Información General

Este Blog va dedicado a todos los amantes de la Arqueología y Castellología alicantinas, y en especial a todos los alicantinos, para que aprecien y disfruten de nuestro Patrimonio Histórico y Cultural, que es mucho.

En él no sólo podrán ver los castillos, fortalezas y torres propiamente dichos, sino que nuestro catálogo de Castillos de Alicante incluye todas las fortificaciones de carácter militar y/o defensivo, a través de la Historia de Alicante, desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Si es de vuestro agrado, nos sentimos contentos y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Gracias por vuestra visita...

Ximo García Rico

Elda, Septiembre de 2.013

lunes, 16 de septiembre de 2013

Castillo de San Fernando (Alicante) CA-009


Localización:

El Castillo de San Fernando se encuentra ubicado en la misma ciudad de Alicante, no muy lejos del aún más conocido Castillo de Santa Bárbara, verdadero emblema de la ciudad de Lucentum. Su emplazamiento está en  una loma que domina la ciudad y que recibe el nombre de El Tossal.

Localización en Google Maps


 Se encuentra en la parte alta de la ciudad, y a él se accede por una calle, que al final de la Avda. de Benito Pérez Galdós, a los pies del Instituto Jorge Juan de Alicante nos lleva directamente a sus puertas. Se encuentra debidamente señalizado en el  centro de la ciudad, y como referencia os diremos que hay que tomar la dirección Norte de la famosa Plaza de los Luceros de la capital provincial.

Localización en el mapa topográfico


Historia:

 La construcción del Castillo de San Fernando es muy posterior al de Santa Bárbara. De hecho, se edificó muchas años después para completar la línea de defensa de la ciudad que hasta ese momento sólo estaba representada por el Castillo de Santa Bárbara.

 Debido a la Guerra de la Independencia y de un estudio encargado al ingeniero Pablo Ordovás, la Junta de la Guerra decidió, en 1.809, que se amurallase el monte Tossal y el cerro de San Francisco cercano. Todo ello en aras de impedir un hipotético desembarco francés en la ensenada o un ataque por el flanco Oeste, lo que hoy corresponde al barrio alicantino de San Blas.

 La fortificación se finalizó en el año 1.812 y se realizó mediante el concurso de toda la población de Alicante, dirigiendo los trabajos el mismo ingeniero militar Pablo Ordovás.
 Recibió el nombre de San Fernando en honor al rey Fernando VII, y es un perfecto y bien conservado ejemplo de fuerte fusilero, de los que eran habituales en el siglo XIX.

Otra vista del castillo


 Su estructura está formada por un gran torreón central, rodeado de murallas abaluartadas en sus esquinas., con todos los elementos propios de las fortificaciones creadas para el tiro y defensa en el uso del fuego artillero, contando, además, con un foso, que daba paso a la entrada de la fortificación por la Puerta de los Leones mediante un antiguo paso levadizo.

 Para el caso de posibles asedios, la fortaleza contaba con dos grandes aljibes para el abastecimiento de agua a sus moradores para un largo tiempo.



Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:

El Castillo de San Fernando, al igual que ocurre con el caso del de Santa Bárbara, es un perfecto ejemplo de arquitectura militar restaurada y bien conservada, si bien es cierto que sus avatares bélicos e históricos son muchísimo menos densosº que el de aquél.

 La rapidez con que se construyó la fortaleza hizo que a los pocos años el baluarte principal se agrietara y por ello, quedase en desuso.

 Su planta es como la de una flecha en dirección Norte, cuyo extremo Sur lo forma el gran baluarte circular a modo de gran plataforma sobre la ciudad, con una altura considerable que se eleva sobre la rampa de acceso, que se extiende en su flanco de levante con puertas con pilastras acabadas en leones sedentes y foso, terminada en el año 1.812.

 El remate norte de la fortificación es un gran revellín separado del conjunto por un impresionante foso que lo rodea. Este exquisito ejemplo de arquitectura militar neoclásica de principios del siglo XIX, es hoy un hermoso parque, que conservando su fisonomía original, está actualmente bien integrado en el ordenamiento urbano de Alicante y alterna los elementos arquitectónicos propios de la moderna ciudad con sus cuidados y bellos jardines, que invitan al recogimiento y al paseo por este pedazo de la historia de Alicante.

 Su planta es de forma irregular, pese a la presencia de varios baluartes en punta. Sus dependencias quedan dispuestas en varias plataformas que descienden por la ladera de Levante.

 Las fábricas son de muros de mampostería irregular, trabada con mortero de cal y arena. Las esquinas y parte de los antepechos del remate situado por encima del bordón, presentan fábricas de ladrillo macizo.

 Un potente torreón de forma troncocónica resulta ser la forma plástica que lo caracteriza. En realidad es una pieza que rodea una parte del monte sobre el que se ubica el fuerte, puesto que no está hueco.

 Está construido en sillería hasta la mitad de su altura, y sillarejo y mampostería la mitad superior. Existe un amplio y profundo foso seco, situado en el lado norte, que separa el recinto principal de las antedefensas.


 Galería fotográfica:













  



























No hay comentarios:

Publicar un comentario