Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Castillo de Monóvar (Alicante) CA-141


Localización:

El Castillo de Monóvar se levanta sobre una pequeña colina de arcillas triásicas a una altitud de unos 435 m s.n.m., y en cuya ladera suroccidental se dispone el casco antiguo de la población.

Localización en Google Maps

 Presenta una ubicación privilegiada desde donde se divisan los castillos de Elda y Petrel, así como la alquería islámica de Chinorla, al noroeste del castillo, permitiéndole controlar el paso al corredor Pinoso-Jumilla, que contacta con las salidas naturales hacia el Sureste y la Andalucía oriental.

Localización en el mapa topográfico


Historia:

 De las excavaciones arqueológicas efectuadas en esta fortaleza entre los meses de octubre y noviembre de 1.999, se ha deducido que si origen es almohade, seguramente construida a finales del siglo XII, precedida por un asentamiento de la Edad del Bronce, como lo atestiguan fragmentos cerámicos de esta época, alrededor del siglo II a.C., lo cual no es de extrañar dado que esta misma circunstancia se ha producido en otras castillos cercanos, como Petrel, La Mola o Sax, respondiendo al mismo tipo de defensa.

Castillo de Monóvar y Ermita de Santa Bárbara

 La fortaleza, como tal, tiene origen islámico de finales del siglo XII, en plena época almohade. Las primeras noticias documentales las encontramos en las fuentes cristianas de la post-reconquista hacia mediados del siglo XIII, ya que en 1.261 y ante la sublevación sarracena, Alfonso X solicitó a Jaime I que recuperara la plaza para la corona. Posteriormente quedó, junto al castillo de Chinorla, incluido en el señorío del Infante Don Juan Manuel y, tras una etapa bajo dominio castellano, a partir del Tratado de Torrellas (1.304) y posterior Pacto de Elche (1.305), pasaron a la corona aragonesa.

Vista de la ciudad de Monóvar desde el castillo

 En 1.328 Alfonso II de Valencia donó la villa al Señor Gonzalo García, por sus leales contribuciones a la corte. Éste, renunciando a los fueros de Aragón, puso su baronía bajo las disposiciones del Reino de Valencia y posteriormente, el señorío de Monóvar fue vendido a Pere Maça de Liana.


Plano del Castillo de Monóvar

 El señorío de Monóvar pasará por distintos avatares a lo largo de su historia, destacando la etapa bajo el linaje de Pere Maça, importante familia nobiliaria que ostentaría el señorío, con sus tierras y castillo, hasta bien entrado el siglo XVI. Bajo la casa ducal de Pastrana, Ana de Portugal Borja, señora de la baronía de Monóvar y Chinorla, entrega la Carta de Población a los nuevos pobladores en 1.611,tras la expulsión de los moriscos en 1.609, y el señorío lo mantuvieron los duques de Híjar hasta la abolición del régimen señorial en el siglo XIX.

 Durante la Guerra de Sucesión fue partidaria de Felipe de Anjou, por lo que le fue concedido el título de Villa, y en 1.901 el de Ciudad.

Maqueta de lo que pudo ser el Castillo de Monóvar


Escudo de la ciudad de Monóvar

Estado actual:

Estado de la torre antes de su parcial reconstrucción

 El estado actual del recinto amurallado nos hace reflexionar que las características geológicas de su suelo asi como la extracción de yesos en sus laderas, han generalizado el derrumbamiento de las estructuras de este castillo.

Yesos triásicos del basamento del Castillo de Monóvar

 Se trata de un recinto fortificado poligonal, de planta ligeramente triangular, con una superficie de unos 900 metros cuadrados, que responde  a unas dimensiones de unos 40 x 30 m. El recinto presenta un cubo cuadrangular en saliente en la vertiente Este, y una torre cuadrangular de tapial al Noroeste, encontrándose la muralla muy arrasada, y tan sólo conservando alfunos pequeños lienzos de factura mixta: mampostería y tapial.

Estado actual de la Torre del Homenaje

 Parte de los paramentos se han perdido en la ladera Norte de la fortificación, y queda la mayor altura en la vertiente Sur, con paños de unos 1,5 a 2 metros. El acceso a la fortaleza se había podido encontrar en el ala occidental, cerca de la torre del homenaje.

Posible entrada a la fortaleza por la Calle Castillo

 En el conjunto, destaca la torre cuadrangular, adaptada al relieve del cerro y que presenta tres de sus cuatro lados, en estructura de unos 9 m. de altura  y 7 de anchura, con un pequeño zócalo de mampostería. El resto es de tapial con grosor de 1.2 m. y cajonadas de 0,9 m., presentando además muchas reparaciones en yeso y refuerzos de sillería encadenada en la base de sus esquinas. En el centro existía un aljibe de época almohade.

Vista de los restos del antiguo aljibe almohade

Restos de la muralla del castillo

Mampostería y tapial de la muralla


 En la cara Oeste se ubica un ventanal abocinado, parcialmente sellado en época contemporánea, ocupando el interior de la torre un área de unos 25 metros cuadrados.

Interior de la torre y vista del ventanal

 Como podéis observar, hoy día ya no se respetan ni los más ancianos muros de piedra de lo que en su día debió ser una majestuosa fortaleza.

Galería fotográfica:

Subida hacia la torre del homenaje

Vista de los restos de muralla al Sur del castillo

Otra vista de la Torre del Homenaje


Vista panorámica del Castillo de Monóvar

Vista del Valle de Elda desde el castillo


















No hay comentarios:

Publicar un comentario