Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 2 de abril de 2014

Castillo de Ondara (Alicante) CA-063



Localización:

 El Castillo de Ondara se encuentra localizado en la localidad homónima perteneciente a la comarca alicantina de la Marina Alta.


Localización en Google Maps

Vista del Castillo de Ondara en Google

 Sus restos están ubicados en el interior de la población, muy cercanos a lo que actualmente es el Mercado Central Municipal, en el centro de la población, por lo que no es nada difícil llegar hasta él.


Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Los primeros vestigios de asentamientos humanos en las proximidades de Ondara se localizan en las cuevas del Palomo y del Cuervo (Paleolítico Medio); Cueva Oscura (Eneolítico) y en la sierra de Segaria, donde existió un poblado ibero.


El poblado ibero de la Sierra de Segaria

 Aunque no ha sido totalmente confirmado, parece ser que los orígenes de la actual población de Ondara podrían ser romanos. Especial interés tienen, por su proximidad al casco urbano y ligado a la llegada de colonos romanos procedentes de Denia ( Dianum), la aparición de varias villas romanas, necrópolis y cerámica, en las partidas del Plan de la Fuente, Subidas y Vinvals, donde se han encontrado muchos vestigios, actualmente en el Museo de Denia, así como inscripciones funerarias recuperadas en el mismo casco antiguo.

 Pero será bajo la dominación musulmana cuando Ondara tendría gran relevancia. Con la protección de una pequeña elevación y el recurso del agua del Barranco de la Alberca, se construiría una torre vigía árabe que perduraría durante siglos, ocupando la parte alta del pueblo. Queda como testigo una de las cuatro torres, la actual Torre del Reloj., perteneciente a la posterior construcción cristiana post-reconquista.Con independencia del Califato de Córdoba, en el año 1.012 entra a formar parte del reino taifa de Denia.

 Existe documentación fehaciente de que el Cid Campeador ocupó temporalmente la mencionada torre durante el invierno del año 1.090 al 1.091, periodo en que la construcción sería refortificada y desde donde se exigiera tributo al rey de Denia.

 La dominación árabe de Ondara le reportó un importante sistema de riego musulmán, que en la actualidad aún perdura.

 Jaime I conquistó la plaza de Ondara a los árabes el 6 de Junio de 1.244, quedando tras la toma una población mayoritariamente islámica, siendo un territorio fronterizo e inestable. Durante bastante tiempo perteneció tanto a reyes como a particulares, como es el caso de Berenguer de Palau, Arzobispo de Barcelona, y en el año 1.323 se entregó la población por el rey Jaime II a su hijo Pere, infante de Aragón.

 En 1.472 se tienen noticias de una importante actividad en el cultivo de pasas (uvas secas dulces) realizada por los habitantes moriscos de Ondara. En estos momentos la población cristiana rondaba sobre el 20% del total de habitantes, siendo éstos en número de unos 500.

 Uno de los apellidos más importantes de la nobleza catalana, los Cardona, se harán cargo del Señorío de Ondara, donde residirían hasta finales del siglo XVII en la casa señorial que hoy conocemos como Casa del Mayorazgo de Ondara (ver la entrada a este Blog). El más importante fue Antoni Cardona y Borja, marqués de Guadalest a la sazón.

 En el año 1.574, el rey Felipe II consiguió del Papa Gregorio XIII el título de Vicaría para la población, al tiempo que la declaraba Villa Real. En el año 1.609, con la expulsión de los moriscos ( alrededor de 900 habitantes), Ondara quedó prácticamente despoblada, y hasta 1.611 no comenzaría su repoblación, especialmente de cristianos viejos mallorquines.

 En la Guerra de Sucesión estuvo a favor del Archiduque Carlos de Austria y, tras su derrota, las tropas borbónicas, en señal de venganza, saquearon e incendiaron la población de Ondara.

 Durante la Guerra de la Independencia, un ilustre hijo de Ondara, Diego Grustán, se erigió en caudillo de la guerrilla contra las tropas napoleónicas.





Escudo de la población de Ondara

Estado actual:

 Como hemos dicho, los actuales restos del casi extinto castillo de época cristiana de Ondara se encuentran ubicados en el centro de la ciudad, quedando solamente una de las tres o cuatro torres que se incluían en él, actualmente adosada a una vivienda.

