Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 1 de mayo de 2014

Torre de Calcides (Benissa, Alicante) CA-276




Localización:

 La Torre de Calcides, también llamada Torre de la Casa del Tros de les Calcides, se encuentra situada en la localidad de Benissa, en la comarca alicantina de la Marina Alta.

Localización en Google Maps

 Se encuentra localizada en una finca junto al Barranco del Baladiar, así llamado por la gran cantidad de baladre que en él se encuentra. Dicha finca, y la torre adosada a ella, se sitúa en una pequeña loma sobre dicho barranco. Es de sobra conocido en la localidad, por lo que cualquiera nos puede informar como llegar hasta ella, existiendo un camino bastante practicable que nos deja a las puertas de la finca.


Historia:

Orgullosa se muestra Benissa de un pasado antiquísimo, que parece remontarse al periodo ibérico, al que pertenecen los restos arqueológicos allí encontrados. De la Venilia histórica situada en la ruta que los cartagineses siguieron en su marcha hacia Roma, no queda más vestigio que la cita histórica.

 En el año 720, los árabes se apoderan de la zona, dando el nombre de Ben-Issa al núcleo de población allí formado, constituido por la medina islámica que se dedicó a las labores agrícolas. Cinco siglos permanecieron los musulmanes en estas tierras hasta que fueron conquistadas en 1.254 por el rey Jaime I el Conquistador, quien la repobló con mallorquines y aragoneses, al tiempo que otorgaba al poblado conquistado el título de Villa.

 En el año 1.272, el rey Jaime I  la donaría al señor feudal Jaime de Gruny. Más tarde paso a ser propiedad de Roger de Lauria, formando parte de un señorío junto con las localidades de Altea, Calpe y Teulada.

 Su titularidad pasó a manos del segundo conde de Denia, la corona, el infante Juan, Rodrigo Girón de Rebollet y, por último, a la familia Palafox.

 A finales del siglo XV y en el primer cuarto del siglo XVI, ya existe constancia de los cuantiosos asaltos berberiscos que sufriría la población, que estaban afectando al litoral alicantino, por lo que se comenzó a pensar en la conveniencia de fortificar la villa, y por ello fue construida una muralla defensiva  que circundaba todo el perímetro de ella, en lo que hoy es parte del casco antiguo de Benissa, y en sus alrededores también se construyeron torres de defensa interior, como la Torre de Canor y la que aquí presentamos.

 Asimismo, se construyeron dos torres vigía de costa, que en la actualidad están totalmente desaparecidas.



Escudo de la población de Benissa

Estado actual:

 Se trata de una torre vigía y de defensa de una alquería de época cristiano-medieval, elevada entra las ruinas de una construcción más posterior anexa a ella. Su época de construcción data der probablemente principios del siglo XVI.

 Su misión era salvaguardar la alquería, al igual que otras torres musulmanas, contra el ataque de los enemigos, que en esta ocasión no eran otros que los piratas berberiscos venidos del Norte de África.

 La torre destaca por su componente vertical y se trata de una construcción de planta cuadrada, compuesta de planta baja y dos pisos. El remate de la misma está truncado, al presentar una cubierta inclinada a una agua, que pone en evidencia esta alteración, pues incluso se ha cortado uno de los vanos (ventanas) del piso superior.

 Está fabricada en mampostería irregular, y en las esquinas se utilizaron sillares irregulares para darle más consistencia a la torre. Los huecos son rasgados y se formaron de sillarejos, los cuales configuran su forma.

 Construcciones de épocas posteriores fueron añadidas a dos lados de la torre, y las juntas entre ellos descubren la independencia de la torre de las mismas, pues en origen se trataba de una torre exenta.

 Se encuentra actualmente en un excelente estado de conservación después de la profunda reforma efectuada a la finca por sus actuales dueños. En las fotos de la galería podréis observar la gran renovación de la torre.

Galería fotográfica:











No hay comentarios:

Publicar un comentario