Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Recinto amurallado de la Alcudia de Elche CA-201


Localización:

 Las murallas del poblado amurallado de La Alcudia constituyen el sistema defensivo de la antigua ciudad romana de Illice ( la actual Elche), famosa por haberse encontrado allí el busto ibérico de la Dama de Elche, de fama mundial y máximo exponente de la escultura ibérica.

 Para llegar hasta el poblado de La Alcudia de Elche hay que tomar la carretera comarcal  CV-855 que, desde Elche, nos lleva hacia Callosa de Segura, bien indicada en la circunvalación de Elche. A unos 2 kilómetros llegaremos al cartel anunciador de la entrada al poblado a nuestra izquierda, cerca del Río Vinalopó.

 En este lugar se encuentra el Museo de La Alcudia, a instancias de la afamada familia de arqueólogos ilicitanos Ramos, que contiene la mayoría de los hallazgos en las diversas campañas arqueológicas efectuadas en la ciudadela, especialmente de las épocas ibera y romana, así como vestigios de la época visigoda, cuando sus habitantes se retiraron al Norte para formar la nueva ciudad de Elche en su emplazamiento actual. Este Museo es visitable previo pago de 5 euros. Horario de visitas: de 10:00 a 20:00 h de Lunes a Viernes.

Localización en Google Maps


Localización en el mapa topográfico

Historia:

 Los primeros datos relativos al poblamiento se remontan al Eneolítico y, más tarde, a la Edad del Bronce, como así lo atestiguan los restos encontrados en las excavaciones.

 También son especialmente notables y numerosos los restos correspondientes al poblamiento de origen íbero, pues dio lugar a un tipo muy específico de cultura ibera por la circunstancia de sus intercambios culturales con otras culturas mediterráneas, llegando a su máximo desarrollo en el siglo IV a.C.

 Se dispone además de innumerables referencias a la cultura romana, pues la ciudadela fue conquistada por el ejército al mando del cónsul Cayo Flaminio en el 203 a.C. De esta época romana quedan los restos de una antigua villa que ha sido sistemáticamente estudiada y cuyos restos se encuentran en el Museo. Hacemos especial hincapié en los hermosos mosaicos romanos de sus estancias que se encuentran en sus lugares originales.

 De esta época romana hay documentos que atestiguan la construcción de su recinto amurallado, así como la existencia de templo, anfiteatro, baños y un incipiente alcantarillado romano, que convirtieron a la Íllice ibera en una próspera colonia romana, La Alcudia.

 En el siglo III, la ciudad sería parcialmente destruida por una de las habituales incursiones bárbaras, sufriendo las murallas grandes daños estructurales, pero fueron reconstruidas de nuevo incorporándole nuevos torreones y cuyos restos más notables se encuentran al Oeste de La Alcudia.

 Del periodo visigodo ilicitano, al que La Alcudia perteneció al reino de Tudmir, se tienen menos noticias y documentación ,aunque son evidentes sus restos en el recinto. Antes de la invasión musulmana en el siglo VIII por los Omeyas, que constituyeron el Califato de Córdoba tras la invasión islámica de España, los habitantes de La Alcudia se retiraron al Norte, quedando la ciudad abandonada.



Escudo de la ciudad de Elche

Estado actual:

 De la antigua Alcudia de Elche apenas quedan los restos de la muralla de época romana y las dependencias romanas excavadas, que son visitables. El resto del asentamiento antiguo lo ocupa la casa familiar de los Ramos y el Museo de La Alcudia, donde se recogen la mayoría de las materiales hallados aquí.

 Desde el Neolítico hasta el siglo X constituyó el asentamiento original de la ciudad de Ilice, que durante la época íbera fue la capitalidad del territorio. Declarada colonia por los romanos, dispuso de un amplio dominio hasta su declive, tras la fundación por los árabes de la nueva medina en el actual emplazamiento de la ciudad de Elche.

 Después, durante siglos, fue tierra de labor y cantera, de donde se obtenían piedras y sillares para los edificios de Elche y su entorno. A finales del siglo XIX se implantó el regadío en la zona, lo que comportó una gran remodelación del terreno, propiciando que en el año 1.897 aparecieran los restos antiguos y el hallazgo de la Dama de Elche. Hoy prosiguen las prospecciones y excavaciones arqueológicas auspiciadas por la Fundación de Illice y la Universidad de Alicante en este interesante asentamiento ibero-romano de La Alcudia.

 La secuencia estratigráfica del yacimiento abarca desde la Edad del Bronce hasta los principios de la islamización. Durante la época ibérica, Ilici era la principal ciudad de la Contestanía, extendiendo su influencia por el centro y sur de la provincia de Alicante, así como en las zonas limítrofes de las provincias de Albacete y Murcia.

 Destaca de esta época ibera la cerámica decorada en el denominado "estilo Elche", que se encuentra expuesta casi en su totalidad en las vitrinas del Museo de La Alcudia. Con la llegada de Roma, Ilice se convertirá en la Colonia Iulia Ilici Augusta, bajo los auspicios del emperador Augusto, llegando a ser una de las ciudades destacadas del litoral mediterráneo hispano.

 Con este motivo se reformaron las estructuras existentes de la ciudadela íbera para transformar el lugar en una verdadera "ciudad romana", con la construcción de diversas "domus", así como un santuario romano, de lo que queda una extensa muestra de esta época de explendor de La Alcudia.

 Durante el periodo visigodo llegó a ser sede de obispado, tras su conquista por el emperador Justiniano para recrear el antiguo imperio, convirtiéndose durante un tiempo en posesión bizantina. Con la llegada de los árabes se produjo su abandono definitivo.
                             
 Por el gran interés histórico-cultural de este emplazamiento, os aconsejamos su visita que a buen seguro será del agrado de todos vosotros.

Galería fotográfica:


Hallazgo de la Dama de Elche en La Alcudia


Busto ibérico de la Dama de Elche


Zonas excavadas

Mosaicos romanos en el pavimento

Domus romana de la Alcudia

Imagen del patio romano

Actual museo de la Alcudia




















Vista nocturna de la muralla 

No hay comentarios:

Publicar un comentario