Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

viernes, 13 de septiembre de 2013

Castillo de Denia (Alicante) CA-003




Localización:

 El Castillo-Alcazaba de Denia está situado sobre una loma que domina la ciudad y el puerto de esta ciudad alicantina situada en la comarca de la Marina Alta. Muy cerca del mismo, a sus pies, se encuentra el recinto amurallado antiguo de la ciudad, que expondremos en otro capítulo de este Blog con el nombre de Las Murallas de Denia (Ref: CA-186). Ambos conjuntos son el exponente fortificado de esta importante ciudad costera, muy rica en episodios históricos relevantes.


Localización en Google Maps

Vista del Castillo de Denia en Google

 Para llegar al castillo no hay más que seguir las indicaciones que se encuentran en la ciudad desde cualquier punto de entrada a la misma. Siguiendo dichas señales nos llevarán directamente a la puerta de entrada de la fortaleza.


Localización en el mapa topográfico

Historia:

Panorámica del castillo desde el puerto


 Ya el famoso historiador y geógrafo Estrabón la señalaba como un importante núcleo marítimo para las operaciones del general romano Sertorio en el siglo I de nuestra era. Aquí se realizó el asentamiento de este puerto mediterráneo del que salían las naves con productos iberos hacia Roma y su imperio, a través de las vías de navegación del Mediterráneo, así como la llegada de suministros a la península desde los mismos.

 La verdadera fortaleza o castillo fue edificada por los musulmanes en lo alto de esta colina, que los romanos llamaron Dianum, en honor a la diosa Diana, aprovechando las antiguas construcciones que los romanos realizaron en ella, según los restos hallados en las excavaciones que se han realizado en el subsuelo del castillo, hallándose restos de una antigua fortificación romana.

 Su papel fue predominante en el transcurso de la reconquista de las tierras alicantinas. Sería Eixemén d´En Carrós quien conquistaría la fortaleza para las armas aragonesas, instalándose a continuación en el recinto amurallado en el año 1.244.

 El castillo quedó en poder de la corona, pasando luego su propiedad a Jaime II, más tarde a su hijo Pedro y, después, al descendiente de éste, Alfonso, primer conde de Denia.

 En el transcurso de la contienda entre aragoneses y castellanos, en el siglo XV, la fortaleza fue escenario de distintos enfrentamientos en los que se debatía la propiedad de la misma y en la que intervino la propia población de Denia y la ciudad de Valencia. Los Reyes Católicos la elevarían a la categoría de marquesado a finales del siglo XV.

 Durante la Guerra de las Germanías, el castillo fue refugio del virrey de Valencia, Diego Hurtado de Mendoza, tras su huida de la capital valenciana.

 En el siglo XVI, por iniciativa del marqués de Denia, Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, se renovó y refortificó el castillo ante las contínuas amenazas de las incursiones de los piratas berberiscos. De esta época es también la construcción de las torres vigia costeras que se hallan cercanas a la ciudad, como la Torre de la Almadraba, Torre de Encarroz, Torre Cherro, Torre Carrals, etc.  En el año 1.612 fue declarada ciudad por el rey Felipe III.

 Durante la Guerra de Sucesión tomaría partido por las posiciones del archiduque. Durante este periodo la fortaleza resultó muy deteriorada y a raíz de ello, fue prácticamente abandonada, llegando así hasta principios del siglo XIX en un avanzado estado de ruina. Hasta tal punto es así que, en 1.812, ante el  avance de las tropas napoleónicas, el gobernador de la plaza recibió la orden de rendir el castillo y ciudad ante la imposibilidad física de resistir el ataque por el mal estado de sus fortificaciones. En 1.813 el castillo fue recuperado tras el sitio a que lo sometió que hizo retirarse a los franceses de la ciudad.

 Finalmente, una Real Orden de 1.859 ordenaba el total desalojo y derribo de los restos de la fortaleza. Pasó a manos privadas hasta que en 1.952 pasaría a manos del municipio de Denia, y en 1.958 comenzaron los trabajos de restauración que han dejado la fortaleza en su estado actual.



Escudo de la ciudad de Denia

Estado actual:


  La ciudad de Denia está dominada por su alcazaba, situada sobre una colina de suaves laderas y antiguamente rodeada de áreas húmedas al borde del mar. La Alcazaba de Denia puede considerarse, junto al complejo defensivo de la capital provincial, Alicante, como el conjunto fortificado costero más importante de la provincia.

