Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

viernes, 6 de septiembre de 2013

Castillo de Pedra (Sax, Alicante) CA-010



Localización:

 El Castillo de Sax, también denominado Castillo de Piedra, se encuentra emplazado sobre un espolón rocoso que se yergue sobre las tierras llanas que rodean la localidad de Sax, villa del Alt Vinalopó. Su altura alcanza los 500 m. sobre el nivel del mar y presenta una planta alargada dispuesta de Este a Oeste y adaptada a la masa rocosa.

 Para acceder a él hay que llegar hasta Sax en la Autovía Alicante-Madrid y tomar la salida hacia la ciudad en la rotonda hecha al efecto. A unos 700 metros estaremos bajo la imponente fortaleza. Un poco más arriba de encuentra la puerta de entrada al recinto, pero si deseamos su visita al interior deberemos pedir antes permiso en el Excmo. Ayuntamiento de la localidad.

Localización en Google Maps

Situación en el mapa topográfico

Horarios de visitas:

Domingos: de 11:00 a 12:00 h, en Otoño-Invierno y de 10:30 a 11:30 h en Primavera-Verano
Para otros dias, solicitar la llave en la comisaria de policia local,previo deposito del DNI.


Historia:  


Plano general del Castillo de Sax 

El Castillo de Sax es una de las tres grandes fortalezas de la comarca, junto a las de Villena y Biar , que jalonan el curso alto del río Vinalopó. Sus orígenes, como Biar y la atalaya de Villena, se remontan a finales del siglo XII, cuando el califa Yusuf Al Mucín licenció a parte de sus tropas para que se asentaran en estas tierras con sus familias, ya que estaban poco pobladas y, por tanto, mal defendidas ante los ataques cristianos.

 Se conformó así una línea defensiva de fortalezas de planta poligonal y cubos en saliente, que contaban también con una gran torre cuadrada en el interior, a la que se denomina Torre del Homenaje, utilizable como último baluarte defensivo.

 No fue hasta principios del siglo XIII cuando se narra el primer intento de reconquista a los musulmanes de esta fortaleza. Un grupo de caballeros, entre los que se encontraban Ramón Folch, Rodrigo de Lizana, Artal de Alagón y el infante Fernando, partieron a principios de 1.239 desde Valencia, acompañados de numerosa tropa, llegando hasta Villena con la intención de conquistar la fortaleza. La resistencia musulmana fue notable y tuvieron que desistir de su empeño. Lo intentaron después en Biar y en los primeros lances de la batalla resultó muerto el noble Artal de Aragón, quien era el que más conocía la región. Ante esta fatalidad, resolvieron retirarse definitivamente a Valencia.

 Meses después, una segunda expedición comandada por el Comendador de Alzañiz y diversos caballeros de la Orden de Calatrava, ayudados por almogávares, consiguieron conquistar los castillos de Villena y Sax y por orden de Jaime I fueron encomendados a la Orden de Calatrava y adhesionados  al reino de Castilla en el Tratado de Almizra.

 Durante la Guerra de los Dos Pedros, hubo un hecho importante para la localidad, ya que las tropas de Pedro el Ceremonioso establecieron su campamento a los pies del castillo en la acción encaminada a la defensa de Orihuela. Posteriormente, en el año 1.480 fue incorporado a la corona por los Reyes Católicos, Isabel y Fernando.

Durante la Guerra de Sucesión, la población se declaró partidaria de la causa borbónica. No obstante, a mediados de 1.707, las tropas del archiduque Carlos ocuparon la villa en preparación de la famosa Batalla de Almansa que se libraría poco tiempo después. El castillo no caería en manos austríacas, ya que en él se habían refugiado partidarios del rey Felipe V que huían de otros puntos de la región. Por esta acción, el rey le otorgaría a la ciudad el título de Muy Noble y Leal.


Otra bonita panorámica del Castillo de Sax, con sus murallas

Escudo de la ciudad de Sax

Estado actual:

Puerta de acceso a la fortaleza


El estado general de la fortaleza es bueno a raíz de un adecuado proceso de restauración en el que intervinieron diversos estamentos locales y provinciales, con la ayuda de la Dirección General del Patrimonio del Estado Español.

 En su alargado trazado  se distinguen dos recintos: El inferior u occidental, muy deteriorado y del que se conserva una estructura en planta triangular que enlazaría en su día con el adarve de la puerta y la muralla con almenas y adarve, realizada en mampostería con mortero y cal. En este recinto se emplaza tanto la puerta de acceso al castillo, dispuesta entre dos cubos semicirculares, como una cisterna abovedada, adosada al interior del tramo de muralla que cierra el espacio.

Lienzos de muralla


 El otro, es el recinto superior u oriental, que posee una planta rectangular delimitada por dos torres cuadrangulares, de distinta fábrica y origen. La más oriental, de menor tamaño, presenta fábrica de tapial, conservándose de ella una sola planta. Éste es el único resto conservado del antiguo castillo islámico, datado a finales del siglo XII. La otra, en la parte occidental, es la más alta y se trata de la Torre del Homenaje. Tiene tres plantas de sillería encadenada a las esquinas y rellena de sillarejo, defendiendo el acceso al recinto fortificado con una puerta de medio punto en sillería situada en la cara Oeste. El interior contiene una escalera con bóveda escalonada de arcos apuntados que da acceso a las dos estancias superpuestas.

Muralla Este y Torre del Homenaje


 Ambas torres quedan enlazadas por medio de paños de muro de mampostería terminados en almenas con adarve y sin defensas aparentes para el uso de artillería. Esto confirma que su origen puede datar en el siglo XIV, lo que también queda matizado por la presencia del escudo de armas de Juan Pacheco, primer marqués de Villena, en el paramento semicircular existente entre ambas torres, al igual que se nota la presencia de sus armas nobiliarias en Villena, Jumilla, Almansa, Chinchilla y Belmonte, todos bajo su señorío.

Interior torre pequeña


 En 1.592, Felipe II ordenó hacer obras de mejora en todas las fortalezas castellanas, y entre ellas se contó con el Castillo de Piedra, que a raíz de esta orden real vio remozadas sus instalaciones.



Galería fotográfica:

Vista aérea del Castillo de Sax

Otra bonita fotografía del castillo

Vista nocturna con el castillo iluminado



























No hay comentarios:

Publicar un comentario