Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 30 de abril de 2014

Muralla Urbana de Benissa (Alicante) CA-059


Localización:

 Las Murallas de Benissa se encuentran en la localidad homónima, perteneciente a la comarca alicantina de la Marina Alta. Esta localidad se sitúa en la carretera nacional entre las poblaciones de Calpe y Teulada. No dejéis de visitar el templo de estilo neoclásico dedicado a la Purissima Xiqueta, en el casco antiguo, donde se conserva una pequeña talla atribuida a Juan de Juanes, pintor afamado, del siglo XVI.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta los restos de las murallas no hay más que preguntar por la ubicación de las calles de les Parretes y del Mártir Pedro de Benissa, pues junto a ellas encontramos los restos existentes en la actualidad.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Orgullosa se muestra Benissa de un pasado antiquísimo, que parece remontarse al periodo ibérico, al que pertenecen los restos arqueológicos allí encontrados. De la Venilia histórica situada en la ruta que los cartagineses siguieron en su marcha hacia Roma, no queda más vestigio que la cita histórica.

 En el año 720, los árabes se apoderan de la zona, dando el nombre de Ben-Issa al núcleo de población allí formado, constituido por la medina islámica que se dedicó a las labores agrícolas. Cinco siglos permanecieron los musulmanes en estas tierras hasta que fueron conquistadas en 1.254 por el rey Jaime I el Conquistador, quien la repobló con mallorquines y aragoneses, al tiempo que otorgaba al poblado conquistado el título de Villa.

 En el año 1.272, el rey Jaime I  la donaría al señor feudal Jaime de Gruny. Más tarde paso a ser propiedad de Roger de Lauria, formando parte de un señorío junto con las localidades de Altea, Calpe y Teulada.

 Su titularidad pasó a manos del segundo conde de Denia, la corona, el infante Juan, Rodrigo Girón de Rebollet y, por último, a la familia Palafox.

 A finales del siglo XV y en el primer cuarto del siglo XVI, ya existe constancia de los cuantiosos asaltos berberiscos que sufriría la población, que estaban afectando al litoral alicantino, por lo que se comenzó a pensar en la conveniencia de fortificar la villa, y por ello fue construida una muralla defensiva  que circundaba todo el perímetro de ella, en lo que hoy es parte del casco antiguo de Benissa. Asimismo, se construyeron dos torres vigía de costa, que en la actualidad están totalmente desaparecidas y en el interior tan solo queda la Casa Fortificada de Calcides. (ver en nuestro Blog).

 En el interior del recinto se crearon al menos dos edificios religiosos fortificados: Uno que estaba situado en la Plaza del Portal, derribado en su totalidad, y el actual Convento Franciscano de la Concepción, que data de finales del siglo XVI o principios del XVII. ( ver entrada en nuestro Blog).



Escudo de la población de Benissa

Estado actual:

 De las antiguas murallas de la villa se aprecian distintos lienzos que han pasado a formar parte, en la mayoría de los casos, de la estructura urbana del municipio. Forman parte de algunas casonas que aprovecharon sus lienzos para su construcción.

Dentro del recinto amurallado también se encuentran algunas de las casas medievales que todavía presentan en sus fachadas su fábrica de sillería, como la Casa Palacio de los Torres-Orduña, actual Casa de la Cultura de la villa.

 El tramo más relevante se encuentra en el Carrer de les Parretes , y hay otro importante en la calle del Mártir Pedro de Benissa.

 Pero el resto más significativo es el propio Convento Franciscano, que todavía conserva distintos elementos defensivos, tales como los amurallamientos de la construcción, su torre del campanario y un matacán sobre la puerta principal de acceso al edificio.

Galería fotográfica:

Restos de la Muralla de Benissa







Casal de la Joventut

Convento Franciscano

Pórtico de la Lonja de Contratación





No hay comentarios:

Publicar un comentario