitana y al casco urbano de Elche, así como a su huerta, de un sistema defensivo que mantuviera la alerta ante los ataques moriscos, naciendo así una serie de torres de defensa con el objetivo de frenar los ataques de los piratas, levantando un sistema a lo largo de la huerta y costa ilicitana con diversas torres vigia, entre las que destacaron  Ressemblanc, Vaillós, Palombar, Carrús, Asprillas, Estaña y Gaitán, que unidas a las costeras de Tamarit, Pinet, Escaletes, Talayola y Carabassí,  constituyendo el sistema defensivo anexo a la ciudad de Elche y a la fortaleza de Santa Pola, gracias al experto ingeniero italiano Giovanni Baptista Antonelli en el año 1.562.

 Su origen como torre data del último cuarto del siglo XVII.





Escudo de la ciudad de Elche

Estado actual:

 El origen de la Torre de Carrús data de la época previa a que Felipe V confirmara la nobleza de los Miralles de Imperial, en 1.701, como Marqueses de la Torre de Carrús y primer propietario de la hacienda, formando parte así de los nuevos propietarios enriquecidos y ennoblecidos de la Villa de Elche.

 Acompañando a la construcción de la Torre se colonizó la zona de Carrús para ser cultivada y habitada. Esta torre es considerada como torre vigía, por sus características semejantes a otras construidas en la misma época, según Seijó Alonso, y su función principal era la de defenderse de los ataques de los piratas africanos, principalmente berberiscos, que periódicamente asolaban las costas hasta bien entrado el siglo XVIII.

 Estas torres se construían en zonas alejadas de la ciudad. El caserío anexo a la torre se construyó muy posteriormente, alrededor del año 1.780; en la actualidad es un edificio independiente del otro, y no hay constancia de que hubiera anteriormente algún tipo de comunicación interior. Tanto un edificio como otro han conservado desde su origen la misma fisonomía general, incorporando en el transcurso del tiempo algunos elementos, como es el caso del porche, situado en la fachada Sur y realizado en los años 50.

 Sus elementos principales son el volumen, la fachada con su composición, elementos y materiales, la organización estructural y la escalera. La Torre de Carrús ha sido declarada recientemente monumento histórico por el Ministerio de Cultura, catalogada como torre vigía.

 Se encuentra en mal estado general de conservación. La construcción ha ido cambiando y adaptándose a las circunstancias funcionales de cada época, lo que ha permitido muchas intervenciones que se aprecian en la heterogeneidad de ciertos elementos. Así, ya en 1.914, hubo una gran reconstrucción de la torre, como muestra inscripción sobre la pared en el interior; se produjo además una caída parcial de su parte norte, lo que haría cambiar su aspecto exterior, al aumentar la dimensión de los huecos y perder ese aspecto defensivo que poseía anteriormente. 

 En el interior se aprecia esta reconstrucción en el primer forjado, al existir un cambio de composición entre la parte del norte y del sur; en el sur el forjado es de bóveda de cañón hecha de piedra, en cambio la parte reconstruida es de viguetas de madera con revoltón de yeso. Como recientes intervenciones destacables, podemos citar la reparación de las cubiertas planas de la torre y cuadras, protegiendo el interior de la entrada de humedades (algo ruinoso para los materiales más utilizados, la madera y el yeso). También se enfoscaron con mortero de cemento los antepechos de las cubiertas y la fachada Oeste de la torre, al quedar al descubierto la fábrica de mampostería de piedra.

  La Torre de Carrús está situada en un altiplano desde donde se controlan todas las tierras, que en principio eran muchas y muy extensas. Esta construcción corresponde al tipo de casa con torre anexa, descrita por Seijó Alonso, con cierta relación con las casas de la huerta de Alicante. En este caso la torre es casi mayor que el caserío, ya que la construcción no estaba supeditada exclusivamente al refugio de los campesinos de la zona, sino también a la vida continua de sus propietarios, en su origen el Marqués de la Torre de Carrús (que, como se indica, debe su título nobiliario al nombre del lugar de sus tierras).

 La torre se encuentra en la actualidad completamente restaurada, aunque en este proceso haya perdido sus señas de identidad y, por tanto, su aspecto original. La finca a la que se adosa es de construcción muy posterior.

  Parece ser que fue una torre de defensa, más que de vigilancia, y posiblemente fuera en un primer momento un puesto de vigilancia de origen musulmán, dada su excepcional ubicación en un altiplano desde el que se controlaban las tierras circundantes.

 En la actualidad forma parte de la finca y presenta un exterior muy poco cuidado, en general muy malo, pese a haber sido reformada en varias ocasiones a lo largo de su existencia.

Galería fotográfica:








2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón. Se encuentra en un estado más que lamentable. Y ahora se ha librado por muy poco, de que el AVE todavía sin inaugurar en Elche, la arrollara ya por completo.

    ResponderEliminar
  2. Con la cantidad de torres que hay en Elche y cercanía si estuvieran bien restauradas ,sería una buena ruta turistica.

    ResponderEliminar