Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

viernes, 27 de septiembre de 2013

Castillo de Nompot (Monforte del Cid) CA-006



Localización:

El Castillo de Nompot, hoy casi desaparecido en su totalidad, se encuentra ubicado en lo que en la actualidad es la Iglesia Parroquial de Nuestra Sra. de las Nieves, aunque sea la Inmaculada Concepción la patrona de la ciudad de Monforte del Cid, en la comarca del Vinalopó Mitjá. Su resto más visible es la actual torre del campanario de la iglesia, remozada de la antigua Torre del Homenaje de la fortaleza original.

Localización en Google Maps

 Para llegar hasta él, hay que llegar a la Plaza de la Sala, donde se ubica el Excmo. Ayuntamiento de la localidad, que se encuentra en una antigua lonja medieval, porticada con arcos de medio punto, que luce en los paños de sus muros los escudos heráldicos de Alicante y de Monforte del Cid. Su escalinata anexa nos lleva a las mismas puertas de la iglesia, cuyo contorno actual delimita las verdaderas dimensiones del Castillo de Nompot.

Localización en el mapa topográfico

 En sus inmediaciones se encuentra también la plaza de San Pascual Bailón, donde se ubica la actual ermita dedicada al santo varón, pastor de la localidad y originario del mismo Monforte del Cid, en la misma casa en que nació.

Plaza de la Sala, con el Ayuntamiento de la localidad

 En esta plaza, y antecediendo a las escaleras que llevan a la plaza de la iglesia, se encuentra un antiguo y original pórtico de entrada a las murallas, en arco de  medio punto, excepcionalmente conservado.

Arco de medio punto en la Plaza de la Sala

Ermita de San Pascual Bailón

Historia:

 Extraño caso el de este castillo, tantas veces olvidado e ignorado por sus propios vecinos, e incluso por historiadores y arqueólogos, pero no por inquina de los mismos, sino por la ausencia manifiesta de sus restos paisajísticos a excepción de algunos restos de la muralla islámica de su construcción, adosadas a lo que conforma el perímetro de la iglesia actual, y del todo inconfundibles.

 Si bien el castillo ha sido citado en algunos escasos estudios del poblamiento medieval de Monforte del Cid, no ha sido incluido en los catálogos castellológicos de la provincia de Alicante, dada la falta manifiesta de pruebas “materiales” de su existencia, si exceptuamos los escasos lienzos de muralla originales que quedan de él.

La torre del Castillo de Nompot

 En los años 1.987 y 1.988 se realizó una excavación arqueológica dirigida por M. Benito en un solar adjunto a la iglesia parroquial, cuyos resultados permitieron atestiguar , además de recuperar un importante conjunto de piezas bajomedievales ( siglos XIV-XV), un lote de cerámicas compuestas por fragmentos de jarritas esgrafiadas y ataifores vidriados en verde, así como tinajas estampilladas y candiles de cazoleta que permitieron asegurar la ocupación almohade en el lugar a finales del siglo XII y principios del XIII, aunque esto no significara necesariamente la existencia de una fortaleza o castillo en el lugar, ya que los hombres del lugar de Nompot, término usado para describir a Monforte del Cid en los siglos XIII, XIV y XV, estaban eximidos por Jaime II de tributar impuestos para poder construir un castillo de nueva planta, ya que en 1.307 la fortaleza existente , de origen musulmán, no debería encontrarse en muy buenas condiciones de conservación.

 Fue en 1.331 cuando las obras realizadas por el alcaide Alvar Gotérrez en el mismo llevaron a considerar como nueva fortaleza y plaza fuerte al Castillo de Nompot, dado por Guillem de Senesterra, inspector de los castillos reales, ante los lamentables estados de conservación de los de La Mola y Elda, que dejaban mucho que desear.

 Será este contexto de obras y reformas del principios del siglo XIV donde haya que adscribir el muro de tapial, enmascarado por un muro abaluartado realizado en el siglo XVIII, e identificado por C. Navarro Poveda como obra islámica.

 Estas obras tendrían continuidad a lo largo del siglo XIV, en el contexto de la Guerra de los Dos Pedros, cuando Pedro IV, tras conquistar el Castillo de Guardamar por los aragoneses (1.362 ), ordena que se derriben los castillos de Aspe (Castillo del Río) y Nompot, ya que no confiaba en su seguridad y no quería que cayesen de nuevo en manos castellanas. A pesar de tal orden, no llegó a ejecutarse el derribo por la negativa del infante Fernando, señor de ambos lugares. Posteriormente, el monarca aragonés ordenó la reconstrucción del castillo, gravemente afectado durante la guerra con Castilla.

