Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

lunes, 27 de enero de 2014

Torre del Charco (Villajoyosa) CA-182



Localización: 


 La Torre del Charco, conocida también por Torre del Xarco, Torre Guaita o Torre Giraley, se encuentra en el término municipal de Villajoyosa, ciudad de la comarca alicantina de la Marina Baixa.

Localización en Google Maps

Vista de la Torre del Charco en Google

 Para llegar hasta ella debemos ir desde Alicante a Villajoyosa por la carretera general, no por la autopista. Antes de llegar a la ciudad, a nuestra derecha y cercana a la costa veremos la torre, y cuando estemos llegando a su altura, nos desviaremos en un camino que lleva hacia la playa del Charco. No será difícil encontrar el camino de ascenso a la pequeña loma en que está ubicada la misma, ya que se encuentra en el acceso a una vivienda particular que se haya en la Peña del Xarco, a la derecha de la misma playa.


Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Los orígenes de la ciudad de Villajoyosa son muy remotos, extendiéndose anteriormente a la época de la romanización de toda la zona litoral alicantina. De hecho, algunos historiadores apuntan la posibilidad de que los basamentos fueran los de una antigua domus romana, que con posterioridad fue amurallada, y que constituyó el núcleo urbano del asentamiento romano dedicado a las industrias pesqueras y salazoneras de esta parte del litoral alicantino.

 Posteriormente la invasión musulmana de la península conquistó el asentamiento para la causa árabe hacia el siglo XI de la era cristiana, perdurando la inicial alquería e iniciando la construcción de la fortaleza árabe, así como su recinto amurallado.  Su conquista para las armas cristianas acaeció hacia el año 1.251, quedando despoblada tras las revueltas protagonizadas por el caudillo musulmán Al-Azraq.

 El 8 de mayo del año 1.300 se le concedió la carta puebla, otorgada por el almirante Bernat de Sarriá. Despues de diversos pleitos, la ciudadela pasó a depender de la corona aragonesa y en 1.443, fue elevada a la categoría de Villa Real.

 En el transcurso de la Guerra de Germanías, la población comenzó apoyando a los agermanados, si bien, acabaría defendiendo la causa real. Ello motivó que en 1.551 se diera la Real Orden de acabar de fortificar la villa, encargándose las obras a Juan Bautista Antonelli.

 A principios del siglo XX se derribaron las dos puertas que daban acceso al recinto amurallado, según P. Madoz, seguramente por motivos del ensanchamiento de la ciudad actual.

 Entre las tradiciones de la población se recuerda especialmente los ataques piratas berberiscos y turcos del año 1.538, lo que ha dado origen a sus afamadas fiestas de Moros y Cristianos, del mes de Julio de cada año, en las que se celebra el desembarco real de las huestes moras en la playa de la ciudad y la consiguiente batalla con las tropas cristianas.

 La Torre del Charco pertenecía al grupo de torres vigía de la ciudad para la vigilancia de los ataques berberiscos desde el mar. Sus orígenes se remontan al siglo XVI.




Escudo de la ciudad de Villajoyosa

 Estado actual:

 Es una torre almenara de planta circular con morfología troncocónica, dotada de un ligero alamborado. Está totalmente construida en fábrica de mampostería de origen local, sobre todo de calizas y areniscas, aparejadas irregularmente con mortero de cal y grava de tonalidad marrón claro, igual que el enfoscado que, parcialmente conservado, cubre la construcción. Se presenta en buen estado, aunque está desmochada en su parte superior y tiene la base algo socavada por la erosión eólica, aunque también ha influido la acción de la construcción que se encuentra a menos de 10 m de ella.

 El acceso al propugnáculo se sitúa en altura, en el frebte este, a unos seis metros de altura. Seguramente se accedería a través de una escalera de cuerda o de madera. La puerta es de medio punto, construida con sillarejo de arenisca local trabajado a puntero. Dispone de una sala de planta circular, de aproximadamente cuatro metros de diámetro, presentando una cubierta de mampostería irregular, trabada con mortero de cal de análoga factura que el resto de la construcción y dispuesta con bóveda de cañón. Para acceder a la plataforma superior, la torre cuenta con una escalera de caracol realizada en sillarejo que está integrada en el muro de la construcción. Además, conserva los tiros de cuatro ladroneras, construidos con sillería coincidiendo con los puntos cardinales. También presenta tres troneras situadas en los frentes norte, sur y oeste, realizadas con tres lajas de mampostería, simulando troneras de buzón con deriva externa.

 Escasas son las referencias que se conservan de la Torre del Xarco, siendo la más antigua el memorial para la defensa de la costa de l Reino de Valencia, realizado por el ingeniero militar italiano Antonelli il Vecchio en el año 1.561, donde se selaña que "...la torre de Giraley sele hara su guirnalda y sele pondra un morterete por quitar un desembarcadero a los moros en donde desembarcaron diez meses ha, y vinieron por tierra hazia Villajoyosa..." (Menéndez Fueyo,2014), donde se demuestra la frigilidad del sistema defensivo ante zapa y tormentaria. Con estas palabras, el ingeniero venía a corroborar la falta de vigilancia que tenía la cala del Xarco, lugar frecuentemente utilizado por los corsarios para desembarcar, por lo cerrado de su orografía, idónea para el resguardo del bajel y profunda, loque aseguraba un buen anclaje. La cercanía de la desembocadura del río Aigües y el Torres junto a su playa terminaba por crear espacio perfecto para hacer aguada.

 Al igual que otras torres del litoral alicantino, la Torre del Xarco aparece integrada en el Resguardo de la Costa del año 1.554, en las disposiciones del Duque de Maqueda, siendo la primera torre del Requerimiento de Villajoyosa. Al igual que la Torre de Aigües, no cuenta con atajadores en su dotación, pero sí con tres soldados que pone el Concejo de Villajoyosa, encargados de defender, además de la cala del Xarco, las de Beneito y Bolnou, ambas al sur de la villa. La vigilancia del frente de poniente será encargada a una descubierta, pagada por el Concejo con el objeto de encontrarse en la Cala Presot - actual Cala Baeza -con la guardia proveniente de la Torre de Aigües (Castañeda, 1923).

 Su última descripción coincide con su venta al Cuerpo de Carabineros en el año 1.870, donde en el informe del capitán Joaquín Aguado se decía sobre la misma que: "...tiene un cuerpo de habitación y batería. Al primer piso se subía por escalera de madera, que se halla muy deteriorada. Su estado es bueno en general y con algunas reparaciones se podrá poner a disposición de servir...".

Galería fotográfica:



























Visita cursada el 29-01-19:














2 comentarios:

  1. hola ximo, comentarle que las fiestas de moros y cristianos de villajoyosa No son en octubre ... son del 24 al 31 de julio y son en honor a Santa Marta.
    un saludo

    ResponderEliminar