 Su recinto, fundado en época islámica en los fértiles tiempos de Muyahid y la Taifa de Denia (Azuar Ruiz, 1989), posee una compleja planta de recintos amurallados concéntricos y con una disposición jerárquica, casi piramidal, donde en lo más alto se encuentra el soberano y su corte residiendo en la ciudad palatina construida en el interior de su alcazaba. De época islámica se conservan dos puertas: la noreste, conocida como la Torre del Mig, seguramente de época almorávide -primer cuarto del siglo XII-, de ingreso en codo y de arco con alfíz inciso, que controlaba el acceso a la alcazaba desde el mar. Por su eje opuesto, al noroeste, la Puerta del Baluarte, embutida en otra de época moderna, pero visible su traza de herradura en el interior.

 La alcazaba estaba separada de la medina islámica por un gran albacar amurallado del que sólo se conservan algunos muros, el Portal de la Vila y, el Portal de la Pólvora, por la que se accede a un extraordinario conjunto de graffitis que representa la activa vida comercial de la ciudad, conuna bahía repleta de barcos, galeras y llaudes (Gisbert Santonja, 2009). Desde esta torre se alcanzaba la Puerta de Oliva, cuya excavación ha permitido saber que se trataba de un ingreso directo, defendido por sendos cubos semicirculares en saliente (Azuar Ruiz, 1999).

 La conquista cristiana se produjo en el año 1.244, a través de un pacto que supuso la huida de buena parte de la población musulmana. La repoblación prevista a partir de 1.245 parece que se centró en la franja litoral, haciéndose de forma desordenada y dispersa. El enorme perímetro amurallado islámico dejaba excesivos vacíos de población en su interior y condicionaba enormemente su defensa y mantenimiento,por lo que se decidió concentrar a los habitantes en el interior del albacar del castillo-alcazaba. El trazado de la fortificación de la “vila medieval” será el mismo que el de las murallas de la alcazaba islámica, manteniéndose las puertas pero con ligeros cambios. Algunos de los accesos en codo, como el Portal de la Vila o el Portal del Baluard, se transforman en ingresos directos. El acceso islámico dela Torre del Mig, se cierra en el siglo XIV, abriéndose en el lienzo un nuevo acceso con un ampuloso arco diafragma que hoy está cegado y que recibió el nombre de Porta dels Reis, siendo la salida al puerto (Gisbert Santonja, 2006). En cuanto a la muralla que rodea la villa vieja, las torres andalusíes del albacar sufrieron transformaciones a partir denla segunda mitad del siglo XIV.

 El Siglo de Oro valenciano es el momento en el que el recinto de la Vila sufre los mayores cambios e innovaciones con la construcción de la Torre de la Pólvora, La Torre Roja, la Torre del Consell y la Torre de les Puces, una serie de defensas que responden a una misma concepción y funcionalidad. Todas son de planta cuadrada, con aparejos de mampostería reforzada en sillería. Todas presentan su base alamborada de sillería para amortiguar el impacto de la pelotería artillera. En la planta superior, el espacio interno se divide en varias estancias cubiertas con bóveda de cañón, a excepción de la Torre del Consell, que presenta bóveda de crucería. Como elementos defensivos combinan las aspilleras medievales con las incipientes troneras pre-renacentistas.

 De la Torre de la Pólvora podemos precisar su cronología gracias a un graffiti inciso que se ha conservado en un paramento de su alzado, que permite fecharla en la primera mitad del siglo XV. En cuanto a la Torre Roja, parece que su objetivo sería la defensa de la entrada a la villa vieja, mostrando un buen conjunto de marcas de cantero en sus caras este y sur. La Torre del Consell, está situada al sur de la fortificación y es la más destacada del conjunto, la que más elementos ornamentales presenta en el exterior e interior de su estructura arquitectónica con arcos geminados goticistas en sus vanos, siendo el lugar donde se reunía el Consell de Denia para discutir y decidir sobre los asuntos del municipio. Actualmente, en su interior se exponen materiales arqueológicos de finales del siglo XV al XVIII. Presenta una gran variedad de marcas de cantero, sobre todo en sus fachadas oeste y sur. La Torre Norte evidencia varias reconstrucciones durante los finales del siglo XIII y el siglo XIV. La mitad inferior de su alzado es de sillería y el aparejo superior de mampostería con cantoneras de sillería. También se documentan en sus paramentos algunas marcas de cantería, grabadas con un delgado cincel ya poca profundidad (Gisbert Santonja, 1982).

 En cuanto al recinto superior, es coincidente con la zona de la antigua alcazaba islámica. De todo el conjunto, destaca el Palacio del Gobernador o Palau Vell, como se le conoce a partir del año 1.286. Se trata de un edificio fortificado de planta rectangular, con las fachadas meridional y occidental flanqueadas por torres de planta semicircular. Las torres de la fachada meridional presentan talud inferior y paramento vertical levemente alamborado (Gisbert Santonja, 1993). Se trataría de un complejo palaciego fortificado de carácter civil, posiblemente una “domus maior”. Este edificio sufre mejoras y reformas estructurales en su frente meridional entre 1.382 y 1.386, afectaban principalmente al patio de armas, porche, cocina, establos y terraza.