 Adscrito a la jurisdicción de Alicante, y tras conceder a Nompot rango de universidad, le fue cambiado el nombre por el de Monfort en 1.490, y entre 1.500 y 1.517 se aprovecharon los espacios del castillo para erigir el templo parroquial. Durante dos siglos y medio permaneció en uso, conviviendo con el templo cristiano, con sus mantenimientos correspondientes, y formó parte del dispositivo defensivo frente a los ataques piratas en la costa levantina.

 En mayo de 1.550, tras los ataques del berberisco Dragut contra varias poblaciones costeras, el consell de Monfort dispone que se formen cuadrillas para hacer las rondas nocturnas en la población, mientras otras lo hicieran en las huertas, quedando una guarnición permanentemente en el castillo. También se dio orden de controlar a la población morisca de la ciudad.

 Durante los años comprendidos entre 1.597 y 1.618, debieron ejecutarse nuevas obras de mantenimiento tras la visita de la inspección del reino para ver en que estado se encontraba la fortaleza y el recinto adyacente. Cuando las amenazas turcas y berberiscas desaparecieron, el castillo entró en un periodo de pérdida de su funcionalidad y abandono durante gran parte del siglo XVII, estado que conllevó para remozar las instalaciones eclesiásticas, culminando con la construcción del Camarín de la Purísima Concepción en 1.729, lo que llevó a la destrucción casi total de los restos del castillo y del edificio gótico del siglo XVI que correspondía a la primitiva iglesia del recinto.

 Así, castillo e iglesia convivieron durante los siglos XVI y XVII hasta las profundas reformas de la segunda mitad del siglo XVIII, cuando la apropiación del espacio militar por el religioso, conllevó a la demolición de los restos de fortificación, excepto algunas partes, como la Torre del Homenaje (actual campanario) y algunos pequeños retazos de muralla, que es en la actualidad los únicos restos del Castillo de Nompot.

Restos de la muralla del antiguo castillo 


Escudo de la ciudad de Monforte del Cid

Estado actual:

Como ya hemos apuntado, el Castillo de Nompot como tal casi ha desaparecido por completo, pues se utilizó su emplazamiento para la construcción de la Iglesia Parroquial de la Virgen de las Nieves, cuya torre-campanario, una vez reconstruida para este servicio, es lo único que queda de la torre del homenaje del castillo almohade de Nompot.

 Sin embargo, podemos recorrer el perímetro de la iglesia y observar detenidamente cómo quedan todavía restos indiscutibles de la fortaleza islámica, en algunos lienzos de tapial y mampostería en la parte Este.

 También se observan partes de la muralla medieval, construidas con sillería, como el caso de las escalinatas de entrada al tempo por la parte Sur, que se encuentran en buen estado.
 También observamos en la parte Oeste, partes dee las antiguas dependencias medievales de la fortaleza, aunque han sido muy reconstruidas durante seguramente el siglo XIX. Algún alféizar de las ventanas están hechos de ladrillería árabe, formando arcos de cuarto de punto. También se observa sillería en las esquinas del edificio.

 Sin embargo, merece la pena la visita a la localidad de Monforte del Cid, ya que aparte de la visita a este antiguo castillo, merece la pena la visita a la Plaza de la Sala, donde actualmente se ubica el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad y que corresponde a una antigua lonja medieval, muy cercana a la posición de la fortaleza de  Nompot. Sus arcos de medio punto, su sillería de muro y los escudos blasonados en el mismo, son un encanto por la perfecta conservación a la que han sido sometidos.


 Muy cerca de aquí se observa, como apuntamos al principio,  la presencia de un arco de medio punto, que probablemente pertenecería a alguna entrada a la alcazaba medieval de la ciudad, ya que se encuentra situado muy cerca de las escalinatas que llevan a la parte alta de la misma, donde está la iglesia y la torre-campanario.

Galería fotográfica:

El arco de medio punto de una antigua entrada a la fortaleza

Basamento de la torre actual

Detalle de la torre con las troneras

Vista de la torre y la iglesia

Vista del tapial y basamento de la muralla

Sillería y ventanal en la parte Oeste

La antigua lonja (hoy sede del Ayuntamiento)

Escudo blasonado en la fachada de la lonja

Escudo de la villa en el muro de la lonja

Vista de la fachada de la iglesia y la torre

Manís conmemorativo de la antigua lonja medieval

Interior de la Ermita de San Pascual Bailón

1 comentario:

  1. Una información muy interesante y precisa, ilustrativa incluso para un amante de la historia de su pueblo, que, por esta razón, ya se había recreado en alguna ocasión con estos ausntos.
    Enhorabuena y gracias por tu aportación

    ResponderEliminar