Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo G. Rico. Presidente Asociación "Amigos del Castillo de Elda"

Elda, Septiembre de 2.013

viernes, 6 de septiembre de 2013

Castillo de Pedra (Sax) CA-010



Localización:

 El Castillo de Sax, también denominado Castillo de Piedra (o Pedra), se encuentra emplazado sobre un espolón rocoso que se yergue sobre las tierras llanas que rodean la localidad de Sax, villa del Alt Vinalopó. Su altura alcanza los 500 m. sobre el nivel del mar y presenta una planta alargada dispuesta de Este a Oeste y adaptada a la masa rocosa.

 Para acceder a él hay que llegar hasta Sax en la Autovía Alicante-Madrid y tomar la salida hacia la ciudad en la rotonda hecha al efecto. A unos 700 metros estaremos bajo la imponente fortaleza. Un poco más arriba de encuentra la puerta de entrada al recinto, pero si deseamos su visita al interior deberemos pedir antes permiso en el Excmo. Ayuntamiento de la localidad.


Localización en Google Maps

Vista del Castillo de Pedra en Google

Situación en el mapa topográfico

Horarios de visitas:

De 11:00 a 12:00 h, en Otoño-Invierno y de 10:30 a 11:30 h en Primav.-verano  
Presentarse en la puerta de entrada a la fortaleza solo el domingo.


Historia:  



Plano general del Castillo de Sax 

 El Castillo de Sax es una de las tres grandes fortalezas de la comarca, junto a las de Villena y Biar , que jalonan el curso alto del río Vinalopó. Sus orígenes, como Biar y la atalaya de Villena, se remontan a finales del siglo XII, cuando el califa Yusuf Al Mucín licenció a parte de sus tropas para que se asentaran en estas tierras con sus familias, ya que estaban poco pobladas y, por tanto, mal defendidas ante los ataques cristianos.

 Se conformó así una línea defensiva de fortalezas de planta poligonal y cubos en saliente, que contaban también con una gran torre cuadrada en el interior, a la que se denomina Torre del Homenaje, utilizable como último baluarte defensivo.

 No fue hasta principios del siglo XIII cuando se narra el primer intento de reconquista a los musulmanes de esta fortaleza. Un grupo de caballeros, entre los que se encontraban Ramón Folch, Rodrigo de Lizana, Artal de Alagón y el infante Fernando, partieron a principios de 1.239 desde Valencia, acompañados de numerosa tropa, llegando hasta Villena con la intención de conquistar la fortaleza. La resistencia musulmana fue notable y tuvieron que desistir de su empeño. Lo intentaron después en Biar y en los primeros lances de la batalla resultó muerto el noble Artal de Aragón, quien era el que más conocía la región. Ante esta fatalidad, resolvieron retirarse definitivamente a Valencia.

 Meses después, una segunda expedición comandada por el Comendador de Alzañiz y diversos caballeros de la Orden de Calatrava, ayudados por almogávares, consiguieron conquistar los castillos de Villena y Sax y por orden de Jaime I fueron encomendados a la Orden de Calatrava y adhesionados  al reino de Castilla en el Tratado de Almizra.

 Durante la Guerra de los Dos Pedros, hubo un hecho importante para la localidad, ya que las tropas de Pedro el Ceremonioso establecieron su campamento a los pies del castillo en la acción encaminada a la defensa de Orihuela. Posteriormente, en el año 1.480 fue incorporado a la corona por los Reyes Católicos, Isabel y Fernando.

Durante la Guerra de Sucesión, la población se declaró partidaria de la causa borbónica. No obstante, a mediados de 1.707, las tropas del archiduque Carlos ocuparon la villa en preparación de la famosa Batalla de Almansa que se libraría poco tiempo después. El castillo no caería en manos austríacas, ya que en él se habían refugiado partidarios del rey Felipe V que huían de otros puntos de la región. Por esta acción, el rey le otorgaría a la ciudad el título de Muy Noble y Leal.


Otra bonita panorámica del Castillo de Sax, con sus murallas


Escudo de la ciudad de Sax

Estado actual:


Puerta de acceso a la fortaleza

 El Castillo de Pedra es una fortificación en la que, a pesar de su estrechez debida a la orografía en la que se instala, se pueden distinguir tres recintos: uno inferior, otro superior y el espacio exterior que le sirve de comunicación con la población sajeña.

