Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

sábado, 22 de marzo de 2014

Torre Talayola (Santa Pola, Alicante) CA-165


Localización:

 La Torre de Talayola se encuentra situada en la localidad de Santa Pola, localidad perteneciente a la comarca alicantina del Baix Vinalopó.

Localización en Google Maps

 Se encuentra localizada en lo que actualmente es el Faro del Cabo de Santa Pola, al que no hay dificultad alguna para acceder hasta él, puesto que se trata de una carretera asfaltada que, partiendo de la carretera general Alicante-Cartagena, antes de llegar a la ciudad de Santa Pola, nos lleva directamente ante el mismísimo faro, ya que está su entrada perfectamente señalizada como “Cabo de Santa Pola” y dentro de la propiedad restringida del mismo.

Carretera a la Torre de Talayola

Localización en el mapa topográfico

Historia:

Su origen, al igual que otras torres de la costa alicantina de Elche, se debe a que en el año 1.552 un bajel berberisco capitaneado por Salah Rais, llega a la costa ilicitana, en las cercanías de la playa del Pinet escasamente defendida por algunos vigías de guardia, para evitar que los contrabandistas cruzaran la albufera al amparo de la noche y  los controles impuestos por el marqués de Elche, y se percatan de la poca presencia defensiva. Toman tierra y rápidamente se adentran hasta la villa ilicitana donde, después  de intentar su asalto, capturaron importante botín en enseres y personas.

 Esto provoca que las autoridades  y las clases altas crearan el conocido como Resguardo de la Costa, institución encargada de crear una tupida red de alerta y prevención de ataques de enclaves de costa y de recintos urbanos, ya que en 1.550 el pirata Dragut, mercenario a sueldo de los turcos, castigaba las costas de la huerta de Alicante allí donde las defensas se relajaban.

 Por ello, las autoridades decidieron dotar a la costa ilicitana y al casco urbano de Elche, así como a su huerta, de un sistema defensivo que mantuviera la alerta ante los ataques moriscos, naciendo así una serie de torres de defensa con el objetivo de frenar los ataques de los piratas, levantando un sistema a lo largo de la huerta y costa ilicitana con diversas torres vigia, entre las que destacaron  Ressemblanc, Vaillós, Palombar, Carrús, Asprillas, Estaña y Gaitán, que unidas a las costeras de Tamarit, Pinet, Escaletes, Talayola y Carabassí,  constituyendo el sistema defensivo anexo a la ciudad de Elche y a la fortaleza de Santa Pola, gracias al experto ingeniero italiano Giovanni Baptista Antonelli en el año 1.562.




Escudo de la población de Santa Pola

Estado actual:

 Se trata en su origen de una torre de planta cuadrada de base alambordada y morfología tronco-piramidal, construida de mampostería local con refuerzos de sillares trabajados a cincel y puntero en las esquinas y rematada por una cornisa de sillería. El aparejo es irregular trabado con mortero de cal y grava blanquecina.

 Como elementos funcionales presenta troneras de morfología rectangular, construidas en sillarejo y centradas en cada una de sus caras. Su particular morfología muestra que su perímetro va decreciendo conforme gana altura, conservando en la actualidad tres alturas. En sus cuatro paramentos se aprecian las aperturas de aspilleras horizontales.

 Tendría un único vano de acceso, situado ligeramente en altura, como en otros cercanos como el de la Torre de Pinet o la Torre de Aguillón, en Villajoyosa.

 En la actualidad se encuentra totalmente transformada y remozada, tanto exterior como interiormente, fruto de su transformación en el conjunto de dependencias anexas al Faro de Santa Pola, que enmascaran su aspecto original.

 En su tiempo, y dado que el emplazamiento de esta torre impedía la visibilidad hacia Guardamar, así como su rada, se dispuso de la Torre Escaleta para suplir esta falta. Ya en el año 1.440 fue marcada la existencia de esta torre cuando en un documento bajomedieval se cita que se pagaron 18 sueldos a cuatro hombres enviados a la Talayola para vigilar a cuatro naves genovesas que estaban en el puerto de Alicante, por si se dirigieran a Santa Pola.

 En 1.561 se habla de ella en un informe de Antonelli en el que se decía:

“…a la torre dela talayola que es la del cabo será menester después de hechole sus defensas ponerle un pedrero para que asegure con el tiro della y de la fortaleza que se hiziese en la isla de sancta pola los navios que por aquel canal passassen…”

 Es de interés señalar que esta torre no fue vendida al cuerpo de Carabineros en 1.869, por lo que no está incluida en el informe del ingeniero Joaquín Aguado. De ahí que se pueda pensar que en siglo XVIII ya no pertenecía al Cuerpo de Torreros.

Aljibe árabe en las cercanías de la Torre Talayola


Galería fotográfica:



























No hay comentarios:

Publicar un comentario