 A principios del siglo XVI la alcazaba sufre un gran periodo de reformas atribuidas a los Marqueses de Sandoval y Rojas, con la construcción de la Torre del Vergeret, de planta semicircular que presenta un potente alambor, moldura de medio bocel y troneras o cañoneras que tenemos fechada gracias a la inscripción colocada por el maestro de obras que reza así: “A XXVII de març del any MDXXXVIIII ( 1.539) fou assentada la present pedra per Nofre Miralls mestre an obrer”, obra perteneciente a la primera fase de construcciones pre-abaluartadas promovidas por el Duque de Calabria. Durante el reinado de Felipe II (1.556-1.598) se construye la Batería de la Mar, que cuenta con un ancho terraplén y presenta delante un sólido muro o escarpa ataludada con ocho troneras o cañoneras. Esta defensa mejora la fortaleza y es debida al ingeniero militar italiano Antonelli il Vecchio, que para las necesidades que precisa la fortaleza calcula un gasto de 4.000 ducados, que aparte del sueldo de los operarios, incluirán dos cañones pedreros, dos medios pedreros y otras dos piezas de barería, dos morteretes y 100 mosquetes. (Requena Amoraga, 1997).

 Con la llegada de Vespasiano Gonzaga al virreinato de Valencia, se retoma el interés en refortificar Denia. Obviando la existencia del recinto amurallado en la parte baja del cerro, concluye que sería suficiente reforzar el castillo con cuatro baluartes, medida calificada de adecuada, pero que dada la abrupta disposición del cerro del castillo, el proyecto nunca llegó a realizarse. De épocas posteriores pocas menciones se han encontrado, pero en el año 1.559 sabemos que el Duque-Cardenal Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, Marqués de Denia, invirtió 50.000 ducados en renovar el palacio ubicado en la parte superior del castillo, añadiéndole un nuevo cuarto, galería y una escalinata. Ya en el siglo XVIII, se inician reformas con la construcción del Quarter dels Infants, edificio para albergar a las tropas y la Punta del Diamant, construcción abaluartada avanzada que defendía el principal acceso al recinto de la alcazaba, aunque sin embargo, el mejor conjunto de siglo XVIII es sin duda el formado por la Torre Nord y el Baluard, este último construcción pentagonal, maciza con un solo revestimiento de sillería de la muralla y un portal de ingreso de medio punto. Respecto a la Torre Nord, su parapeto, de casi tres metros de grosor, está perforado por cinco cañoneras situadas en sus dos caras y en el flanco sur.

 A inicios del siglo XIX, la Alcazaba de Denia se rinde a los franceses de forma pacífica. Éstos inician una serie de obras de mejora, pero el 16 de septiembre de 1.813 las tropas españolas inician un asedio de casi tres meses cuyo bombardeo afectó notablemente a la fortificación. Los impactos de proyectiles todavía son visibles en la mayor parte de las torres y lienzos (Gisbert Santonja, 2008). Con la llegada de la paz, y después de una serie de mejoras, en el año 1.859 se ordena el abandono y demolición de la foetaleza. Ello origina que durante casi un siglo la alcazaba pasara a manos privadas y convirtiéndose en finca rústica orientada al cultivo de la vid y producción de pasa (Gisbert Santonja, 2008).

 Hacia 1.947, tras un complejo proceso de expropiación, la alcazaba pasa a ser de propiedad municipal, se hace un anteproyecto de Parque Municipal y se realizan las obras de mejora y musealización que podemos ver hoy día, así como la repoblación arbórea de la colina.

Foto antigua del castillo antes de su reconstrucción

Torre del Consell

Interior del castillo

Escaleras de acceso a la parte alta de la fortaleza

Escalera de acceso a la Torre del Homenaje

Torreón del castillo

Puerta principal de la fortaleza


 El castillo es visitable en su totalidad y a la entrada del mismo se encuentra el horario de visitas. Merece también la pena observarlo desde el mismo puerto de Denia, ya que ofrece una hermosa perspectiva desde allí. Os recomendamos su visita si pasáis cerca de la ciudad de Denia.


Galería fotografica:

Las murallas iluminadas

Panorámica del Castillo de Denia

Planta del Castillo de Denia

Plano del Castillo de Denia

Vista aérea de la fortaleza

Vista nocturna con el castillo iluminado

Otra panorámica nocturna del Castillo de Denia






































Visita efectuada el 22-08-18:










































No hay comentarios:

Publicar un comentario