 El recinto inferior es un espacio de planta poligonal abierta, donde reside una construcción avanzada de planta triangular denominada el Espolón del Buey, así conocida por su cercanía a una formación caliza conocida en Sax por ese nombre. En la cara oeste se encuentra el ingreso a la fortaleza, reintegrado en las intervenciones restauratorias de los años 60 y 70 del siglo XX, con un sencillo sistema de acceso directo flanqueado por dos cubos de planta semicircular dispuestos a ambos lados a modo de barbacana. Su fábrica es de mampostería con un arco de medio punto sin dovelas y una crestería de merlones y almenas de mampostería concertada, dotada de un parapeto corto y un adarve.

 La datación de este sistema de ingreso podemos situarla en el siglo XV, dentro del periodo de reformas iniciadas por Juan Fernández Pacheco y Téllez Girón cuando toma posesión del Marquesado de Villena (1419-1474) con vistas a poner a punto las defensas castrales en todo su territorio. En el interior del recinto se encuentra el aljibe inferior, una estructura para la captación de agua, de planta rectangular que podemos fechar en los siglos XIV-XV (Azuar Ruiz, 1981). Las excavaciones de José Luis Simón García en los años 1.998 y 1.999 documentaron varios paramentos con fábrica de tapial sobre basamento de mampostería, generando un espacio de habitación de 4,20 metros de largo por 2,10 metros de anchura, al cual se accede por un vano de 0,60 metros de luz que fue fechada entre el final del siglo XII y la primera mitad del XIII, lo que claramente le otorga una datación almohade a su construcción.

 El recinto superior está dominado por la extraordinaria Torre Maestra, situada en el extremo oeste, una edificación de planta rectangular y fábrica de mampostería encintada en mortero de cal en el que se le incrustan fragmentos circulares de hierro que en su día debieron brillar con la luz, y sillería encadenada en las esquinas, con 20,55 metros de altura, mientras que en sus lados se han calculado en 9,55 metros el corto y 13,20 metros el largo (Simón García, 2001). Aunque su origen fue atribuido a la época islámica, su cronología bajomedieval resulta incuestionable. Su interior está repartido en tres alturas, disponiendo en la planta baja su sistema de ingreso, a modo de torre-portal dotada de un estrecho pasillo que mide entre 1,54 metros y 1,75 metros de anchura, habitual en las fortificaciones medievales valencianas, pero único en el Valle del Vinalopó (Sanchez Signes,2012). En la planta baja arranca el primer tramo de escalera de sillería en la que aparecen diversos grafitti, que acaba en una reducida sala de planta cuadrada cubierta con una bóveda de plementería de sillarejo. La primera planta está dotada de tres aperturas orientadas al sur, al este y al oeste con función de iluminación, control y defensa, y está cubierta por una bóveda similar a la inferior. La tercera y última planta es la plataforma exterior con un remate con parapeto y crestería de almenas y merlones.

 El recinto superior cuenta con una explanada donde se encuentra un segundo aljibe, que ayudaría a un funcionamiento autónomo del recinto superior. Cerca de él se encuentra un bastión de planta semicircular de mampostería aparejada con mortero de cal, contando con un escudo de armas de la familia Pacheco (Azuar Ruiz,1981). En el sector este del recinto superior se encuentra una torre construida con fábrica de tapial calicastrado con un grosor de muros de 1,60 metros, con altura original que alcanzaría los 16,30 metros y tres alturas. Es, sin duda, la original torre de época almohade, como lo demuestra su tipo constructivo, siendo fácilmente visibles los mechinales del encofrado del tapial árabe del que fue construida. Por último queda el recinto exterior, un extenso espacio extramuros, donde se han localizado una serie de escalones talados en la roca caliza, formando un tramo de escalera que se conserva en buen estado y que podría estar vinculada con algún tipo de estructura o cercado avanzado y exento, a modo de almenara, para vigilar el posible acceso por el frente oeste (Sánchez y Signes,2012).

 El estado general de la fortaleza es bueno a raíz de un adecuado proceso de restauración en el que intervinieron diversos estamentos locales y provinciales, con la ayuda de la Dirección General del Patrimonio del Estado Español.

Lienzos de muralla

Torre almohade antes de su reconstrucción

Torre almohade tras su reconstrucción

Muralla Este y Torre del Homenaje

Interior de la torre medieval

Galería fotográfica:


Vista aérea del Castillo de Sax

Otra bonita fotografía del castillo

Vista nocturna con el castillo iluminado





























Visita efectuada el 25-03-18:

 Tras la construcción del acceso a la fortaleza que se ha realizado desde la Ermita de San Blas, en el casco urbano de la población, mediante una escalera metálica que se eleva en el risco donde está situado el castillo hasta su entrada, efectuamos una visita al mismo para comprobar dicho acceso y visitar de nuevo la fortaleza. 





























No hay comentarios:

Publicar un comentario