 Presenta sillería en su vano, aunque ha sido remozada en muchas ocasiones y en la actualidad está totalmente encalada. El remate de la terraza de esta torre está adornada por un templete, posiblemente añadido en su última remodelación, a finales del siglo XVIII.

 También se le adosó un reloj en la cara que da a la plaza donde se ubica, y de este hecho, los restos de la torre son conocidos localmente como la Torre del Reloj.

19-01-2.019  ¡¡ Últimas noticias sobre el Castilo de Ondara !!

Luz sobre el pasado medieval de la Marina Alta es la noticia aparecida en la prensa local. Una excavación realizada por los arqueólogos Josep Ahuir y Carles Juan en una casa del siglo XX ubicada en la Plaza Mayor de Ondara ha podido al fin documentar la existencia del Palacio-Castillo de esa población, del que hasta la fecha sólo se tnían "algunos indicios pero pocos restos materiales, ya que la construcción de numerosas casas posterioriores no había dejado prácticamente evidencias de él".

 El mérito del estudio de Ahuir y Juan, que será divulgado en el transcurso de las II Jornadas de Patrimonio e Historia de Ondara que se celebrarán os próximos días 19 y 20 de Enero bajo el título "Descubriendo el Palacio Castillo de Ondara: el mundo feudal en la Marina Alta", es que ha podido confirmar en un trabajo a pie de campo las tesis que ya habían adelantado otros investigadores, como el arquitecto de Denia Josep Ivars.

 Este último descartó en su día el origen andalusí del palacio fortificado de Ondara y estableció que el mismo fur construido despues de la conquista de Jaime I, a finales del siglo XIII o rincipios del siglo XIV. Ivars señaló, además, que este doble uso - tanto de defensa militar como residencial como centro de poder del señor feudal- permitía establecer paralelismos entre la edificación de Ondara y otras plazas de la comarca de esa misma época, como el Castillo de Olocaiba en Pedreguer o el Castillo de Forna en Adsubia. 

 Pues bien, los elementos constructivos que ahora han localizado Ahuir y Juan permiten confirmar las hipótesis cronológicas de Ivars y recomponer aquel castilo perdido. De especial valor son la aparición de los únicos vestigios de los accesos a la Torre Norte que han llegado a la actualidad: dos arcos de piedra en muy buenas condiciones, especialmente la del piso inferior, de medio punto y con dovelas de piedra picada de tosca de Jávea. En los dos arcos existen marcas de cantero, que Ivars ya aludía a uno de los arcos, si bien del otro no se tenía hasta el momento noticia alguna. 

 También se ha documentado el interior de un gran muro medianero donde se integraban los dos arcos y que podría datar del siglo XIV, esto es, prácticamente de la primera época del palacio. Mientras, los dos arcos serían aberturas posteriores, de los siglos XV o XVI. Además, se ha redescubierto en la fachada norte la barbacana del castillo, como gran ejemplo de su misión defensiva, y que también fur nombrada por Ivars. 

 Por otro lado y según la investigación de Ahuir y Juan, existen restos constructivos que fueron reutilizados para edificar la vieja casa del siglo XX, como el ábaco de un capitel gótico o una moldura de piedra tosca.


Parte de un ventanal gótico del Palacio-Castillo de Ondara

 El palacio -castillo de Ondara sufrió pronto un proceso de degradación según describe también Ivars y es posible que ya estuviera en ruinas o parcialmente demolido en la segunda mitad del siglo XVIII. Eso pudo deberse a un largo periodo de abandono pero también por los hechos ocurridos durente la Guerra de Sucesión, en los primeros años del siglo XVIII. De cualquier modo, existen indicios de que en siguiente gran conflicto bélico que afectó a la comarca, la Guerra del Francés en la centuria siguiente, el palacio, si áun existía, ya no era útil no defensiva ni residencialmente. En la actualidad, de las presumiblemente cuatro torres con las que contaba la fortificación, sólo queda en pie la Torre Sur.
Galería fotográfica:











Castillo de Ondara (Vista nocturna)

No hay comentarios:

Publicar un comentario