Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

jueves, 30 de enero de 2014

Torre de Tamarit (Santa Pola, Alicante) CA-166


Localización:

La Torre de Tamarit , además denominada Torre Vieja o también Torre de la Albufera de Elche, se sitúa a las afueras de la localidad alicantina de Santa Pola, muy cerca de sus salinas, en dirección hacia Torrevieja, por la carretera nacional Alicante-Cartagena.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta ella tan sólo hay que seguir la mencionada carretera sin entrar a Santa Pola y continuar unos nueve kilómetros hacia el Sur. Enseguida veremos la torre a nuestra derecha del sentido de la marcha. Tras su restauración se ha habilitado junto a las salinas un lugar para poder estacionar los vehículos para efectuar la visita a la torre.

Historia:


Dos instantáneas de la Torre de Tamarit antes de su reconstrucción

Su origen, al igual que otras torres de la costa ilicitana, se debe a que en el año 1.552 un bajel berberisco capitaneado por Salah Rais, llega a la misma, en las cercanías de la playa del Pinet, escasamente defendida por algunos vigías de guardia para evitar que los contrabandistas cruzaran la albufera al amparo de la noche y  los controles impuestos por el marqués de Elche, y se percatan de la poca presencia defensiva. Toman tierra y rápidamente se adentran hasta la villa ilicitana donde, después  de intentar su asalto, capturaron importante botín en enseres y personas.

 Esto provoca que las autoridades  y las clases altas crearan el conocido como Resguardo de la Costa, institución encargada de crear una tupida red de alerta y prevención de ataques de enclaves de costa y de recintos urbanos, ya que en 1.550 el pirata Dragut, mercenario a sueldo de los turcos, castigaba las costas de la huerta de Alicante allí donde las defensas se relajaban.

 Por ello, las autoridades decidieron dotar a la costa ilicitana y al casco urbano de Elche, así como a su huerta, de un sistema defensivo que mantuviera la alerta ante los ataques moriscos, naciendo así una serie de torres de defensa con el objetivo de frenar los ataques de los piratas, levantando un sistema a lo largo de la huerta y costa ilicitana con diversas torres vigia, entre las que destacaron  Ressemblanc, Vaillós, Palombar, Carrús, Asprillas, Estaña y Gaitán, que unidas a las costeras de Tamarit, Pinet, Escaletes, Talayola y Carabassí,  constituyendo el sistema defensivo anexo a la ciudad de Elche y a la fortaleza de Santa Pola, gracias al experto ingeniero italiano Giovanni Baptista Antonelli en el año 1.562.




Escudo de la población de Santa Pola

Estado actual:

 La Torre de Tamarit se encuentra en la actualidad en pleno proceso de reconstrucción, dada la pésima situación en que se encontraba hace unos pocos años, ya que parte de sus muros se habían desmoronado completamente. 

 A nivel personal, pienso que su reconstrucción no está siendo muy lograda, y más parece “cuatro muros de piedra” que una torre medieval de gran importancia en su época. Claro que, esto es una simple opinión personal, ya que “doctores tiene la Iglesia”.

 Se trata de una torre de planta cuadrada, morfología prismática con base alamborada y cuatro alturas. Su vano de acceso situado al lado O., es un arco de medio punto, situado a ras de suelo, lo que evidencia que la zona donde se ubica la torre era tierra firme justo al lado de la zona albufereña situada al Este.

 Realizada con mampostería trabada en cal y grava blanquecina, con refuerzos de sillares en las esquinas, puerta de acceso y ventanas. La torre estuvo hasta hace poco tiempo en muy mal estado por el abandono y la acción erosiva del viento.

 En la actualidad, merced a un programa de reconstrucción, la Torre de Tamarit presenta un estado muy bien conservado, aunque como hemos dicho ha perdido mucho de su “encanto” original. Al menos, su persistencia futura queda así garantizada.

Galería fotográfica:














Bonita silueta nocturna de la Torre de Tamarit

No hay comentarios:

Publicar un comentario