Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

lunes, 20 de enero de 2014

Torre de Aguilló (Villajoyosa) CA-184



Localización:

 La Torre de Aguillón se encuentra en el término municipal de Villajoyosa, ciudad de la comarca de la Marina Baixa. También es conocida como Torre Aguiló o Torre Aguilló.




Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella debemos llegar a la famosa Cala de Finestrat, al sur de la playa de Poniente de Benidorm. Desde la cala hay un sendero señalizado que nos lleva hasta la torre.


Localización en el mapa topográfico


Historia:

 Los orígenes de la ciudad de Villajoyosa son muy remotos, extendiéndose anteriormente a la época de la romanización de toda la zona litoral alicantina. De hecho, algunos historiadores apuntan la posibilidad de que los basamentos fueran los de una antigua domus romana, que con posterioridad fue amurallada, y que constituyó el núcleo urbano del asentamiento romano dedicado a las industrias pesqueras y salazoneras de esta parte del litoral alicantino.

 Posteriormente la invasión musulmana de la península conquistó el asentamiento para la causa árabe hacia el siglo XI de la era cristiana, perdurando la inicial alquería e iniciando la construcción de la fortaleza árabe, así como su recinto amurallado.  Su conquista para las armas cristianas acaeció hacia el año 1.251, quedando despoblada tras las revueltas protagonizadas por el caudillo musulmán Al-Azraq.

 El 8 de mayo del año 1.300 se le concedió la carta puebla, otorgada por el almirante Bernat de Sarriá. Despues de diversos pleitos, la ciudadela pasó a depender de la corona aragonesa y en 1.443, fue elevada a la categoría de Villa Real.

 En el transcurso de la Guerra de Germanías, la población comenzó apoyando a los agermanados, si bien, acabaría defendiendo la causa real. Ello motivó que en 1.551 se diera la Real Orden de acabar de fortificar la villa, encargándose las obras a Juan Bautista Antonelli.

 A principios del siglo XX se derribaron las dos puertas que daban acceso al recinto amurallado, según P. Madoz, seguramente por motivos del ensanchamiento de la ciudad actual.

 Entre las tradiciones de la población se recuerda especialmente los ataques piratas berberiscos y turcos del año 1.538, lo que ha dado origen a sus afamadas fiestas de Moros y Cristianos, del mes de Julio de cada año, en honor a Santa Marta,en las que se celebra el desembarco real de las huestes moras en la playa de la ciudad y la consiguiente batalla con las tropas cristianas.

 La Torre de Aguillón pertenecía al grupo de torres vigía, junto a la Torre Josa, para la vigilancia norte de la población. Sus orígenes se remontan al siglo XVI.




Escudo de la ciudad de Villajoyosa

 Estado actual:


Torre Aguiló (Vista aérea)

  Se trata de una torre almenara con planta cuadrada y base alamborada, de morfología prismática, que tiene una planta de altura y una plataforma superior. Está construida en mampostería irregular de calizas locales y trabada con mortero de cal y grava de tonalidad blanquecina, con refuerzo de sillares trabajados con puntero en las esquinas, puerta y ladroneras de la torre, así como cantonadas superiores del alambor.

  La torre tiene un acceso de medio punto en altura en el frente oeste, realizado en sillería de arenisca, con deriva interna. Como elementos funcionales presenta cuatro ladroneras centradas en cada una de sus caras, de los cuales sólo nos quedan los vestigios de sus buzoneras, excepto en el frente noreste y noroeste, donde todavía quedan restos visibles de las ménsulas. La presencia de estas defensas verticales quedan reflejadas claramente en un grabado del año 1.717 en el que se dibuja la planta de una torre desaparecida, la Torre Soler, fortificación de carácter señorial situada en las cercanías de Benidorm, en la que aparece al fondo la Torre de Aguiló, y en el que aprecia claramente la torre alamborada , el remate corrido y macizo y las cuatro ladroneras.

 También cuenta con dos troneras de buzón con deriva externa, realizadas en sillería, y ubicadas en las caras norte y sur. El interior presenta una estancia cuadrangular con una cubierta de bóveda de cañón, en mampostería irregular dispuesta por aproximación de hiladas y con vano para acceder al piso superior a través de una escalera de cuerda o similar, ya que no existe ninguna escalera de caracol construida. No parece contar con una chimenea que sirva de hogar para las largas esperas de los guardas, pero sí se han localizado huellas de fuego en la superficie de la cubierta lo que parece estar relacionado con la disposición de las “alimaras” o señales de comunicación entre torres cuando se produce una alarma o avistamiento. Pese a su situación estratégica en lo alto de la Cala Morales, la torre no parece contar con un aljibe para almacenar agua. Sin embargo, está dotada con una gran tinaja incrustada en el centro del pavimento, que recogería el agua transportada en odres o tinajas para su consumo.

 La actuación arqueológica previa a la restauración del edificio, realizada bajo la dirección del arquitecto Marius Beviá y la arqueóloga Silvia Yus Cecilia en el año 2.005, ha ofrecido una buena cantidad de datos que mejoran sensiblemente la información de que se disponía sobre la torre, cuando en el año 1.996 Menéndez Fueyo hizo una aproximación a su estudio. Uno de los elementos descubiertos en dichas trabajos previos fue la detección de una pequeña calera situada al noreste, en las inmediaciones de la torre, que parece generaba la suficiente cal como para servir de aglutinante para la argamasa de las pequeñas reformas y obras en la torre.

 La referencia más antigua que conocemos sobre la Torre de Aguiló procede del memorial para la defensa de la costa del Reino de Valencia que hizo el ingeniero italiano Antonelli il Vecchio en el año 1.561, en el que dice: “...la torre de aquilon que es la que sigue despues de Villajoyosa se adobase son si guirnalda como las otras y sele proveera de un morterete para que alcançe el tiro della con lo de Benidorm y con lo de Villajoyosa para disturbar el desembarco de los moros...”. Escasas referencias se conservan en años posteriores, aludiendo la mayor parte de ellas a su existencia y emplazamiento (Pradells Nadal, 1995). La torre es vendida al Cuerpo de Carabineros en el año 1.870, gracias al informe del capitán Joaquín Aguado, de dicho cuerpo, que modificaron la cubierta transformando la ubicación de las buzoneras, reutilizando los sillares para la construcción de un mirador y construyendo una garita cubierta en la mitad septentrional de la torre y adaptando las derruidas defensas para el control del contrabando.


 Galería fotográfica:
















 Las siguientes fotografías corresponden a la Torre de Aguillón antes de acometer su reconstrucción actual.







No hay comentarios:

Publicar un comentario