Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

martes, 10 de septiembre de 2013

Castillo-Palacio de Altamira (Elche) CA-070



Localización:

 El Castillo-Palacio de Altamira, también llamado El Alcázar de la Señoría, se encuentra ubicado en la llamada Plaza del Palacio en el centro de la ciudad de Elche. Para llegar hasta él hay que preguntar la ubicación de la avenida del  Parque Municipal de Elche, pues el castillo se encuentra al final de esta avenida.

 Esta es la zona del casco antiguo de la ciudad, en las que también se encuentran La Calahorra y las antiguas murallas de Elche, a pocos cientos de metros del mismo. Todo la zona fue declarada Conjunto Artístico Nacional en el año 1.968.

 En la actualidad el Castillo-Palacio de Altamira alberga la sede del Museo Arqueológico Municipal de Elche, razón de más para su visita a todos los aficionados a la Arqueología.


Localización en Google Maps

Vista del Castillo de Altamira en Google

Localización en el mapa topográfico

Horario de visitas:

 Sábados y Festivos: 11:00 y 12:00 h ; Domingos: 11:00 ; 11:30 ; 12:00 y 12:30 h. Visitas guiadas.

 De Lunes a Sábado: de 10: a 18:00 h ; Domingos y Festivos : de 10:00 a 15:00 h

 Precio: General : 3 euros ; Carnet Jove, Niños y Jubilados: 1,50 euros

Recordamos que en su interior está el Museo Arqueológico y de Historia de Elche.
  

Historia:



Vistas aéreas del Castillo de Altamira

 El Palacio ha tenido varios usos a lo largo de la historia. Además de ser residencia del administrador de los bienes del propietario en cada momento, fue utilizado como cárcel desde finales del siglo XVIII. En julio de 1.959 se derrumba el paso a la Torre del Homenaje y se acaba su uso como prisión debido al mal estado del edificio, hasta su reconstrucción.


Imagen del Castillo-Palacio de Altamira


 La construcción del castillo-palacio se realizó sobre la base de la antigua alcazaba musulmana durante la ocupación árabe. Cerca de aquí, en el Convento de las Clarisas cercano a la fortaleza, se conservan los restos de los antiguos Baños Árabes pertenecientes a la época de la fortaleza original. Es probable que se construyese sobre alguna edificación anterior, post-romana, en el siglo XIII, ya que formaba parte del recinto amurallado de la ciudad y teniendo ya un marcado carácter defensivo.

 En el siglo XIV se comienza su remodelación a partir de los antiguos tapiales y murallas árabes, y no es hasta el siglo XV cuando se incorpora a la corona castellana. En este tiempo, el monarca Juan II cedería su posesión  a la mujer de su hijo, Isabel de Castilla.

 De esta forma, reinando los Reyes Católicos, la reina donó la ciudadela al noble Gutierre de Cárdenas, lo cual produciría graves conflictos entre la población ilicitana, que no quería quedarse fuera de la Corona.

 Finalmente, el noble castellano se vería confirmado en su propiedad y en el año 1.481 tomaría posesión de la población, instalándose en ella. De este modo, Gutierre de Cárdenas primer señor de la ciudad, remodeló este castillo-palacio al fin de convertirlo en su residencia habitual.


Imagen lateral del castillo



Escudo de la ciudad de Elche

Estado actual:


Vista del Castillo antes de su reconstrucción actual

Planta del Castillo-Palacio de Altamira

 Las recientes actuaciones arqueológicas realizadas en el edificio con motivo de su restauración para convertirlo en la sede y dependencias del Museo Arqueológico e Historia de Elche (MAHE), han demostrado que la primera altura de la torre está construida con encofrado de mortero de cal, tierra y cantos extraidos del cauce del río, de cronología almorávide-mardanisí (finales del siglo XI-finales del siglo XII) y contaba junto a ella con un patín o estructura de planta cuadrada que constituía el soporte para una escalera que facilitaba el ingreso, en altura, al interior de la torre (López Seguí, 2004). Las dos alturas superiores están fabricadas en mampostería con sillería encadenada en las esquinas y rematada con una corsera ciega presidida por cuatro ladroneras en cada una de sus caras, que tienen una clara cronología feudal.

 Los intensos trabajos realizados en el año 2.005 para su restauración revelaron que el alcázar nunca existió en época islámica, sino que su construcción forma parte de las reformas emprendidas después de la toma aragonesa de la ciudad entre los años 1.296 y 1.306, construyendo un gran edificio que sirviera de residencia señorial permanente, dotada de un foso circundante, valiéndose de las estructuras existentes de época taifal (siglo XI), almorávide-mardanisí (siglo XII) y almohade (primera mitad del siglo XIII),que se encontraban en el extremo noroeste de la muralla islámica de la ciudad, recreciendo la torre del homenaje y cerrándolas con los lienzo, la Torre del Duque y los cubos circulares (López Seguí, 2004).

