Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 26 de marzo de 2014

Torre del Portixol (Jávea, Alicante) CA-176



Localización:

 La Torre de Portitxol, también conocida como Torre de Cap Prim, se encuentra situada en la costa de la  bella ciudad de Jávea ( Xàbia, en valenciano), perteneciente a la comarca alicantina de la Marina Alta.


Localización en Google Maps


 Su ubicación se encuentra en la zona del Cabo San Martín, al norte del Cabo de la Nao, en la partida de Portitxol, pedanía de la ciudad de Jávea. Aunque se puede ir por el cabo de la Nao, también se puede acceder a la zona de Portitxol desde Jávea por la carretera de la costa. Esta útima es la mejor opción, porque antes de llegar a la partida de Portitxol, encontraremos la torre en una finca particular a la izquierda de la carretera.


Localización en el mapa topográfico

 Historia:

 Los distintos hallazgos arqueológicos realizados en el término municipal permiten asegurar  que los orígenes de Xàbia se remontan a la época de las colonizaciones mediterráneas del tiempo fenicio ó griego, y algunos historiadores afirman que la antigua ciudad se podía asimilar a las antiguas ciudades de Hemeroscopeon o Alonis, aunque no hay certeza absoluta de que así haya sido.

 Si quedan documentos escritos que Xàbia era una plaza fortificada romana en tiempos del general Sertorio, en la ocupación romana de Alicante.

 El origen de la población queda más cierto en el establecimiento de una alquería islámica tras la invasión musulmana de la provincia, con pobladores procedentes de Denia, y no es raro que éstos se establecieran en otras alquerías cercanas a Xàbia.

 Jaime I el Conquistador, tras su recuperación, hizo donación del lugar a su hijo el infante Don Pedro en el año 1.233 y, a finales del siglo XIV, todas las alquerías de la demarcación consiguieron la independencia definitiva de Denia.

 A partir de 1.431 sería propiedad de la familia Sandoval y, posteriormente, paso a poder del ducado de Medinaceli.

 En el transcurso de la Guerra de Sucesión, la población se declaró partidaria del rey Felipe V. Sufrió el sitio de las tropas austracistas y acabaría siendo ocupada por las mismas en el año 1.707. Su valerosa defensa le llevó a obtener el privilegio otorgado por el rey, de llevar la flor de lis en su escudo.

 En la Guerra de la Independencia fue tomada por las tropas napoleónicas, que saquearon distintos edificios, y especialmente la Iglesia de San Bartolomé.




Escudo de la población de Jávea

Estado actual:


 Se trata de una torre almenara de planta circular y morfología cilíndrica, con una base alamborada. La altura conservada de la torre puede situarse en los 7 metros y está levantada a partir de mampostería irregular de origen local dispuesta en hiladas horizontales y recogida en mortero de cal y grava de tonalidad blanquecina, a excepción del acceso y los restos de cuatro ladroneras dispuestas en los puntos cardinales.

 La construcción se encuentra enfoscada con una capa de enlucido de tonalidad grisácea que en la actualidad ha sido sustituida por cemento con el fin de convertirla en una residencia particular, lo cual ya es demasiado frecuente en esta zona turística como ocurre en otras torres, pues la presión urbanística ha podido más que seguir manteniendo nuestro escaso patrimonio, lo que hace que al ser de titularidad privada, el acceso a ella no está permitido. El vano de acceso a la torre se sitúa en altura a algo más de 3 metros, y se accedería mediante una escalera de cuerda, mostrando en la actualidad un patín escalonado de mampostería que permite acceder al vano de entrada que es de gran tamaño y construido en ladrillo revocado.

 La torre consta de dos cuerpos de habitación de planta circular y un remate con plataforma donde se dispondría la batería. El primero sería la habitación a la que se accede, presentando además un vano de luz. Desde esta planta se accede a la batería a través de una escalera de mampostería. La torre no presenta vanos originales, y todos los que son visibles desde el exterior son ventanas de gran tamaño, integradas en la reforma de la torre para uso particular.

 Las referencias documentales de la Torre del Portitxol nos indican que se levantamiento se produce dentro del plan defensivo dictado por el Duque de Maqueda en el año 1.553, ya que unos años más tarde, en 1.561, el ingeniero italiano Antonelli il Vecchio recomendaba la realización de reformas en la torre, indicando que “...la torre del cabo primo que sigue despues sele hara su guirnalda y un morterete para tirar a cabo primo dela ysla y hasta cabo negrete a la cueba del agua y hechar los enemigos que tan de ordinario cunden...” (Menéndez Fueyo 2014). Posteriormente, el informe de Juan de Acuña del año 1.585 señala que esta torre defiende un punto geográfico “...de lo mas peligroso de toda la costa de dicho Reyno de Valencia asi por hallar abrigo para los corsarios para sus galeotas...”, confirmando la planta circular de ella y señalando que “...tiene algun escarpe, al pie tiene unas garitas algo bastas y tiene un parapeto, conviene poner las garitas mas altas y adereçar el parapeto...” (Banyuls i Pérez 1996).


 Como último memorial del Resguardo, hay que destacar el informe del año 1.788, realizado por Cristóbal de Rojas, donde se precisa que la construcción necesita “...recorrer el hormigon del algibe para precaber que filtre el agua lo que podra tener un coste de 500 reales. Tambien es indispensable construir un garitón para el centinela o atalaya...” (Campón y Pastor, 1988). Finalmente, ya entrados en el siglo XIX y con el fin de las incursiones corsarias, por la Real Orden del Cuerpo de Carabineros del 1 de octubre de 1.849, a instancias del capitán teniente de este Cuerpo Don Joaquín Aguado , se procede a la compra de la torre y las 58 tahullas de su redonda por la suma de 116 escudos.

 La inseguridad que los reiterados ataques de piratas berberiscos producía en el litoral mediterráneo del siglo XVI, llevó a que se adoptaran habitualmente este tipo de construcción fortificada.

 En la actualidad la torre se integra en el interior de una vivienda particular a la que no se puede acceder, por lo que desconocemos el estado del interior de la torre. Sin embargo, por lo observado en ella, suponemos que estará totalmente en uso, ya que su aspecto exterior es inmejorable.


Galería fotográfica:


























No hay comentarios:

Publicar un comentario