Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

domingo, 11 de mayo de 2014

Torre de Carabassí (Santa Pola, Alicante) CA-163


Localización:

La Torre de Carabassí se encuentra situada en la costa mediterránea alicantina en las proximidades de la ciudad de Santa Pola, al Norte de la misma y muy cerca de la playa de Carabassí, de la que toma su nombre, a los pies del acantilado del Cabo de Santa Pola, en el que se encuentra la Torre de Talayola, que actualmente está convertida en el faro del mismo. También se encuentra frente a la misma Isla de Tabarca, desde donde la distancia a la costa es mínima.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella hay que tomar la salida de la ciudad en dirección hacia la playa del Carabassí ,por la Avda. de Santiago Bernabéu. Al final de la misma entramos en la zona y frente a la playa, en un pequeño montículo encontramos los restos de la torre. Este paraje está cercano a la urbanización “Carabaçí”, justo encima de la Ermita de Nuestra Señora del Rosario.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

Su origen, al igual que otras torres de la costa, se debe a que en el año 1.552 un bajel berberisco capitaneado por Salah Rais, llega a la costa ilicitana, en las cercanías de la playa del Pinet escasamente defendida por algunos vigías de guardia, para evitar que los contrabandistas cruzaran la albufera al amparo de la noche y  los controles impuestos por el marqués de Elche, y se percatan de la poca presencia defensiva. Toman tierra y rápidamente se adentran hasta la villa ilicitana donde, después  de intentar su asalto, capturaron importante botín en enseres y personas.

 Esto provoca que las autoridades  y las clases altas crearan el conocido como Resguardo de la Costa, institución encargada de crear una tupida red de alerta y prevención de ataques de enclaves de costa y de recintos urbanos, ya que en 1.550 el pirata Dragut, mercenario a sueldo de los turcos, castigaba las costas de la huerta de Alicante allí donde las defensas se relajaban.

 Por ello, las autoridades decidieron dotar a la costa ilicitana y al casco urbano de Elche, así como a su huerta, de un sistema defensivo que mantuviera la alerta ante los ataques moriscos, naciendo así una serie de torres de defensa con el objetivo de frenar los ataques de los piratas, levantando un sistema a lo largo de la huerta y costa ilicitana con diversas torres vigia, entre las que destacaron  Ressemblanc, Vaillós, Palombar, Carrús, Asprillas, Estaña y Gaitán, que unidas a las costeras de Tamarit, Pinet, Escaletes, Talayola y Carabassí,  constituyendo el sistema defensivo anexo a la ciudad de Elche y a la fortaleza de Santa Pola, gracias al experto ingeniero italiano Giovanni Baptista Antonelli en el año 1.562.




Escudo de la población de Santa Pola

Estado actual:

 No es fácil reconocer el lugar exacto del emplazamiento de esta torre, pero el documento más clarificador habla  que “ …muy cerca a la torre se encuentra un aljibe…”. Acorde a este informe, la documentación arqueológica constata la existencia de un aljibe, de planta cuadrangular, con cubrición de bóveda de cañón y construido en mampostería irregular trabada en mortero de cal y grava, situado al pie del macizo y a unos 150 m. al N. de la ermita. Es por ello que estos hechos confirmarían la ubicación al pie del monte, y no arriba como se podría suponer para un mejor control visual de la costa.

 La torre se encuentra actualmente en ruinas y perteneció al sistema defensivo edificado para tal efecto, complementando así las defensas de la fortaleza de Santa Pola.

 Misión principal ésta, junto con las torres de Escaleta, Talayola y Tamarit, aparte de la torre de Pinet, situada más al sur de la ciudad. Daban todas ellas protección al litoral frente  a los ataques berberiscos procedentes del norte de África.

 Por las estimaciones hechas sobre los restos de la misma, y según un informe de D. Pedro de Navas hecho en 1.787, debió ser una torre cilíndrica, y no tronco-cónica como la de Escaleta. Su fábrica debió ser esencialmente de mampostería, sin poder precisar más datos dado el deficiente estado que muestra en la actualidad. Otro informe de finales del siglo XIX, hecho por D. Joaquín Aguado con motivo de la venta de estas torres al Cuerpo de Carabineros, declara que: “ no pudiéndose saber ni aun que figura tuvo la torre, pero los datos de la gente antigua de los cortijos cercanos dicen que fue circular, conservando un aljibe a su lado bastante deteriorado”.

Con todos estos datos se puede afirmar que la Torre de Carabassí sería una torre circular levantada  muy posiblemente alrededor de 1.554, por orden del duque de Maqueda, siendo su destrucción durante la Guerra de la Independencia.

Galería fotográfica:







No hay comentarios:

Publicar un comentario