Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

sábado, 19 de abril de 2014

Torre de Blai ( Jijona, Alicante) CA-233


Localización:

 La Torre Blai ( o también llamada Torre Blay) se encuentra localizada en la población de Jijona ( Xixona) perteneciente a la comarca alicantina de L´Alacantí, al norte de la ciudad de Alicante, y famosa por la elaboración de turrones.

Localización en Google Maps

 La torre se ubica hacia el norte de la población, en una de las calles que bajan desde el castillo hacia el centro de la ciudad  y adosada a una vivenda que está muy cerca del barranco que hay al este de Jijona. Es muy conocida en la localidad, por lo que no hay problema para llegar hasta ella.

Localización en el mapa topográfico
Historia:

 Los orígenes de la población de Jijona son inciertos y existe la posibilidad de que se remontasen a tiempos muy antiguos. No obstante, la primera confirmación de la existencia del asentamiento humano se debe al establecimiento de los límites del obispado de Denia, atribuido al rey Wamba, que cita la población y castillo de Xexona, topónimo que se identifica con la actual Jijona o Xixona.

 El origen del castillo, tal vez anterior a la ocupación árabe, se reconoce como almohade del siglo XII, por su semejanza con los de Tibi o Bañeres de Mariola.

 Jaime I el Conquistador recuperó el castillo y la ciudad en el año 1.258, participando sus habitantes posteriormente en la toma del castillo de Alicante.

 En 1.337 Jijona ya era una villa y tenía representación en las cortes valencianas de Pedro II. Sería esta rey quien realizaría importantes reformas y restauraciones en el castillo sobre el año 1.338.

 Pedro el Cruel lo conquistó en el año 1.364, siendo recuperado más tarde para la corona de Aragón mediante una cuantiosa tropa que en gran parte provenía de las poblaciones vecinas a esta comarca.

 Durante la Guerra de Sucesión, la villa se declaró partidaria del rey Felipe V. En octubre de 1.706 las fuerzas del archiduque Carlos sitiaron el castillo, obligando a sus moradores a la rendición. No obstante, con parte de las fuerzas fieles a Felipe V que habían huido de la fortaleza y algunos refuerzos procedentes de Villena, el castillo fue recuperado nuevamente para la causa borbónica.

 Al finalizar la guerra, y motivado por la fidelidad demostrada por la villa, el rey Felipe V le otorgó diversos privilegios y le dio el título de ciudad. Entre los privilegios se contó con la donación del castillo y sus propiedades al ayuntamiento de la localidad, efectuado en 1.706.

 A partir de aquí, el castillo fue cayendo en sucesivo deshuso, y los habitantes de Jijona aprovecharon sus materiales para la construcción de nuevas viviendas en el auge de la ciudad, quedando en el transcurso de los años en plena ruina.

La Torre Blai vivió todas estas visicitudes al estar incluida en los mecanismos de defensa de la población.



Escudo de la ciudad de Jijona

Estado actual:

 Su privilegiada situación, en orientación y altura,  le permitía vigilar toda la llanura que se extiende hacia el norte, hasta las estribaciones del puerto de la Carrasqueta, y tiene su origen en una torre musulmana que hacía de puesto vigía del Castillo de la Torre Grossa.

 Ha sido restaurada a lo largo de muy distintas épocas, acciones de las cuales se pueden observar en la actualidad, presentando hoy un aspecto envidiable ya que al haber quedado adosada a una propiedad particular los actuales dueños de la finca han efectuado unas profundas reformas en ella, dejándola totalmente habitable y con un interior espectacular.

 La torre fue construida hacia finales del siglo XII con la finalidad de servir de torre vigía para la fortaleza de Jijona, habiéndose empleado en su construcción mampostería árabe.

 Poco conocemos de su estado inicial, ya que no constan en los archivos descripción alguna de la época, aunque en comparación de otras torres musulmanas de la época dependientes de grandes fortificaciones pensamos que se trataría de la típica torre que vigilaba la zona norte de la fortaleza a modo de avanzadilla para posibles ataques provenientes de esta zona.

Galería fotográfica:





















No hay comentarios:

Publicar un comentario