 Además, las primeras menciones al alcázar que aparecen en la documentación escrita se producen en el año 1.401, señalándose en 1.472 que las mejores defensas de la ciudad las formaban “la Calaforra i l´alcácer” (Ramos Folqués, 1970). Una prueba más de esta circunstancia es que la puerta de acceso al interior del alcázar , con un arco de medio punto de sillería, se encuentra en el frente levantado en época cristiana, seguramente a finales del siglo XV, bajo el dominio de Gutierre de Cárdenas (Azuar Ruiz, 1995), ya que la monumental Puerta del Río, descubierta en las excavaciones y con una cronología almorávide-mardasaní, sirve de ingreso a la ciudad desde el cauce pero es colmatada y cerrada a finales de la época medieval (López Seguí, 2004).

 Con estas reformas, los Cárdenas disponen de un edificio donde reside el poder señorial hasta el año 1.780, cuando el alcázar es comprado por el Conde de Altamira, quien adosó al lienzo original una casa señorial de dos plantas, que actualmente conforma su fachada sur y que, junto a la Torre del Homenaje, acabó convirtiéndose en las dependencias de la prisión de la ciudad hasta el año 1.915. Entonces su uso se multiplica al ser adquirido por un industrial local, quien construyó una fábrica textil en el Patio de Armas del alcázar, que funcionó hasta finales de los años 60 del siglo XX. Tras ser expropiado por el Ayuntamiento, en los años 70 del pasado siglo se llevó a cabo un primera restauración del edificio, incluidas las dependencias de la antigua fábrica, que una vez recuperadas se destinaron a albergar el Museo Arqueológico Municipal “Alejandro Ramos Folqués”, y desde el año 2.006, rehabilitado, ampliado y convertido en el actual MAHE, siendo un punto de referencia monumental y vital imprescindible para la ciudad de Elche.

 Presenta una planta poligonal irregular, tendente a rectangular. Los lienzos Este y Oeste tienen una marcada  dirección Norte-Sur, con un punto de inflexión que coincide con una torreta o garitón.

 El lienzo más regular es el del Oeste y presenta un trazado de 32 metros, a los que se añaden los 9 metros correspondientes a la Torre del Homenaje. La parte Sur tiene 41 metros y en él se encuentran representadas las tres fases constructivas del edificio. El lado Norte tiene 47 metros, siendo el lado Este , con 51 metros, el más largo de la fortaleza, que presenta un quiebro coincidiendo con la llamada Torre del Duque. Su superficie aproximada es de 2.200 metros cuadrados.


La Torre del Homenaje

 El edificio se encuentra defendido por tres torres circulares que ocupan los ángulos principales de la construcción, salvo al SO., en el que sólo se observa una garita en la culminación de la muralla. La torre situada al SE. fue desmontada para la construcción del Puente de Altamira, que enlaza la fortaleza con el lado Oeste de la ciudad salvando el Rio Vinalopó.

 El elemento más significativo es la Torre del Homenaje, en el flanco Sur. Presenta planta rectangular, de 14 x 12 m., y una altura de 23 m. El primero de sus pisos conserva la fábrica de tapial original, y los dos restantes son de mampostería, con esquinas reforzadas por sillería y rematada superiormente por una corsera. La otra torre del alcázar conservada es la del Duque, que en la actualidad forma parte del Museo Arqueológico.


Esquina de la muralla con un garitón

 La puerta de entrada, construida por los Cárdenas, se encuentra en el lienzo sur y se emplea actualmente como puerta auxiliar del Museo. El pasillo de entrada está formado por un arco de medio punto de sillería, pero la puerta original no es visible desde el exterior de la fortaleza, pues en el siglo XVIII se construyó una fachada nueva entre la Torre del Homenaje y la torre del ángulo SE.


Maqueta del palacio original en el interior del Castillo

 El palacio conserva dos torres islámicas (Duque y Homenaje) y restos de muros islámicos calicostrados y de mortero de cal. En el ángulo NO. se  encontraba la conocida Torre Peña, de la que hoy no quedan vestigios.

 Las reformas de la familia Cárdenas tuvieron que ser de envergadura, pues prácticamente construyeron un edificio nuevo, derruyendo los vestigios islámicos que estaban en mal estado, recreciendo la Torre del Homenaje y envolviendo por el exterior los lienzos islámicos. Las excavaciones han sacado a la luz que por debajo de la fortaleza pasaba la Acequia Mayor construida por los árabes y que alimentaba las necesidades del castillo.

 Todo ello hace pensar en que inicialmente existiría un alcázar islámico que serviría como residencia del poder árabe en la zona y que sería el elemento defensivo de la ciudad hasta la Reconquista.

Vista de la entrada al aljibe almohade

Galería  fotográfica:

Otra vista del castillo-palacio

El castillo desde la avenida del Parque Municipal

Vista nocturna con el Castillo-Palacio iluminado

















Visita del 21-01-19







No hay comentarios:

Publicar un comentario